Mostrando entradas con la etiqueta trabajo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta trabajo. Mostrar todas las entradas

ADICTOS AL TRABAJO

· El trabajo como adicción

· Ventajas

· Desventajas

· Consecuencias

· Consejo de la mano de Oc

México D.F. 5 de Agosto del 2009.- Una forma muy atractiva de adquirir diversas satisfacciones son las adicciones, hay de todo tipo y para todos, una de ellas es el trabajo, así es, esta actividad que algunos aman tanto y otros pues simplemente la ven como una etapa pasajera de su vida, un viaje a lo desconocido del que pronto saldrán. Pero para estos incautos se les recomienda percatarse de la realidad en la que pocos aceptan vivir, pues más que etapa involucra una forma de vida.

Al envolverse y estar conciente de lo que significa el trabajo, corres el riesgo de sobrevalorar la idea que vas construyendo en tu mente sobre la idealización de una especie de profesionista perfecto, el máximo y más grande diseñador, médico, ingeniero y lo que sea que seas, para no extenderme con el sinnúmero de carreras que actualmente existen, más ahora con tantas nuevas profesiones, algunas que ni si quiera valdría la pena mencionar. Al introducirte en una constante mejora de tu desarrollo profesional, convirtiendo ese ideal en una necesidad fundamental, única e ineludible para sentirte valorado por ti y en muchas ocasiones por los demás, que resulta peor aún.

Al comenzar en esta carrera por el profesionista perfecto, hay notorias satisfacciones, comienzas a destacar, te notan en tu trabajo, te llegan a ascender, en ocasiones tienes más pega, al menos ahora ya te ven, y tienes más oportunidades de adquirir rápidamente un puesto mucho mejor, que a su vez, involucra mejor salario, en ocasiones más prestaciones y en general un mayor nivel; ya no eres el fracasado del cubículo junto al baño, ahora eres todo un exitoso profesionista.

Muchas son las ventajas que tiene esta adicción, muchos la padecen pero tiene su contraparte y se ve reflejado en el ámbito personal, es inusual que se mantenga una relación de pareja, de por sí las amistades se ven descuidadas y la familia llega a pasar a segundo término, casos extremos se ven afectados en el trastorno alimenticio pues hay dos tipos de desarrollo profesional las áreas involucradas con el entrenamiento físico y las demás que requieren de un esfuerzo intelectual mayor, ambas padecen de un desgaste emocional y ambas pueden llegar a situaciones en las que nadie quisiera estar involucrados.

Bailarines que descuidan su alimentación y sobreexplotan sus capacidades, ingenieros que descuidan su persona y la familia, abogados que carecen de pelo y no por herencia pero si por estrés, operaciones a temprana edad, depresiones por las que es difícil pasar, pero necesarias de superar para continuar, lo malo es que se vuelven crónicas. La mayoría se da cuenta de que al final se obtuvo un éxito personal pero solo uno de los muchos que enriquecen nuestra vida.

Valora y define tus metas lo ideal es equilibrar e ir constante en diferentes aspectos personales, retos, metas y cumplir los objetivos, es correcto que hay más tiempo que vida, pero a este primero hay que saberlo distribuir, para que al final tengas un crecimiento en todas las áreas sin descuidar unas por otras.

Octavio Zamitiz

- Reportero

EDITORIAL: TRABAJANDO DURO O DURANDO EN EL TRABAJO


Con el objetivo de plantear, analizar, comentar y criticar situaciones y temas de manera objetiva que competen (o deberían de) a la mayoría de los estudiantes de nivel universitario en México se da inicio a este blog, que pretende generar un conocimiento útil para aquellos que se interesen en mejorar su condición mental.

Para aquellos ajenos a la palabra o al fenómeno de la praxis, ésta es el resultado de cuando un conocimiento teórico se convierte en una experiencia, de esta manera, éste conocimiento quedará permanentemente grabado en nuestra memoria.

En esta entrega se hablará sobre las particularidade
s de estudiar y trabajar, como sus ventajas y desventajas, experiencias laborales, casos de esclavitud disfrazados de servicio social, los apoyos e incentivos económicos, etc.

El trabajo durante la universidad puede perseguir diferentes fines como el financiamiento de una carrera, la búsqueda de una independencia económica, o simplemente satisfacer una inquietud personal.

Parte del desarrollo profesional de un estudiante es poner en práctica aquellos conocimientos que se van adquiriendo a lo largo de la carrera, sin embargo, es un hecho que el estudiar y trabajar requiere de un esfuerzo mayor en el manejo de tiempos, sacrificar algunas horas de sueño en función de cumplir con ambos compromisos y mantener un equilibrio entre el trabajo y la escuela.

Aunque el trabajo es un tema común en el ambiente universitario, no todos los estudiantes se ocupan en alguna actividad laboral fija, algunos optan por una manera más independiente de trabajo como el freelance y otros deciden dedicarse por completo al estudio.

A pesar de que ejercer una actividad laboral durante la etapa universitaria es una experiencia positiva y se convierte en una excelente carta de presentación a la hora de buscar empleo al terminar la carrera, es preciso definir nuestras prioridades.

Es común que al comenzar a percibir mayores ingresos se sobreponga el desempeño en el trabajo sobre el de la escuela, dejando de lado el aprendizaje, precisamente el motivo por el cual estudiamos una carrera.


Juan José González
-Director General

EL TRABAJO IDEAL


Y las pruebas que confirman su existencia.
¿De verdad existe?
Sueños guajiros del empleado promedio
El trabajo ideal del mexicano.

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Actualmente los empleos son escasos, son monótonos pero mucho peor, no son los que esperamos. Encontrar el trabajo ideal en México es cuestión de perseverancia, ingenio y valentía. ¿Existe? Muchos podrían jurar que sí, a pesar de muchos mexicanos que tratan constantemente de luchar contra la corriente. La verdad es que el mexicano sueña y vive tratando de encontrarlo, algunos aún perdidos en el espacio laboral.

¿De verdad existe?

“México lindo y querido, si muero lejos de ti…” A decir de los expertos, la situación laboral para los chavos en México se deteriora poco a poco. La idea de “El Trabajo Ideal” se desvanece día con día, pues no se trata simplemente de elegir el empleo que cumpla nuestras necesidades económicas y personales. Esto ha cambiado a simplemente encontrar trabajo.

Nuestros queridos amigos de Monster.com se dieron a la tarea de realizar un estudio mundial en torno a la percepción de la gente respecto a “su trabajo ideal”, en éste estudio, para analizar si de verdad existe o no el trabajo ideal, se encuestaron a más de 50.000 personas en todo el mundo. Esto nos arroja datos tan interesantes como bizarros, con unos alemanes escépticos diciéndonos que la idea del trabajo perfecto no existe por parte de un 30% de encuestados en Alemania; unos españoles disgustados, pues casi el 80% de los encuestados reclaman no ser felices con su trabajo. Pero no, no se preocupen, no todo es pesimismo en el mundo, ya que en Italia el 70% de los encuestados dice estar en su puesto ideal. Junto con ellos, los más positivos son los húngaros, los holandeses y estadounidenses. ¿Por qué será?

México se encuentra con un muy claro descontento, pues solo el 3% cree que está en su trabajo ideal, y para seguir con las estadísticas y vernos menos pesimistas, el 77% cree que si existe. Sin embargo, esto nos demuestra también, que para el mexicano el trabajo ideal es una especie de fenómeno parecido a los OVNI’s o a los fantasmas: Nunca lo han visto, pero saben que está ahí… en alguna parte del mundo. Perdido en algún callejón.

Sueños guajiros del empleado mexicano

“Porque yo: no quiero trabajar, no quiero ir a estudiar, no me quiero casar…” Es irónico, hablando específicamente del tema del trabajo, que la gran mayoría de los mexicanos promedio tienen en mente como su trabajo ideal el no trabajar y recibir un pago a cambio.

Sin embargo, algunas mentecillas trabajadoras poseen el concepto de trabajo ideal como aquel que pueden desempeñar con gusto, la actividad que puede realizarse sin caer en lo aburrido y también ser recompensada. Haciendo referencia al gordo bigotón que mira a las bailarinas revoloteando en el tubo, mientras es el encargado de asear las mesas de todos aquellos que gastan dinero por ello. Al sastre que vive aún “dentro del closet” y puede toquetear sin razón los traseros de sus clientes. Al cadenero que demuestra su oculto y fanfarrón ser, creyéndose luchador sacando borrachos y mal vivientes de su sagrado lugar de trabajo. O al profesor que disfruta el conflicto que sostienen sus alumnos al discutir sobre sus actividades académicas y, demostrando aquel sentimiento, suelta una sonrisa malvada y burlona… eso sí, a pesar de ello demuestra su calidad. Todo depende del cristal con que se mire, diría mi abuelita.

El trabajo ideal mexicano

“A que le tiras cuando sueñas mexicano…” El trabajo ideal es una fantasía. No mayor a disfrazar a la vecina de caperucita roja, atrapar un extraterrestre o capturar de la mano de Carlos Trejo al fantasma de Chico Ché. El presidente del empleo muestra que, en efecto, se trata de un cambio para la funcionalidad del país. Presidente del empleo perdido, tal vez, 735 mil desempleados en 2009 hasta el momento, según las estadísticas, lo que nos hace pensar ¿Cuál sería el objetivo común de los estudiantes universitarios (y no tan universitarios): encontrar el trabajo ideal o simplemente encontrar trabajo?

Las condiciones para “Las promesas del futuro” en México se vuelven poco alentadoras. Hay demasiados egresados. Punto bueno. Pero desgraciadamente no existen empleos donde los jóvenes puedan ejercer su profesión, aumentando el ya gran número de taxistas, cajeros, meseros, taqueros y muchos “eros” más, que poco tienen que ver con el erotismo y en realidad se basan en la frustración.

Las condiciones económicas no son las ideales, tampoco las políticas y tampoco las culturales, para que en nuestro país se tenga, o por lo menos se vea a una persona con el trabajo ideal. Sin embargo, existen algunos cuantos que agotan y aprovechan todos los recursos a su alcance para poder sobresalir, pero usted y ellos, podrían asegurarme que en definitiva ése no es su trabajo ideal. La búsqueda puede ser tan larga como cada uno de nosotros elija. ¿Qué tan lejos estamos dispuestos, la mayoría de los mexicanos, a llegar por conseguir el trabajo ideal a pesar de que el entorno no lo permita? Es una pregunta que sólo cada uno puede resolver.

Juan Mendoza
-Reportero

BUSCANDO LA CHULETA

Vivimos tiempos en los que todo está cambiando, donde la inseguridad reina en las calles y sobre todo, donde no hay empleos. En la Ciudad de México, día a día salen miles de personas en busca de un empleo estable y bien pagado, con falsas esperanzas de que existe o que si existe, no hay vacante para el puesto o se necesita una gran palanca para entrar a la jugada por él.

Ya sabiendo lo que te espera y si aún así quieres salir a buscar empleo, lo primero que debes hacer es preparar un currículum, en el cual debes poner tus datos personales, estudios, empleos anteriores, metas y conocimientos; Y con este documento en mano sabrás con certeza que te gustaría hacer y que habilidades posees para el desarrollo de un trabajo. A partir de este punto podemos comenzar a segmentar las áreas laborales donde podrías tener éxito.

El Internet se ha convertido en un excelente buscador de empleos, donde podemos encontrar varias páginas con bolsas de trabajo como: www.occ.com.mx www.monster.com.mx www.templeo.com www.zonajobs.com.mx www.computrabajo.com.mx www.bolsamexicanadetrabajo.com, así como las que están disponibles gracias al gobierno como www.empleo.gob.mx y cada una de las bolsas de trabajo delegacionales y municipales.

Si no eres fan del Internet, siempre encontraras un buen suplemento de ofertas de empleos en los periódicos los días lunes, o las ferias de trabajo que las delegaciones promocionan cada 3 o 4 meses.
Si ya encontraste el trabajo que más te conviene y convence, es hora de fijar la entrevista, recuerda que habrán otras 10, 100 o incluso 1000 personas que pelearan por ese puesto, así que ir bien preparado y estar mejor preparado que los demás te otorgará una gran ventaja, pero los consejos para superar de forma exitosa una entrevista de trabajo los podrás leer más adelante.

Como te darás cuenta, no existe una fórmula mágica para buscar empleo, hay muchas herramientas de búsqueda pero la más importante es que estés convencido de que quieres conseguirlo, ya que siempre existirá la persona que sale a buscar empleo con ganas de no encontrarlo.

Trata de evitar aquellos anuncios o vacantes que te prometen mucho dinero por pocas horas o poco esfuerzo, recuerda que aquí en México no existe tal cosa, mucho menos en esta etapa de crisis laboral.

Algo muy importante que debes tener en cuenta, es que en el Internet o en los periódicos no están todas las ofertas disponibles, a veces tendrás que tocar puertas o buscar en la calle, o mejor aún, si de casualidad cuentas con algún conocido con influencias en cierta empresa, puedes pedirle una pequeña “ayudadita”, no está del todo bien pero en estos tiempos todo se vale.

No te desalientes en la búsqueda de empleo en México, porque empleos existen, mal pagados, muy laboriosos y demandantes sí, pero el que busca encuentra y al final del día lo que cuenta es tener un ingreso más en tu bolsillo y poder llevar la chuleta a casa.

Bryan Montes
-Reportero

EL DATO FRÍO


México D.F. 28 de Agosto del 2009. Los números del desempleo.

Estadísticas del Desempleo en México.
La crisis global.
Comparativos internacionales.
Condiciones laborales.

Cada uno de los datos presentados a continuación provienen del portal en línea del Instituto Nacional de Geografía Estadística: http://www.inegi.org.mx

Durante el segundo trimestre del presente año, la Población Económicamente Activa (PEA) del país se ubicó en 45.7 millones de personas, que representan el 58.1% de la población de 14 años y más.

En éste periodo, un total de 43.3 millones de personas se encontraban ocupadas, cantidad inferior en (-)522 mil personas respecto a las del trimestre comparable de 2008.

En el trimestre de referencia la población desocupada se situó en 2.4 millones de personas y la tasa de desocupación equivalente fue de 5.2 por ciento.

Si esto no ha logrado deprimirlos, permítanme decirles que el salario promedio de un mexicano es de 2.1 dólares por hora, mientras que el de un gringo es de diez, y el de un francés es de doce Euros, cifras correspondientes al último trimestre del año.

A pesar de que la presente crisis es la primera que se presenta de manera global, en otros países el número de empleos perdidos comparables al mismo trimestre de años anteriores no supera el 0.2%, mientras que en México las cifras hablan por sí solas.

El INEGI declara que la taza de desempleo en el mes de julio se situó en 6.12%, cuando se esperaba un menos alarmante 5.74%, y lo peor aún no llega ya que se pronostica que el desempleo tocará fondo a finales de año, aunque probablemente siga siendo uno de los niveles más bajos registrados en América Latina, incluso por debajo de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de acuerdo a la Secretaría del Trabajo.

Cabe destacar que las condiciones laborales en México dejan mucho que desear. En otros países creen que la base de la cultura y organización interna recae en que los niños estén bien educados y atendidos por sus padres, ya que están convencidos de que la desintegración familiar puede provocar que los jóvenes crezcan en un ambiente inadecuado, dando como resultado final problemas nacionales de drogadicción y delincuencia, por lo que les otorga a las madres un año con goce de sueldo para que se encarguen de inculcarles los primeros valores a sus retoños.

En México, eso solamente puede ser el sueño guajiro de muchas, ya que las madres mexicanas se hacen acreedoras a 42 valiosísimos días antes del parto y 42 días después del mismo y, si tienen la mala suerte de tener un hijo prematuro, sólo les quedan los últimos 42 días debido a que no son acumulables.

Con razón los índices de delincuencia y desempleo en nuestro país parecen crecer a la par.

La siguiente es una reflexión del Secretario del Trabajo y Previsión Social, fue publicada el 24 de enero del 2004 en el Periódico La Jornada.

"La explicación técnica (del desempleo) es que la automatización de los procesos, es decir, la tecnificación de los procesos manufactureros, está desplazando a las personas. No le demos muchas vueltas con explicaciones políticas, hay una científica y técnica, y es ésta".

¿Ustedes le creen?

Montserrat Alquicira
-Reportera

FREELANCE


¿Qué es el freelance?
¿Soy apto para serlo?
Situación actual para un freelance

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Entenderemos el freelance como una actividad no precisamente regulada de trabajo, las bondades de serlo radican en una comodidad respecto a tu vestimenta, la hora de entrada, y en general con tu completa disposición en cuanto a la organización de tiempos. Aunque todo esto resulta bastante tentativo, está su contraparte y nos muestra un panorama un tanto gris, pues al trabajar en esta modalidad careces de las prestaciones que un trabajo fijo te brinda como seguro medico, bonos, en ocasiones paga en forma de vales de despensa y 6 días de vacaciones que claramente compensan el arduo y duro trabajo por el cual estás comprometido los demás días laborales del año.

Para saber si eres una persona apta para este tipo de dinámica basta con revisar tu forma de vida, no se debe esperar tener éxito si usualmente no cumples con tus tareas en los tiempos determinados y mucho menos si de entrada no se es capaz de agendar o tener una lista de actividades que te ayuden a recordar situaciones, reuniones y eventos que no debes dejar pasar, otra de las características que te hacen un excelente prospecto pero para descartarte del freelance es el desorden en tu espacio de trabajo y el caos en general pues esto no te facilita las cosas a la hora de iniciarte en el rubro.
Entre tanta oferta laboral que nos envuelve y sobre todo con innumerables prestaciones se hace necesaria la incursión en este tipo de trabajo, pues si bien te has hecho de un empleo fijo, no está demás trabajar como freelance, existen personas que sólo trabajan así y gracias a su organización y contactos con buenos clientes se han logrado mantener y hacerse de un nombre , es decir, que ellos mismos propician que se hable de su trabajo ya sea por lo buenos que son o viceversa.

Lo que se busca es una buena imagen y la consecución de clientes que te armen tu cartera fija, muchos otros ven el freelance como un apoyo más y no como una forma de vida laboral única como tal, es decir, aparte de su trabajo fijo tienen trabajo extra que pueden organizar en el espacio que les queda libre de su empleo rutinario.

La mayoría de personas que se involucran con este modo de trabajo son usualmente diseñadores, ingenieros informáticos, periodistas, fotógrafos, gente relacionada con comunicación, creatividad, arte y en sí cualquier profesionista puede presentarse como freelance, una persona que trabaja de forma autónoma (aquí intervendrán las variables como el tiempo que ocuparás en el desarrollo del pedido y factores que variarán según el área en la que se desarrolle el profesionista) goza en ocasiones de un pago mayor al que se podría obtener trabajando fijo en una empresa, pero habrá ocasiones en las que el trabajo no haga acto de presencia en un largo o corto lapso.

El desarrollo en esta área implica una disciplina y constancia tanto en la búsqueda de clientes como en el empeño y compromiso a ti mismo, pues dependerá de ti tener o no trabajo, tener un horario que puedas acomodar no significará que te puedas dar el lujo de quedarte en casa esperando a que te lleguen los clientes, ser freelance involucra más que las comodidades especificadas, sino una verdadera oportunidad para desarrollarte personalmente en el ámbito laboral.

Octavio Zamitiz
-Reportero

CHAMBAS... EL BENEFICIO DE NO TRABAJAR


Trabajar o no trabajar en época de estudio
Escolaridad del país
Desempleo

México D.F. 28 de Agosto del 2009. La situación política y económica en la metrópolis mexicana cada día es peor, con una tasa de desempleo record de 6.12% entre los últimos 2 meses; datos proporcionados por el INEGI, los trabajadores son obligados a desempeñar labores en empleos inestables y desafortunadamente para los jóvenes universitarios, la necesidad de encontrar un empleo se vuelve más frecuente y el conseguirlo cada vez se vuelve más difícil.

El estudiar y trabajar a la par se ha venido haciendo una actividad muy común en la sociedad mexicana, la búsqueda de la muy solicitada experiencia laboral, requerida en la mayor parte de los empleos; obliga a trabajar por sueldos bajos o incluso sin remuneración; todo por la experiencia.
Llegar a la universidad en un país que tiene un promedio de escolaridad equivalente a poco más del segundo grado de secundaria, según del INEGI, es un logro, sin contar que por situaciones externas, algunos egresados desempeñan actividades en profesiones ajenas a las de ellos.

El cuestionarse si es bueno trabajar mientras se cursa la universidad es relativo; todo depende de cada quien. Una persona que trabaja (en su área de conocimiento), tiene la fortuna de ganar experiencia a futuro y además vincula el aprendizaje teórico de las aulas con la práctica profesional. En cambio, alguien que solo estudia, se dedica a su educación al 100% y tiene un tiempo libre para realizar otras actividades que complementen su formación.

Pocos son los estudiantes universitarios que no trabajan durante su periodo de educandos, debido a que tienen becas muy altas que sustenten sus gastos o tienen padres que los apoyan económicamente, ese tipo de “suerte”, por así decirlo, se debe de aprovechar al máximo y como esponja; absorber todos los conocimientos impartidos para tener un excelente aprendizaje teórico, esperando el día de ponerlo en práctica y remunerar a los padres por toda la ayuda que brindaron a sus hijos mientras estudiaban.
Por otra parte, el mercado laboral cada día es más exigente en cuestiones de papeles educativos, la necesidad de tener un título y un buen promedio (en algunos casos) es fundamental, aunado que ser bilingüe ya no es una opción sino una necesidad para desempeñar un buen trabajo.

El hecho que no trabajen los alumnos, es para que puedan aprovechar su tiempo libre de manera positiva, estudiando diferentes idiomas o que desarrollen capacidades deportivas o artísticas, que ayuden a su desempeño tanto laboral como personal. Aunque como en todas partes hay quienes tienen mucho tiempo de ocio y no se percatan de la oportunidad que están desperdiciando.

Por el contrario con aquellos que trabajan, el rendimiento académico no siempre es el óptimo y muchas veces no tienen el suficiente tiempo para otras actividades, esto no quiere decir que sea malo el trabajo en tu época de estudiante, por el contrario.

El trabajar o no trabajar mientras cursas tus estudios sirve de poco, cuando el constante endeudamiento del gobierno mexicano y la disminución de empleos, están a la orden del día, solo están logrando brindar un futuro incierto a los próximos empleados o desempleados del país, que sólo piensan en terminar sus carreras para conseguir empleos.

Miguel Contreras
–Reportero

TRABAJOS EVENTUALES

México D.F. 28 de Agosto del 2009. El día martes 13 de Enero del presente año, una hoja carta mal impresa, pegada en un teléfono de la calle Jerusalén esquina calle Dos en la Colonia Azcapotzalco, informa que se solicitan jóvenes de 20 a 30 años de edad, estudiantes, preferentemente sin experiencia, que vivan en la zona, para hacer actividades de oficina por medio tiempo con un sueldo semanal de $1,800.00 M.N., de carácter urgente. Se requiere únicamente de solicitud elaborada y un comprobante de domicilio.

Al llamar al teléfono y preguntar por la señora Nora Salazar, me pidieron que me presentase esa misma tarde a las 2 P.M. para una entrevista que se iba a realizar en la dirección Av. Azcapotzalco la Villa Numero 80 Edificio 3 Interior 1.

Al llegar había 5 personas más esperando ser entrevistadas, nos abrió una recepcionista llamada “Rosita”, misma que te daba una solicitud por si no tenías. El departamento se componía de tres escritorios en la sala principal, de los cuales sólo dos estaban ocupados, el primero por un hombre de nombre desconocido y el otro por “Rosita”.

No tardamos mucho esperando, cuando salió la Sra. Nora y nos pidió que pasáramos a una de las dos habitaciones, al entrar a la habitación, adornada por pósters de perfumes en las paredes, y un pizarrón blanco en medio de la pared, nos sentamos. La señora se paró enfrente y comenzó un discurso de media hora, en el que tocó temas de superación personal: “ Ser joven significa ser dueños de nuestra vida, de nuestro presente y estar dispuestos a desafiar nuestro porvenir; aceptar las circunstancias sin envidiar ni protestar; admitir la maravilla que somos y lanzarnos a conquistar nuestro propio destino”.

Al termino de su discurso nos pidió esperar un instante y llamó a “Rosita” para que estuviera a nuestro cuidado; Nora salió, entró Rosita y nos comentó: “Chavos este es un muy buen trabajo no dejen ir esta increíble oportunidad, porque en esta vida sólo hay una. La señora Nora es un poco desconfiada, y los tratara de poner a prueba, ustedes demuestren lo mejor”.

Uno a uno nos iba llamando, por mis apellidos fui el tercero en pasar a la oficina continua, donde Nora esperaba. Al pasar, me dijo: “cierra la puerta y siéntate, a ver hijo, dime cuál es tu meta en la vida; ¡estás dispuesto a sobresalir!, se nota en tu actitud y se ve tu capacidad; el trabajo consiste en ayudarme para un proyecto de televisión, pero para estar adentro necesitas hacerme creer en ti ¿estás de acuerdo?”, “Sí señora”, -respondí-; “bueno, sólo necesitas vender estos diez perfumes, de los cuales toda la utilidad será para ti, yo aquí no gano nada, sólo) necesito creer en ti- continúo- obviamente sólo déjame el importe de los 5 perfumes para saber que regresarás, porque hay muchos chavos que a veces vienen y se van como llegaron”-, ¿cuánto sería? pregunté, -la cantidad de 500 pesos, y tú los vas a vender en 350 cada uno-, mostrándomelos continuó,- “Tal ves ahora no tienes, o si lo tienes, perfecto, sólo pasa con Rosita para que firmes un papel, solo un protocolo, en el que anunciarás tu llegada a nuestro equipo.-Pero ¿si no traigo dinero?- argumenté, -no te preocupes vives cerca de aquí, ese fue un requisito, y lo confirmé con tu comprobante de domicilio, ve a tu casa y regresas, pero ve antes a firmar con Rosita, y muchas felicidades. Se despidió de mí y pidió que le hablara a Rosita.

Al salir, Rosita llamó a otro de los últimos dos que esperaban en la habitación de a lado. Rosita dijo “ya estas adentro felicidades ahora te doy tus perfumes y recibo tu pago. Como no traía esa cantidad y aparte no estaba en la disposición de otorgarla, Rosita insistió y llamó al joven que estaba sentado en uno de los tres escritorios y me dijo: “no te preocupes el te va a acompañar en nuestro carro de la empresa al banco o a tu casa, aquí nos preocupamos por ustedes-, -llévalo- ordenó, él enseguida salió y Rosita me pidió firmara la hoja que sólo tenía mi nombre y mi dirección escritos.

Me negué y dije que muchas gracias que regresaba después, al salir, claramente su actitud diplomática cambio por una actitud de molestia.

Dos semanas mas tarde regrese, la oficina había desaparecido, la puerta tenia un letrero con la leyenda “se renta”. Así es como podemos asegurar que hay miles de empleos que usan estas tácticas, rentar por una semana un espacio, juntar gente con la promesa de un buen empleo, armar platicas de optimismo, estafar con productos que están por muy debajo del precio, y por ultimo huir a otro lugar para operar con la misma logística. Estas empresas disfrutan la situación que impera en el país, y el punto angular que las lleva al éxito son el alto índice desempleo.

El académico José Luis de la Cruz, del Tecnológico de Monterrey, manifestó para el universal online, la tasa de desempleo en México podría aumentar para el 2010 a 3 millones de personas; por lo que será mejor investigar antes de ir a una entrevista de trabajo, si la supuesta empresa es seria.

Diego Javier Juárez López
-Reportero

EL APOYO EN LA UNIVERSIDAD PARA ALUMNOS QUE TRABAJAN

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Buscamos trabajo para ganar experiencia, no queremos monumentos, ni grandes reconocimientos, lo único que esperamos es que tanto profesores como directivos nos den su apoyo y no la espalda.

Cuando nos desarrollamos en una sociedad que cambia tan deprisa, es muy fácil quedarse atrás en un abrir y cerrar de ojos, y para evitarlo la escuela es una herramienta básica, pero, ¿qué sucede cuando se acerca el final de nuestros estudios universitarios y entonces nos enfrentamos a la imperiosa necesidad de levantar la mano en el mundo laboral?, a menos claro, que tengamos algún familiar, amigo, o conocido bien posicionado en una empresa y nos brinde la oportunidad a nosotros y no a otras personas que probablemente puedan estar mejor capacitados que nosotros para desarrollarse en ese puesto, debemos luchar con uñas y dientes para obtener tan preciada oportunidad, pero en fin , son cosas que pasan en esta vida, sin embargo, un acto importante es el apoyo que nuestra institución académica nos brinda ante tal situación; claro que el simple hecho de un cambio de horario nos permite una búsqueda más accesible para el mundo laboral, ya que la mayoría de los empleos de medio tiempo son en el turno matutino, claro que hay sus raras excepciones.

El supuesto apoyo que nos dan las universidades, únicamente se limita a mover el horario estudiantil ya que en cuanto encontramos una oportunidad y la tomamos, nos encontramos ahora con la sorpresa de que la aparente sensibilidad del plantel académico ante nuestra nueva situación es nula, ya que al parecer es cuando los profesores más se esfuerzan por encomendarnos tareas y trabajos que son cada vez más complejas y laboriosos ya requieren la implementación de mayor tiempo y esfuerzo para su realización, aunados a las responsabilidades intrínsecas del acontecer laboral cotidiano, esto sin importar el tipo de labor que desarrollemos, ya que cada una de estas actividades tiene un grado diferente de complejidad.

Pero como todo buen universitario, cuando sentimos que el agua nos ha llegado al cuello, y nos damos cuenta que las patadas de ahogado no han dado, dan ni darán resultado acudimos a nuestras atentas y honrosas autoridades en espera de que ellos, por estar en un puesto en el que “aparentemente” velan por nuestros intereses comprenderán y darán una solución viable y comprensiva a nuestras necesidades, sin embargo, es más cruel el enfrentarnos con una respuesta de amplia complejidad como lo es la pregunta “¿Y?” o el clásico “pues está bien ¿no?” y ni que decir del famoso “no eres el primero, ni el último que lo hace”, es ese momento en el que nos enfrentamos a un mundo maravilloso donde de forma autoritaria se nos obliga a realizar un cambio de horario, cambio que no se hace con las colegiaturas, y todas las repercusiones que esto conlleva en nuestra vida cotidiana, ya que para muchos de nosotros ese cambio básicamente viene a invertir nuestro horario totalmente. Y ni que decir de las asistencias a clase, cierto es que nosotros hemos sido los que elegimos venir a una universidad que tiene un funcionamiento bajo el denominado sistema cerrado y sabemos que nuestra asistencia en el salón de clases es fundamental para el aprovechamiento de la asignatura, aunque pareciera ser que debemos llegar a costa de cualquier cosa, aunque estemos retrasados por causa del trabajo.

A fin de cuentas, no estamos pidiendo que se nos construya un monumento en memoria de todos los estudiantes que trabajan ni que se nos rinda culto, estamos conscientes que no somos el primero ni el último alumno que también trabaja, lo único que estamos pidiendo es la comprensión de parte del profesorado, y citando a un viejo amigo, pedimos que “no dejen tareas estúpidas” y que comprendan el hecho de que habrá tareas que no podamos entrega y esas ocasiones que no podamos llegar a tal o cual clase, total, somos humanos y podemos equivocarnos e incluso cansarnos.

René Ramirez
-Reportero

APOYO DEL TRABAJO EN LA ESCUELA

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Entrevistamos a distintas personas, para que nos pudieran dar su opinión respecto a sus actividades laborales y estudiantiles, así dar una pequeña información respecto a como le ayudan en su trabajo.

Carmen Erika -. Estudiante de enfermería.

- ¿A que es lo que te dedicas actualmente?

- Estudio enfermería en la universidad panamericana.

- ¿Además de estudiar, ¿ realizas otra actividad?

- Sí, trabajo de enfermera en el Hospital Español

- ¿Por qué razón decidiste trabajar?

- La razón por la que decidí trabajar, es porque ayudo a mis padres a pagar mi colegiatura.

- ¿Tu trabajo interviene con tus actividades en la universidad, es decir en tu trabajo el horario es flexible para que puedas estudiar?

- Sí, claro, de hecho, solo trabajo los fines de semana, ya que el hospital realizó un acuerdo con la universidad para que nuestro trabajo no intervenga con nuestro horario de clases y de esa manera no faltar y presentarnos así como no tener un bajo desempeño académico.

- ¿Qué actividades realizas en tu trabajo y en qué te ayuda para tu profesión)?

- Realizo actividades de enfermera general, es decir, tomo signos vitales, llevo el cuidado general de paciente y cualquier cosa que éste pueda necesitar , lo cual me ayuda en mi profesión para saber como desenvolverme con el paciente y sus familiares, así como poner en practica los conocimientos que he aprendido en mi carrera.

- De acuerdo a esto, ¿crees que el hospital y la universidad les ha dado la facilidad para que puedan trabajar sin ninguna dificultad?

- De hecho por esta razón se realizó el acuerdo, muchas de las alumnas querían trabajar, sin que esto interviniera con los horarios de clases o con su desempeño en éstas. Lo cual es un gran apoyo para nosotras.

Jesús-. Estudiante de contabilidad

- ¿Qué carrera estás estudiando?

- Soy estudiante de contabilidad , me encuentro en sexto semestre en la Universidad Panamericana.

- Además de estudiar, ¿actualmente te encuentras trabajando?

- Sí, trabajo en un despacho contable medio tiempo.

- ¿Por qué decidiste trabajar?

- La razón por la que lo hago es porque es un requisito para la carrera, a partir de quinto semestre nuestro horario de clases se recorre en las tardes para que por las mañanas tengamos la oportunidad de trabajar.

- ¿No has tenido algún problema por el horario, es decir, te dan la facilidad de combinarlo con tus estudios?

- No, en lo absoluto, no tengo problemas con el horario, en el despacho donde me encuentro laborando respetan mi horario y son conscientes de que tengo que llegar a tiempo a la universidad lo cual es una gran ventaja.


Omar -. Estudiante de Ingeniería en Sistemas.

- ¿A qué te dedicas?

- Actualmente estudio la carrera de Ingeniería en Sistemas y trabajo en Cinemex.

- ¿Por qué razón trabajas?

- Trabajo para poder pagar mi carrera y cubrir algunos gastos personales

- ¿Cuánto tiempo llevas trabajando y qué funciones desempeñas?

- Llevo trabajando 2 años en Cinemex y me encuentro trabajando en el área de proyección.

- ¿Tu trabajo interfiere con tus horarios de clases, has tenido algún problema por esto?

- No, ningún problema, la ventaja de Cinemex es que te da la oportunidad de escoger tu horario, ya sea durante la mañana o la tarde y de esta manera llegar a la universidad sin problema alguno.

- Es decir que Cinemex apoya a sus empleados si estos se encuentran estudiando ¿les dan alguna otra facilidad?

- Si hay casos donde necesitamos salir más temprano por alguna actividad en la universidad, nos dan la facilidad de pagar las horas en otro momento.

- ¿Así que tu trabajo no ha intervenido en algún momento con tus estudios?

- No, la empresa es muy flexible y da la oportunidad de trabajar sin que esto intervenga en mi carrera.

Comprendemos que hay empleos en los cuales apoyan a los estudiantes, no significa que todos los empleos son iguales, debido a que algunos son de tiempo completo y necesitan a la gente trabajando para no generar perdidas en la empresa, pero eso no es para desanimarse ya que hay trabajos temporales o que son perdurables en los cuales, los jefes no son tan estrictos y apoyan a que los jóvenes hagan una actividad productiva que pueda servirles para el desarrollo de su crecimiento profesional o bien en algún tipo de emergencia o situación que necesiten acudir.

Israel Álvarez
-Corresponsal

EXPERIENCIA DE ESTUDIAR Y TRABAJAR:

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Bueno, la verdad es que realizar las dos actividades es complicado, tengo año y medio haciéndolo, es curioso pero cuando escuchaba algunos compañeros decir que no entregaban tareas y el motivo siempre era el trabajo, me causaba un poco de risa.

Pero el tiempo se encargo de corregirme y durante este año y medio me ha pasado de todo, soy de los pocos afortunados de emplearme en lo que estudio y que además me gusta, sinceramente busqué trabajo por esa maldita necesidad de tener experiencia antes de terminar la carrera, ya que en lo económico no me iba tan mal.

Todo comienza cuando me levanto a las 6:30 de la mañana, como puedo, llego a la regadera y me echo un baño, ya bien despierto me visto con lo que está a la mano, bajo, desayuno y me voy, para estar antes de las 9:00 en la agencia y ya saben que en esta ciudad no existe el tránsito, pues hay que salir temprano, ya en la agencia sabes a que hora entras pero no a que hora sales, nunca falta un bomberazo o algún trabajo que surge de repente, son las 5:30 de la tarde y ahora para la escuela.

Ya en la escuela comienza lo más difícil, es un lugar perfecto para que te venza el sueño y tener que ser despertado por un amigo o por el mismo maestro, son las 10:00 de la noche y es momento de ir a casa, pero por si fuera poco me espera una hora y diez de camino, mientras recuerdo todos los pendientes que tengo de trabajo más la tarea.

Llego a casa, son 11:20 y por supuesto que reviso que hay de tarea, miro la libreta y comienzo a hacerla, como puedo termino, es la 1:30 de la madrugada y me voy a dormir.

Es difícil combinar las dos cosas pero no hago nada que nadie no haya hecho ya, trabajando aprendes mucho, a valorar las cosas, a trabajar bajo presión, a valorar el dinero y a optimizar tu tiempo; es complicado realizar las dos cosas, acabas fastidiado, cansado y hasta de malas, pero estoy seguro que todo esto valdrá la pena.

Actualmente soy creativo de la agencia de publicidad y promoción Payroling.

Allan García
-Reportero

TIPS PARA BUSCAR TRABAJO

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Muchos nos hemos enfrentado a la difícil batalla de buscar trabajo, y por lo regular, cometemos errores que nos cuesta que no nos den el empleo, y esperamos por mucho tiempo la famosa frase que dicen por ahí “el que busca encuentra” y no está de más checar unos consejitos para no morir en el intento.

El C.V. (curriculum vitae) siempre debe de ser ejemplificado, no usar más de dos cuartillas, debes tener cuidado con la redacción, que ésta sea clara, concisa y por supuesto, sin faltas de ortografía.

A continuación unos puntos clave que deben llevar tu C.V:

Información personal
Antecedentes académicos
Estudios complementarios (cursos, talleres, indicando fecha, institución, y lugar donde se realizaron).
Información adicional como (idiomas y herramientas computacionales en general).

Y ahora que tienes tu C.V, dónde buscar:

Bolsas de trabajo en Internet
www.computrabajo.com.mx
www.occ.com.mx
www.bolsamexicanadetrabajo.com
www.empleo.gob.mx
www.bumeran.com.mx
Si estás interesado en una empresa en particular busca en su portal web.

Cómo enfrentarte a una entrevista de trabajo

Previo a la entrevista:

o Infórmate con respecto a la empresa a la que te postulaste; busca su página de Internet, para que tengas más información de la misma, todo lo que encuentres te ayudará el día de la entrevista.
o Al ser contactado/a, pide un número de teléfono o su dirección de correo electrónico por cualquier cosa y así tener un medio de contacto con la persona que te está citando a la entrevista.
o Asegúrate de llegar con tiempo a la entrevista (20 min antes). De no poder asistir o llegar atrasado/a avisa con anticipación para que no quedes mal.
o Siempre lleva una solicitud de empleo y un C.V. impreso extra.
o Apaga el celular, o por lo menos ponlo en vibrador.

Durante la entrevista:

o Se natural, sin caer en la exageración con el entrevistador.
o Mantén contacto ocular con el entrevistador, si estás nervioso no muevas mucho las manos o cambies de posición muchas veces, eso incómoda al entrevistador, no tomes distractores como jugar con algún lápiz y siempre debes de estar atento a las preguntas
o Muestra un lenguaje adecuado y evita el exceso de confianza hacia el entrevistador.
o Escucha primero las preguntas antes responder, si no se entienden, pregunta nuevamente.
o Deja las preguntas con respecto al proceso de selección para el final una vez que conozcas la oferta.

Después de la Entrevista:

o Casi siempre las empresas informan sobre el resultado, en caso que no te contacten, es preferible que realices un seguimiento, ya sea vía telefónica o vía mail, para saber en que está tu postulación.

Y después de seguir estos sencillos pasos el mejor consejo es “SE SEGURO DE TÍ MISMO”, eso es lo principal.

Andrea Calderón Moreno.
- Reportero

ESCLAVITUD SIN CADENAS

Servicio social.
Servicio social con apoyo económico.
Becarios.
Trainee.

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Como todo el mundo sabe, en la etapa del estudiante hay varios procesos de los cuales se es participe, en especial cuando se estudia en un nivel medio superior o superior, he aquí una faceta interesante, la de realizar un servicio social, el cual depende de hacer diversas labores enfocadas a múltiples actividades y funciones dentro de una organización, un grupo determinado o institución. Es por ello que el servicio social es una parte medular en la actividad del estudiante, ya que está regulado por la Secretaria de Educación pública “SEP” como un documento obligatorio para hacerse acreedor de un título, ya fuese de nivel técnico o nivel licenciatura.

Por si alguien no lo sabía, el servicio social es una especie de contrato en el cual tanto la institución, empresa o secretaría que acepta a estudiantes de últimos semestres o con una cantidad de créditos, acepta que éste último cubra determinado tiempo dentro de dicha institución que se asemeje más, o esté más relacionada en los estudios de el interesado.

Es destacable decir que hay empresas que dan apoyo a estudiantes cuando no es obligatorio, sin embargo, es algo diferente ya que las empresas, instituciones o la organización que da estos apoyos sienten una obligación de ayuda o una labor moral por el servicio que el estudiante desempeña en ese lugar.

Por otra parte, hay muchas formas de aceptar a estudiantes y que realicen este tipo de actividades, una de ellas es el ser becario, que es cuando un estudiante juega a trabajar en una empresa o por lo menos obtener un poco de experiencia, es aquí donde se pretende alcanzar un lugar dentro del organismo en el cual se esté desempañando esta labor, aquí se recibe una ayuda económica y se hacen diferentes labores, desde traer café, revisar cuadro por cuadro las cintas de cine, acomodar muladares de archivos, o en pocas palabras ser el YVM (y veme a traer…)

No olvidemos las promesas de alcanzar grandes cosas estando en un servicio social o en algunos de los casos un “Trainee” (entrenamiento), en el cual no se sabe con certeza para qué o para quien sirve o si es algo legal, sólo se sabe que es algo que muchos desean tener, pero nunca se sabe el precio que se debe pagar por este lugar dentro de alguna empresa, organismo, etc. Este, al igual que los servicios sociales, con o sin ayuda, son un préstamo de tu servicio pero ¿a cambio de qué?, de tiempo, esfuerzo, dedicación, gastos, perderse de actividades familiares o eventos con amigos, novia(o), etc.

Y ésta es la verdad de un servicio social mientras estudias, hacer tareas escolares y no obtener nada al final más que un agradecimiento y el papel que dará pie a tu titulación…

Juan Carlos Pérez Melchor (el googles)
- Reportero

SUPERVIVENCIA O EXPERIENCIA

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Muchas veces decimos que queremos ser expertos en lo que hacemos o queremos ganar experiencia, pero, ¿Es verdad que queremos la experiencia o en realidad queremos sobrevivir en esta vida de trabajos competitivos?

“Son las 5 de la mañana, mi despertador suena, el ”5 minutitos más” pasa por mi cabeza, no quiero ir a trabajar, tener que lidiar con el patético de mi jefe, esto me hace sufrir cada día más… ni modo, hay que darle, tengo que ayudar a mis papas y pagar la cole de este mes…” Todo empieza a las 8 de la mañana que es mi hora de entrada, no puedo llegar tarde, sería mi tercer retardo y me descontarían el día completo… (Cabe mencionar que la tolerancia en la empresa es nula).

Preparo mis pagos correspondientes a mis proveedores para llevárselo al Licenciado y que me los apruebe, reviso los pendientes del día. Cada vez es más difícil trabajar en este lugar, los compañeros de trabajo son una pesadilla, tratar de sonreír cada día es más difícil.

Al llamar a un cliente finjo que mi trabajo es el mejor, que mi día es espectacular y dentro de mi pienso “son las 10 de la mañana y apenas es lunes”
Recibo el llamado del Licenciado -diga, “¿en que le puedo ayudar Licenciado? - todo esto con una sonrisa fingida… “¿Hiciste los pagos correspondientes del mes?” - Es la misma pregunta de todos los fines de mes - “Claro que sí Licenciado, ¿cómo olvidarlo, si todos los fines de mes es lo mismo?” - “¿están listas las cotizaciones?” “Sí Licenciado, todo listo y en orden –
Regreso a mi escritorio y pienso: “¿Qué hará todo el día, si todos los que estamos aquí hacemos su trabajo? Así todos podríamos ser jefes…”

Son las 3 de la tarde, la hora de la comida llegó, todo el ambiente del comedor es muy tenso, ya que solo tengo 30 minutos para comer y la fila de la comida es enorme, trato de no pensar en el trabajo ni en el tiempo. Por fin estoy con mi charola de comida en la mano, y ya solo me quedan 25 minutos y otra vez… la misma comida de siempre. Platico con mis compañeros de trabajo, parece que todos estamos inconformes con la situación de la empresa, se respira la frustración de unos y la indiferencia de otros dejando la poca esperanza a un lado…
Mi tiempo de comida se agotó, vuelvo a ponerme mi máscara de buen humor, esperando que esta última hora se vaya rápido e irme a la universidad, donde ahí parece que me queda la última esperanza de cambiar de trabajo y de humor…”


Este es un caso común de la supervivencia en el trabajo, es claro que puedes llegar a obtener la experiencia casi necesaria para no salir con una “desventaja” de la escuela, ya que actualmente la mayoría de las empresas en las que solicitas empleo te piden un año mínimo de experiencia, pero, ¿Y qué pasa cuando no nos gusta nuestro trabajo, lugar o ambiente? El día es infinito, el simple sonido del teléfono es molesto, sólo piensas en que ya quieres que termine la semana y no recibir más la llamada de tu jefe.

Por otro lado, tenemos oportunidad de aplicar lo que nos están enseñando y no sólo quedarnos con la teoría, ya que en la vida laboral, la teoría no sirve de mucho, bien dicen que es la práctica lo que hace al maestro, podríamos pensar que todo es malo, ya que la crónica así lo demuestra, pero hoy en día lo que las empresas quieren es alguien que sepa hacer las cosas; y si puedes estudiar y trabajar, saldrás mejor preparado y con una ventaja competitiva ante los demás, a esto es lo que llamamos experiencia.

Nadie dice que es fácil, porque la verdad estudiar y trabajar es complicado, ya que tienes una doble presión, por un lado no puedes fallar ni en la universidad, ni en el trabajo, si bien, no eres jefe de área, ni jefe de familia, pero indirectamente hay personas que dependen de lo que estás haciendo, ya sea en un equipo de trabajo o escolar, el simple hecho de fallar en alguna de las dos puede tener como consecuencia una leve frustración en tu desarrollo profesional, porque podrías llegar a pensar que si no eres capaz de hacer estas actividades, como será capaz de dirigir una empresa en el futuro.

Otro punto a favor es que empiezas a independizarte, porque ganas tu propio dinero, y puedes hacer con el lo que quieras, obviamente la satisfacción de ya no pedirle dinero a tus padres para fiestas, comida, ropa, entre otras cosas, es infinita, te sientes como un adulto, por fin ya no tienes que dar explicaciones en qué gastas el dinero, compras lo que quieres y si alguien te cuestiona, puedes decir orgullosamente, “es mí dinero, yo lo gané con el esfuerzo de mi trabajo”, esto no se compara con nada, puedes tener un trabajo muy pesado, pero a la hora de recibir el dinero, todo lo que sufriste por conseguirlo, pasa a segundo plano...

Mariana Magaña Chávez
-Reportera

CONCLUSIÓN: DE LA CHAMBA Y EL ESTUDIO...

México D.F. 28 de Agosto del 2009. En el primer número de Praxis Blog pudiste leer opiniones y hechos que engloban la situación actual de una gran parte del 58.1% de la población que es económicamente activa.

Es un hecho que muchos mexicanos buscamos la “gran oportunidad” y teniendo fe en nuestra República, esperamos una respuesta a nuestros esfuerzos y méritos. Muchos de nosotros estudiamos carreras en universidades locales, sin importar sean públicas o privadas, algunos con ganas de aprender y otros con el fin único de tener un papel que pueda permitirles llegar un poco más lejos que el ciudadano promedio, pero esto, en muchas ocasiones es un gran problema sea psicológico o económico, por lo que muchos de nosotros tenemos que acudir a las diferentes formas de apoyo que se nos proporcionan en nuestro país: los famosos trainee, las innumerables empresas fantasmas o fraudulentas, los trabajos con ayuda económica y muchas modalidades más.

Es muy importante, además, como pudimos ver en los artículos del blog, que el estudiante no siempre tiene la misma razón para recurrir a un empleo, ya que muchos lo hacemos por supervivencia, otros por la eterna búsqueda de la experiencia que nos dé un plus al salir de la carrera y buscar un trabajo fijo y otros más por pasión por la carrera, por lo que hay quienes tenemos la suerte de laborar en actividades de nuestro gusto, o mejor aún, de la carrera que estamos estudiando, lo que nos ayuda a complementar los conocimientos teóricos que adquirimos en la universidad, pero hay quienes ni siquiera tienen esta gran oportunidad y se conforman con cualquier tipo de trabajo, cosa que se ha hecho muy común en estos tiempos de alto grado de desempleo, en que difícilmente podemos encontrar oportunidades de trabajo que nos ayuden a subsistir.

Cabe destacar que algo de gran importancia para los estudiantes que trabajamos es el apoyo que podemos encontrar tanto en nuestra institución educativa como en la empresa o compañía donde laboramos. Muchas veces las universidades nos pintan un mundo utópico en el que estudiar y trabajar se convertiría en algo muy sencillo, cosa de niños, sin embargo, en múltiples ocasiones este apoyo es nulo o es sólo una imagen, ya que más de un maestro deja tareas que resultan innecesarias y únicamente son útiles para la pérdida de tiempo y en ocasiones hasta recursos, que bien podrían evitarse o convertirse en actividades en el horario de clase; además de calificar en equipo, lo que dificulta el trabajo al no tener horarios disponibles o que coincidan en los integrantes éste. Por otro lado, nuestros lugares de trabajo en muchas ocasiones tenemos la suerte de tener todo el apoyo con jefes que respetan nuestros horarios, comprenden las salidas un poco antes de tiempo o llegada un poco después, entre otras cosas, pero esto no es algo que suela suceder comúnmente, sino que la otra cara de la moneda tiene más probabilidad de llegar, teniendo jefes que consideren que estás ahí para ellos y para lo que la empresa requiera, sin importar otra cosa, trabajando horas extra sin tener una remuneración o consideración.

Considero que en muchas ocasiones tomar la decisión de trabajar mientras estudias es algo que debes hacer pensándolo bien y considerando muchas aspectos. Pero si tomas la decisión de hacerlo, es muy recomendables que trates de buscar un empleo que complemente tu educación y que pueda servirte en el futuro laboral y personal y en este Blog pudiste leer algunos consejos para encontrar trabajo y además conseguirlo.

Esperando que disfrutaras esta primera entrega de Praxis Blog nos despedimos, no sin antes recordarles que nuestra siguiente entrega estará en línea a partir del jueves.

Gabriela de la O
-Jefe de Redacción