Mostrando entradas con la etiqueta sexo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sexo. Mostrar todas las entradas

SIN TÍTULO, NADA PERSONAL

Azcapotzalco, México D.F.

El pasado sábado 17 de octubre 2009, en la naranja delegación Azcapotzalco, me encontré en una reunión familiar. Entre cerveza, carne asada y karaoke fue pasando la tarde y llegó la noche. Ya se encontraban casi todos los invitados, sin embargo, como a las 10 pm llegó la última familia: una pareja joven de 35 años con su niño de 12 años que nació con una deficiencia cerebral que lo inmovilizó completamente, sólo puede mover sus extremidades pero sin orden y, a veces, gesticula un par de sonrisas.

La pareja venía acompañada por una chica, muy “tímida”, pero después de algunas horas su comportamiento me pareció algo extraño. La primera etapa fue observarla. En cuanto llegó con el niño en sus brazos toda la familia tenía puesta la atención en ellos, al paso del tiempo fueron todos retirándose a sus asuntos. La primera impresión que ella dio a notar fue que era toda amor y ternura con el niño, con apapachos, sonrisas, caricias en el cabello; después sacó un Gerber de su bolsa y se lo comenzó a dar en la boca.

Los padres del niño, desde que entraron, jamás se volvieron a parar junto a ellos. La chica poco a poco fue tomando otra actitud, al principio se le acercaba al oído para susurrarle que comiera, después él sonreía y entre abría la boca, pero después él se enojaba y la cerraba fuertemente, ella se acercaba a él poniéndole la mano en la ingle y le susurraba al oído, que más bien eran como pequeños mordiscos juguetones, el niño sonreía de nuevo y accedía a comer o a intentar dormir, según lo que ella le dijera.

La segunda etapa fue acercarme a ella y hacerle unas preguntas:

Yo: - ¡Hola! ¿Cómo te llamas? Y ¿Cuántos años tienes?
Chayo:- (sonríe) Me llamo Chayo, 22.
Y:- ¿Y desde cuándo cuidas al niño?
C:- Tiene ya como tres años que lo cuido.
Y:- ¿Estudiaste algo de eso?
C:- No, sólo terminé la primaria.
Y:- No eres de aquí ¿verdad?
C:- No, soy de Pachuca.
Y:- ¿Y te pagan bien, me imagino que con eso ayudas a tus papas no?
C:- Pues sí, soy la más grande de siete hermanos y mi papá ahorita no tiene trabajo, las cosechas no se venden y las que si las pagan bien mal.
Y:- Oye y ¿tienes novio?
C:- (sonrisas) No, bueno se puede decir que sí, pero como se fue a Estados Unidos pues tiene mucho que no lo veo ni hablo con él siquiera.
Y:- ¿Lo extrañas?
C:- A veces, cuando me siento sola.
Y:- ¿Llevabas mucho con él?
C:- Pues sí, ha sido mi único novio.
Y:- ¿Qué piensas de llegar de blanco al altar?
C:- Pues mi mamá es la que me dice, pero, pues no sé.
Y:- ¿Entonces qué, ya tuviste relaciones con tu novio?
C:- (sonríe) No, claro que no.
Y:- ¡No! ¿no conoces nada del cuerpo masculino?
C:- Pues sí.
Y:- Por que tu bañas al niño.
C:- (sólo sonríe)
Y:- ¿Entonces que te parece, no has jugado con él?
C:- Pues sí, a veces (ella se sonroja).
Y:- Pero hoy te estuve viendo. Creo que así lo convences de muchas cosas ¿no?
C:- Pues es un hombre (sonríe).
Y:- oye ¿y qué te causa el pensar que jamás él va a estar con una mujer, pero saber que por dentro el lo desea?

Ella solo sonríe y termina diciendo: pero tú no me has dicho nada de ti.

Esto es un asunto importante, una mujer de 22 años que viene de Pachuca y que sólo terminó la primaria, está al cuidado de un niño parapléjico, los problemas que desembocan son muchos, ella no tiene el conocimiento de los primeros auxilios, aunque la ventaja es que no cobra tan caro como lo haría una persona especialista. Lo poco que los padres del niño gastan en esta chica es lo mucho que sus padres en Pachuca reciben para sostener a la familia. Ahora bien, supongamos que pasará con el niño, ¿podríamos hablar de pederastia? Legalmente sí, ella tiene 22 años y el tiene 12 años, pero en contraste a lo legal el niño jamás podrá tener a su alcance a una mujer, y para él que mejor, a esa edad los niños andan en plena chaqueta, y él ya sabe lo que es si quiera que le toque alguien más el miembro y que jueguen con él.

Tal vez esto en otros medios, como la televisión, sea un buen tema de conflicto social en donde la moral lo marque como pecado, pero siendo realistas y más críticos que ese medio ¿qué es lo que nos orilla a esto? La falta de atención al campo, la falta de educación en los jóvenes, la salida al extranjero de nuestra mano trabajadora, el vicio que existe en donde al buscar trabajo eliges cualquiera, porque el dinero hace falta en los hogares y siendo empleador, habiendo tanta competencia pues no eliges al más capacitado si no que eliges al que te cobre menos.

Ahora tomando en cuenta este problema legal en el que Chayo se está metiendo, puede ser acusada de:

Abuso de confianza
Corrupción de menores
Acoso sexual

Pero que tan eficaz es nuestro sistema jurídico al poder castigar a una empleada doméstica que está garantizándole al niño una temprana sexualidad, por una módica cantidad de dinero, y tomando en cuenta que sus padres sólo se preocuparan por él en cuanto a ropa, calzado y alimentos; dejando a un lado sus deseos sexuales, Chayo, únicamente le está dando ese plus a la vida del niño y a su vida para que no sea nada más, un trabajo gris ni una vida sin movimiento, absurda y sin emociones.

Diego Juárez
- Reportero

EDITORIAL: DEDEANDO LA NOTICIA

Con temor a otro ataque de cualquier loco al Metro Balderas la noche de ayer, me dispuse a regresar a mi casa en el gusano naranja. Bajé las escaleras de la Glorieta de Insurgentes, abordé aquel tren y transbordé en Balderas. Por obvias razones el metro estaba - ¿Cómo decirlo de una forma no muy ofensiva? - ¡Hasta su puta madre! Es increíble como pueden caber treinta personas en sólo tres metros cuadrados.


No podía moverme, para cuidarme de alguna especie de robo coloqué mi mochila frente a mí, cubriéndome. Un tipo gordo y gigantesco se colocó delante de mí, sudado y barbado con muy poco cabello en su cabeza, de playera verde, de esas que gracias a la panza cuelgan como manteles de cocina. A su lado (y al mío también, por ende), un chavito, de aproximadamente unos dieciocho años, delgado, vestido de jeans y camisa, “carita”, como diríamos algunos, con miedo a aceptar que es guapo. Para no hacérselas larga… o tal vez sí, el tipo gordo bajó su mano, y comenzó a tocar la entrepierna del chamaco (ahí perdí de vista lo que hacía pues mi mochila estaba justo enfrente). El chavito evitó mi mochila y se acercó por completo a aquel mastodonte, como abriéndose paso entre la marea y llegando a recargar su mejilla en lo que parecía una “teta” de aquel obeso hombre. Me hice hacia atrás hasta que quedé encerrado entre su acto y la puerta del metro. Las manos del delgado hombrecillo universitario desaparecieron también, mientras el barbudo hombre de cuarenta se agachaba de forma sutil hacia la oreja del primero.


Al llegar a la estación La Raza, bajaron juntos al igual que el ochenta por ciento de toda la gente dentro del vagón. El sudado hombre verde tomó del brazo al joven diciéndole: “¿Para dónde vas?” mientras se perdían camino a “El Túnel de la Ciencia”.


Es el sexo, visto como fenómeno prohibido lo que incita a tipos guapos a dejarse “toquetear” por obesos sudados, lo que mueve a las colegialas a grabarse frente a su webcam, lo que provoca a los niños de diez u once años tener sexo anal en el baño de la escuela, lo que hizo nacer a la imaginación en el sexo telefónico, el sentimiento aunado al poder en una violación; es el poder al penetrar a un niño de cinco años volviéndose un monstruo; es el placer, el negocio, lo prohibido, el pecado, la puerta a la muerte y la culminación de un acto diabólico, es, en algunos casos, el utópico amor.


En ésta edición, Praxis Blog se vuelca a las variantes o evoluciones de este fenómeno. Puntos de vista distintos, la percepción desde sus entrañas y algunas locuras de nuestros redactores.


Dejad que sus ojos tengan sexo con nuestros textos.


Juan Mendoza
- Jefe de Información

ENTREVISTA CON UNA PROSTITUTA

Eran cerca de las once y media de la noche del sábado, tomé mi chamarra, mientras todos dormían salí de mi casa y subí a mi auto, sabía que era mejor caminar, pero a esas horas no hay como la seguridad de tu propio auto, en fin, arranqué y salí de mi casa rumbo a las zonas más transitadas en busca de sexo pagado, tomé Circunvalación hasta la Merced, pasé por Fray Servando pero seguí mi camino hasta que la calle se convirtió en Chapultepec y de ahí tomé como rumbo Sullivan, me formé en la fila de autos que pasamos frente a ese improvisado aparador, el camellón del parque, bajé mi vidrio y observé a esas esculturales putas, seguí derecho y después de dar unas cuantas vueltas por el Metro Hidalgo y sus alrededores, regresé al Monumento a la Madre y cerca de la una de la mañana estacioné el carro y comencé a caminar, caminaba sobre Sullivan y unos metros después de Miguel Schultz la vi, ahí estaba ella, cuando iba pasando la miré de reojo y ella volteó para hacerme su oferta, ¿vamos? Son cuatrocientos para ti con todo y hotel.

Usaba un vestido morado que apenas le cubría la tanga que llevaba puesta descubriendo sus piernas esculturales, como deben ser, y con un escote que dejaba ver sus prominentes y redondos senos tras esa ligera tela semitransparente. Interesado me acerco y le comento por qué estoy ahí en realidad, sin creerme del todo me dice que una entrevista no se hace desnudos y en un hotel, le insisto que estoy ahí para platicar con ella un poco y conocer su mundo, después de repetirle que es una entrevista que estará en Internet, accede sin antes ofrecerle un café.

Camino al Vip’s que está un tanto adelante, me dice que le llaman Flor y que por increíble que parezca resulta que tiene veinticuatro años, justo antes de entrar se detiene un poco y voltea a verme insegura, y un tanto pensativa sube lentamente el primer escalón, en ese momento le ofrezco mi brazo para llegar hasta arriba, un poco temerosa estira su brazo y para mi sorpresa toma mi mano, así llegamos hasta la puerta, ante la que nos abrimos paso, y en cuanto entramos el sonido de sus tacones irrumpe en la tranquilidad del restaurante, de manera apresurada, el gerente se acerca y nos ofrece una mesa, mientras esperamos el café me cuenta que no tiene más estudio que la preparatoria a medias, porque nunca pudo terminarla.

Cuando le pregunto por su familia esboza una nostálgica y decepcionada sonrisa, “mi familia” dice suspirando, comenta que de niña vivió en Santa María la Ribera, su padre era chofer, trabajaba todo el día y siempre llegaba tarde, pero a pesar de eso les dedicaba un poco de tiempo, su madre murió en un accidente cuando era pequeña, y su tía cuidaba de ella y de su hermano, cuenta que su papá trabajaba en la desaparecida Ruta 100, dice con los ojos llenos de lágrimas que ahí entregó su vida, me cuenta que un día en un asalto al camión le dieron un balazo y murió cuando ella tenía apenas 7 años, “nos fuimos a vivir con mi tía” dice con cierta desesperación. Me mira fijamente y me dice “no sabes que daría por regresar el tiempo” dice que el esposo de su tía, se la vivía tomando y que ella tenía que atenderlo a él y a sus amigos.

Me pide que salgamos a caminar, supongo que se siente incómoda por la forma en que la mira la gente, accedo a su petición y salimos para caminar sobre Insurgentes y luego por Reforma, mientras caminamos me cuenta que a los doce años tuvo su primer novio, Ramón, que era un par de años más grande que ella, “afortunadamente mataron al maldito” dice llena de rabia, me cuenta que en una fiesta antes de cumplir catorce años se emborrachó con Ramón y un par de amigos que aprovecharon la oportunidad para violarla.

Unos meses después, con el dinero que había ahorrado de trabajar empacando en el Aurrera de Buenavista, y atendiendo una tienda todas las tardes, se escapó con su hermano, una señora les ofreció donde vivir a cambio de trabajar para ella, “teníamos que limpiar su casa y a cambio nos daba de comer, nos dejaba dormir en un cuarto y nos mandaba a la escuela”, cuando se enteró que había reprobado un año en la prepa la hecho a la calle junto con su hermano, me cuenta decepcionada.

“Cada mes tenía que pagar dos mil pesos de renta por un cuarto feo ahí por la U.V.M.” me cuenta que atendía una farmacia y que ganaba lo suficiente para pagar la renta pero no para vivir bien, dice que un día comprando lo que le alcanzaba de comida una chica muy arreglada la escuchó quejarse de su falta de dinero “se me acercó y me dijo, que si la invitaba a mi casa ella me platicaba como ganar mucho trabajando poco” me cuenta que platicaron un par de horas en su casa y que le dijo que como puta iba a ganar mucho muy rápido, que de todos modos si quería ganar más tenía que coger con alguien. “al otro día hablé con mi jefe, le pedí un aumento y me pidió las nalgas”.

Me cuenta que el día que habló con su jefe le fue a preguntar a su nueva amiga cuánto ganaba, y cuando le dijo que ganaba de cuatro a cinco mil pesos a la semana pensó “si de todos modos las voy a aflojar más vale que sea bien” dice que buscó una falda y una blusa bien escotada, se cambió y se fue a buscar a su amiga, “y desde ese día rento mi cuerpo”.

Mientras caminamos por Río Marne me cuenta: “una vez a un tipo que no quería pagar, le pateé los huevos y le quité el dinero” dice que es la única vez que ha tenido un problema con un cliente, cuando le pregunte si se había enamorado de un cliente me responde que ella se prohibió enamorarse, pero que si ha tenido clientes que le prometen una vida llena de lujos y comodidades sí se casa con ellos, pero asegura que esa vida no es para ella, acepta que sólo recuerda a un cliente que tenía su misma edad “me cogió como nadie lo ha hecho nunca” pero jamás regresó.

Después de cruzar el parque, llegamos a donde la vi por primera vez, se pone gloss, se levanta el vestido y se reacomoda el escote, se para frente a mí y sin decir una palabra me aprieta las manos, “gracias por el desahogo, me hacía falta, ahora nunca serás mi cliente, me daría pena ahora que conoces mi historia, ya sabes que aquí tienes una amiga, sólo que nunca para coger”, se da la vuelta y camina hasta aquélla banqueta en espera de un cliente que pida su servicio.
René Ramírez
- Reportero

HOMOSEXUALIDAD: MODA O MOVIMIENTO SOCIAL

México D.F. 24 de septiembre del 2009.- La homosexualidad como tal, no implica de lleno los términos moda y movimiento social, es cierto que muchos han tratado de justificar que la gente se ha vuelto al homosexualismo por moda más que por propia iniciativa, pero la verdad va más allá de una explicación tan ligera como ésta. La homosexualidad actualmente vista de muchas formas, tal vez más aceptada ahora, claro, después del cristianismo que tacha y nombra pecador a cualquiera que la practique, ha tenido bastante presencia a lo largo de la historia de la humanidad.

Actualmente se habla y se vigila mucho al mercado homosexual, los intentos para explotar a dicho mercado se intensifican e inesperadamente crece el número de hombres y mujeres que comparten el gusto por la compañía de su mismo género, más allá de catalogarlo como moda es justo verlo como algo totalmente natural; los antecedentes históricos revelan que ha sido una constante universal, lo único que cambia es la actitud de la sociedad.

Históricamente se pueden mencionar a diversas culturas en todo el mundo que mantenían relaciones homosexuales en su sociedad, las más destacadas serían Grecia y Roma; la primera bastante hedonista, permitía las relaciones entre hombres, en su mayoría practicado por jóvenes y adultos que habían establecido ya una familia, las relaciones entre maestros y alumnos se veían como parte fundamental de la educación y se consideraba un elemento estratégico en la milicia por la creación de lazos entre amantes.

En las últimas décadas han existido ataques constantes y discriminación hacia esta comunidad, no sólo por gente ajena, sino por personas cercanas, como familiares o amistades que han sido sometidos a un tipo de educación y cultura que reprime este tipo de actos, dicha represión tuvo consecuencias, fue así que surgieron los movimientos sociales en pro de los derechos LGBT (lésbico, gay, bisexual, transexual) esto gracias al cambio mental en los años 60 cuando había una lucha por los derechos civiles de las minorías raciales y estaba el movimiento feminista, entre otros.

Actualmente la discriminación, al menos en México, parece haber disminuido en diferentes grados por zonas, pero parece que se ha olvidado la esencia de lo que representó esa lucha que inició a finales de los años 60. Cada 28 de Junio se celebra el “gay pride”, el día del orgullo gay, que simboliza la lucha por los derechos y la oposición ante la opresión hacia la comunidad LGBT, sería bueno salir a las calles ese día y ver todo el significado que carga, lo que representa y por lo que se conmemora este día, pero esto no es precisamente lo que se ve en las calles.

Este día más que conmemorativo se ha vuelto un show en el que la mayoría se va a exhibir, donde se ha perdido el pudor y se convierte en un pretexto para perderse el respeto entre los asistentes, me parece incoherente que se pidan derechos cuando esta marcha es una muestra de todos los clichés equívocos por los que se prejuicia al homosexual.

Octavio Zamitiz
- Reportero

LA PORNO QUE CAMBIÓ AL INTERNET

Para aquellos que no se saben la historia, la pornografía no evolucionó en Internet , la pornografía evolucionó al Internet, ya que los inversionistas de estas páginas web buscaban una innovación dentro de este nuevo mercado que estaba evolucionando rápidamente, es por ello, que grandes consorcios pornográficos como Adult Friend y productores independientes de estas cintas, decidieron invertir con pequeños genios de la programación, para que en primer lugar las imágenes que uno veía en la red no tardaran tanto en verse a través de la pantalla, que los videos cargaran más rápido y a su vez no alentaran el servicio ni tu PC.

De ahí que el porno en Internet tuvo un auge mucho mayor en la década de los 90`s y esta innovación la retomaron grandes empresas como Microsoft para sus aplicaciones dentro de éste, mostrando que cada día tiene más y más penetración dentro de la sociedad.

¿Quién no recuerda esas imágenes donde aparecían jóvenes de diferentes nacionalidades mostrando únicamente sus pechos y algunas más obscenas o más subiditas de tono? Mostraban sus rasuradas vulvas, sus lindas y perfectas caras, y ese deseo inquietante. Con el paso del tiempo esto fue cambiando hasta quedar cada vez más y más denigrantes para unos y divertidas para otros, desde ver gente teniendo las más seria y “lindas“ penetraciones, hasta ver gente teniendo sexo con animales, abuelitas, con gente de su mismo sexo o con multitudes (también llamadas horchatas, orgías o intercambio de mocos).

Y todos estos grandes avances tecnológicos como Youtube y ver películas a través del Internet es gracias a la pornografía, así que cuando digan que la pornografía no les aportó nada sabrán que no es verdad, que gracias a la pornografía nos cagamos de risa viendo videos y también nos divertimos haciéndonos chaquetas, chateando e imaginado ser algo que no eres en ese medio tan divertido.
Juan Carlos Pérez Melchor
- Reportero

OTRO PUNTO DE VISTA

Sexualidad, erotismo y pornografía

La sexualidad, el erotismo y la pornografía, siempre ha sido un temas de controversia por mucho tiempo, los tabús y el morbo que genera saber de esos temas nos llevan a la desinformación o a la mala interpretación de estos.

El que se conozcan diferentes puntos de vista acerca de estos temas, permite tener un panorama más amplio para generar tu propia opinión.

Para conocer más sobre el tema y con un punto de vista distinto al tradicional, hemos llevado a la tarea de entrevistar a uno de los profesores, que a pesar de su poca estadía en el IMP, nos ha dejado un gran sabor de boca, Carlos Prego. Un aspecto más psicoanalítico acerca de lo que se significan estos temas.
¿Qué es la sexualidad?

Es un compromiso entre la identidad social e identidad biológica, y el desarrollo que tiene ésta en el ámbito social.

¿Crees que exista una evolución sexual en el ser humano?

En el sentido en cuanto a práctica, por supuesto que sí. Hay muchos casos que han sido rotos, hay algún otro tipo de prácticas que incluso han ido en retroceso, hay fenómenos como la zoofilia que son antiquísimos hoy en día vuelve a estar en boga, pero en un sentido se da la evolución en cuanto a práctica, en cuanto al placer sexual como tal, pues no tanto.

¿Qué es el erotismo?

Es esa parte de la sexualidad que mantiene la escena del enigma, el buscar los enigmas de la otra persona, eso es lo que caracteriza el erotismo.

¿Qué es la pornografía?

Pues sería la perdida de esa privacidad, justamente donde ya no hay un enigma que descubrir, todo se da implícitamente, tácitamente, no hay mucho que pensarle a la pornografía.

¿Cuál es la diferencia entre erotismo y pornografía?

Como dije en una es la búsqueda de los enigmas de la otra persona y la pornografía es la perdida de esa privacidad que te genera la otra persona.

¿Por qué el erotismo se muestra y la pornografía se esconde?

Porque a final de cuentas, el hecho que ya no haya velos que quitar con respecto a la práctica, entonces hay una buena cantidad de principios molares como “tocarnos” por la pornografía al demostrarse explícitamente, pero afirmo y repito, esa parte de enigma, que al final de cuentas es lo que nos atrae a nosotros, el poder resolver el enigma con respecto al otro, es lo que lo convierte más privado y la pornografía es más pública.

¿A qué se debe el consumo tan alto de la pornografía?

Bueno pues habrá, tópicos diferentes para abordarlo, la libertad de expresión puede ser uno de ellos, el hecho de que no se necesita ningún tipo de atributo intelectual para entender la pornografía.

La Pornografía puede ser para todos, erotismo no todos, porque cambia de acuerdo a la circunstancia, la pornografía es igual en todos lados.

¿Es necesaria la pornografía?

Yo no sé si sea necesaria o no, lo que si se es que está ahí, y si está y funciona, quiere decir que alguien la está consumiendo, si lo están consumiendo, habría que escarbarle ahí en la cuestión de porque se consume, pero si esta y funciona pragmáticamente, pues debe de estar.

¿Cuál sería la sociedad, sexualmente ideal?

No hay sociedades sexualmente ideales, si te pones a hablar de una utopía, en la cual no pierdes más que tu primer objeto de amor que sería la madre, pero se llama incesto, eso a final de cuentas sería como nuestra relación ideal, pero socialmente no se puede porque tenemos que romper con la madre para estar en nexo cultural, y este incesto, te priva de este nexo social, y si no hay nexo social pues no hay cultura como tal.

Miguel Contreras
- Reportero

¿QUÉ TANTO ES TANTITO?

Como sabemos, la sexualidad constituye un todo en nuestras vidas y es un elemento fundamental de la personalidad, particularmente en la adolescencia cobra gran significación por los múltiples y complejos cambios físicos y psicosociales que ocurren en esta etapa, los que determinan significados y formas de expresión diferentes de la sexualidad.

Como consecuencia, la sexualidad influye significativamente en el modo de vida de los adolescentes, y ésta se ve influenciada por el contexto social en el que se desarrolla, por ejemplo aún existen pueblitos en provincia donde es normal que las niñas de entre 13 y 16 años sean vendidas por cantidades como $5,000 y si tienes suerte las puedes cambiar por un guajolote o un puerco, y una mujer de 20 años que no tiene hijos o no está casada, es una quedada, todo esto para ellos es normal, tener sexo a esta edad, ya que así es su cultura y su forma de pensar.

Aunque muchos pudieran imaginar que teniendo un mejor estilo de vida y aún viviendo en zonas más desarrolladas, donde se supone que los adolescentes tienen mayor acceso a información, inician su sexualidad a temprana edad, ya que entre ellos se presionan por quién pierde la virginidad más rápido, o con cuántas personas tienes relaciones sexuales al mes.

Y qué pasa con el sexo femenino, que a la edad de 15 años decían “virgen hasta el matrimonio” y soñaban con que su primera vez fuera con su príncipe azul, todo lindo y cursi, más tardaron en decirlo que en tener sexo con la última persona que tenían en mente o que ya estaban embarazadas (¡ojo! unas nunca logran saber quién es el papá) y esa frase tan aplaudida por unas y despreciada por otros “el hombre llega hasta donde la mujer quiere”, algunas ya no se la aplican.

También influye la educación que reciben en casa, si la persona no tiene la atención adecuada y no tiene comunicación con sus papás o juicio de los actos que cometen, pues obvio se van por lo más fácil y empiezan a indagar por sí solos, es ahí donde vienen las consecuencias, porque te llevas cada sorpresa, como una enfermedad de transmisión sexual o un embarazo no deseado.

A fin de cuenta cada quien es dueño de su cuerpo; unos tienen la opción de decidir ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿por qué? y a otros se les facilita más decir: ¿quién caiga? y ¿cómo caiga? Y pues…. ¿Qué tanto es tantito?

Y algo que no se nos debe de olvidar es: “La sexualidad es parte integral de nuestras vidas y debe ser considerada dentro del contexto del desarrollo humano”.

Andrea Calderón
- Reportera

CONCLUSIÓN, DE SEXO Y OTRAS COSAS

Este fue un número más de Praxis Blog que esperamos disfrutaras de la misma forma que los anteriores.

En esta ocasión, nos encargamos de dejarte ver facetas del tema desde diversos ángulos; concluyendo sin duda que tu cuerpo es simple y únicamente tuyo, y que eres tú mismo quien puede decidir lo que quieres hacer con él y con tu sexualidad.

En esta ocasión, la finalidad de Praxis es que conozcas lo que hay detrás de los diversos ángulos, para que te sea más sencillo comprender y tomar decisiones.

El sexo, es sin duda un tabú para los mexicanos que será practicado de forma “ocultamente descarada” ya que como sociedad, nos apena todo lo que tiene que ver con el tema, sin embargo, presentamos una actitud abierta y hasta exploratoria a las diversas modalidades de ésta. Sin duda, pensando siempre en los principios y educación que se nos han inculcado e impartido en nuestro entorno.

Por otro lado, pudimos conocer lo que hay detrás de la mirada sexy de una prostituta, que no debemos olvidar, en ningún momento, que es una persona, de carne y hueso, como cualquiera de nosotros, que ha tomado su profesión como salvavidas por mil y una situaciones; además, que al igual que la comunidad gay, se pueden ver como modas por el aumento paulatino de sus integrantes, pero que deben ser tratados con respeto y dignidad, ya que aunque, estos últimos no han comprendido en realidad lo que ser parte de este aún creciente grupo significa.

No cabe duda, que el Internet es una herramienta que nos ha acercado la información y con ella los negocios de todo tipo, lo que, obviamente, incluye la pornografía, en todas sus modalidades y la posibilidad de “conversaciones” calientes entre los usuarios.

En esta entrega de Praxis Blog acabas de conocer distintas vistas del sexo, es momento de crear tu propio criterio, abrir tus fronteras, aumentar la tolerancia y seguir disfrutando de las entregas semanales que tenemos para ti.

Gabriela de la O
- Jefe de Redacción

LAS CARNES FRÍAS

Adicción al sexo… El gran negocio de la prostitución

Religión y adicción
Adicción al sexo
Prostitutas “El Edén Nocturno”
¿De a cómo?
Negocios de mujeres
Un gran negocio

México D.F. 5 de Agosto del 2009.- Desde el inicio de los tiempos nos han venido inculcando que las adicciones son sinónimos de vicios, excesos y un sin fin de cosas negativas, todo gracias a la religión: la más grande adicción, vicio y exceso que pueda existir en la faz de la tierra y que millones de personas padecen.

En la actualidad vivimos en un mundo con mayor apertura y disposición en todos los sentidos. El libertinaje que existe es mucho mayor al de años anteriores y la constante saturación de anuncios por parte de los medios de comunicación, que solo incitan a consumir más, es el pretexto perfecto para inducirnos a las adicciones.

La imagen que tiene la palabra “adicción” nos remite casi siempre al alcoholismo, tabaquismo o la drogadicción, aunque éstas son adicciones comunes por la sociedad, no quiere decir que sean todas las existentes.

La adicción es subjetiva, la obsesión te puede llevar a volverte adicto de cualquier cosa: a la comida, al trabajo, al sexo, al Internet, al juego, a la religión entre otros. El tratar de ver las adicciones desde otra perspectiva cuesta mucho trabajo, y peor aún, el tratar de verlas como una gran fuente de negocios para traficantes, empresas e inversionistas resulta cruel; pero es nuestra triste realidad.

En términos más específicos, la adicción sexual, esta práctica de la cual muchos dicen “bendita sea”, va desde el uso de pornografía, masturbación y el contrato de prostitutas, por mencionar algunos. Negocios clandestinos, nocturnos y secretos, son uno de los mercados más fructíferos de la vida nocturna y uno de los más peligrosos por cuestiones de salud y seguridad, pero eso si, muy bien despachado.

Como todo mercado, el producto se segmenta por nivel socioeconómico, en las que encuentras de todo tipo de mujeres, desde hermosas damas con minifalda y cuerpo esculpido a mano, hasta doñas con un vestido de lentejuelas azul estilo Carmen Salinas, todo de acuerdo a tus necesidades y el estado financiero en que te encuentres.

Gente muy atenta y cariñosa te recibe en las calles de Sullivan, Tlalpan o por el metro Revolución a medida que pasa la noche, mujeres sensuales, listas para complacer todos tus deseos por una cantidad mínima entre $400 y $600 por hora, la cual incluye sexo oral y 2 posturas, y si quieres complacencias o cosas que en su catálogo sean “inusuales”, cobran extra.

Si de plano te agarraron con ganas, no tienes mucha lana por la crisis y te encuentras de casualidad en la merced, pues tienes a un aproximado de 45 prostitutas, en 4 cuadras, a escoger. Encuentras altas, chaparritas, flacas, gordas, solteras, viudas y divorciaditas (como dice la canción el Aventurero). Mujeres, hombres, travestis y jovencitas se pasean por estas cuadras por un precio más económico que en los otros lugares, de $200 a $350 lo que quieras y como quieras, a diferencia de las prostitutas de otros lugares, éstas se encuentran todo el día a tu servicio.

Este negocio de la adicción sexual deja millones de pesos en todo el mundo, van desde compra simple de películas porno, porno gratis por Internet, clubs nocturnos, casas de citas y tráfico de mujeres y niños, estos negocios son los que más dinero dejan y los que mejor control tienen. En otro término, están las prostitutas VIP, las cuales ganan en dólares y sólo las adquieren los políticos o gente con mucho dinero, y por último, las prostitutas comunes que están en las calles, que por cierto, el dinero que ganan no lo disfrutan a su totalidad ya que lo reparten entre hoteleros, taxistas, autoridades, "padrotes" y "madrotas” (datos de EL UNIVERSAL).

Es imposible saber un estimado de las ganancias que tienen las sexoservidoras, este negocio tan bueno, la mayoría de las veces trae un fondo muy turbio y oscuro. Golfas, putas, rameras, personas de la buena vida, son sólo formas agresivas para referirse a las sexoservidoras cuyo trabajo es uno de los más difíciles. La prostitución vista por ojos de la sociedad mexicana es mala y grotesca, sin pensar que posiblemente las personas que se dedican a estas actividades son obligadas y forzadas por mafias que las tienen secuestradas, o en el menor de los casos la necesidad las ha llevado a inducirse en ese camino.

Sexo sin sentimientos, sin caricias, ni besos, simplemente coger, para muchos adictos al sexo suena muy bien, para otros no tanto, pero eso sí, detrás de esas carnes frías, está oculta toda una organización de mafias y política, toda una gran inversión, un negocio ilegal al que no se le ve fin; tanto por los servidores públicos corruptos como por todos los adictos sexuales.

Miguel Contreras
– Reportero