Mostrando entradas con la etiqueta racismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta racismo. Mostrar todas las entradas

NO MAMES QUE SOMOS IGUALES

Octubre 15 de 2009.- México es un país que busca igualdad entre su población, pero desafortunadamente está lejos de conseguirlo, el racismo o la discriminación es muy notoria entre ciertos grupos y clases sociales.

No basta con el racismo que sufren, los putos, los emos, los gordos y cualquier tribu mal vista, además de las diferentes clases sociales. La diferencia entre estas clases no es sólo social, económica, también es educativa y una gran parte por la actitud de la gente.
Como diría un refrán “estás viendo que el perro es huevon y le pones tapete “ y con esto me refiero a que también hay diferencias por la actitud con la que la gente encara la vida, digo el que nace rico, tendrá varo toda su vida, que puta suerte, pero los demás tenemos que esforzarnos y conseguir poco a poco nuestros objetivos y obtener recursos económicos ,no sólo para intentar vivir y cubrir necesidades básicas y educarse, en fin, creo que las diferencias se acortarían demasiado, si la gente de verdad quiere TRABAJAR y hacerse RESPONSABLE.

La discriminación entre clases sociales se vive día con día, basta ver en el periódico oportunidades de trabajo que además de pedir conocimientos intelectuales, piden pertenencias como vehículos para poder trabajar, o sea que si no tienes nave te chingas y que poca madre, para eso buscas trabajo para mejorar tu situación, pero la diferencia entre clases es más entre los jóvenes, que encasillan a la gente como naca, pobre y fresa dependiendo el nivel de varo que manejes y dependiendo de tu varo perteneces a una clase social.

Por eso creo que si nuestro modelo educativo fuera diferente y no la mamada que tenemos hoy, mejoraría nuestra educación y así se recortarían las distancias entre las clases, si todos tenemos oportunidades de educación todos tendríamos las mismas oportunidades de superarnos, a pesar de todo la educación es la misma para todos y dependerá de cada quien realizar su trabajo.

Así que no mames que somos iguales.

Allan García
- Reportero

RACISMO POSITIVO

¿Qué tan bueno será?

Definición
Supuestas ventajas
Discriminación disfrazada
Malinchismo


El racismo positivo es, en pocas palabras, dar mejores oportunidades y tratos preferenciales a minorías raciales sólo por el hecho de serlo, es decir, favorecer a los históricamente oprimidos.

Por si no les queda claro, les pondré un ejemplo: un gran amigo mío es salvadoreño, él decidió irse a estudiar a Estados Unidos, ya saben, para mejorar sus oportunidades de empleo y su nivel de vida. Resulta que es un niño de clase alta, de hecho, es uno de los más adinerados de su país. Al inscribirse en una de las universidades públicas más grandes de nuestro país vecino le dieron una beca que consistía en pagarle por estudiar de tiempo completo.

Así es, sólo por el hecho de venir de uno de los países menos desarrollados del continente americano, los gringos mensos lo tomaron por “indito muerto de hambre” y le dieron la beca de los sueños de cualquier estudiante. Cabe mencionar que mi cuate no es una de las personas más brillantes que he conocido, es más, sin afán de ofender, es bastante bruto.

Aunque muchas personas crean verse beneficiadas por los resultados “favorecedores” que puede tener el racismo, según yo, sigue siendo discriminatorio, y por lo tanto, representa una ofensa.

No puedo pensar en un día que me moleste más que aquel que es ampliamente publicitado como “el Día de la Mujer”. Honestamente no puedo evitar sentir que únicamente nos corresponden 24 míseras horas a las féminas, mientras que a los hombrecitos les tocan los 364 días restantes del año.

Es igual o hasta más racista mostrar “preferencias” por personas que consideras desprotegidas, al hacerlo, aunque no sea tu intención, los estas señalando y, consecuentemente, marginando.

Un caso clarísimo es el del Presidente Obama, cuyo color lo ha llevado hasta a ganarse un Nobel de la Paz, siendo que aún tiene tropas representantes de su país en algunos lugares del mundo.

Cuando éste personaje estaba en campaña electoral, todo el mundo pedía que se le escuchara como si fuera blanco, sin que se hicieran distinciones, él, supuestamente, nunca quiso llevar la atención hacia su origen racial.

La verdad de las cosas es otra. Fue muy evidente que la mayoría de los votantes no vieron su color como algo malo, todo lo contrario, probablemente, el simple hecho de ser negro lo impulsó a ganar la presidencia.


A todo esto, no puedo explicarme porque a nosotros, los mexicanos, nos encanta pensar que las personas de otras razas son lo mejor que existe… que si las negras y los negros están grandotes (as) y buenísimos (as), que si los ojos verdes son sexys y románticos… en fin, nos hace felices el alabar “cualidades” que a nosotros, por simple genética, no nos han de ocurrir.
El malinchismo tan arraigado que nos caracteriza es mundialmente conocido, así que, para terminar, les dejo una cita del libro autobiográfico “Me lo dijo Elena Poniatowska” :

"Al llegar a México a los nueve años, tuve una impresión muy grande porque en Francia yo siempre sentía que nadie me pelaba, no me hacían caso. A lo mejor sí me hacían, pero París estaba lleno de güeritas de ojos azules y aquí yo era de las pocas güeritas de ojos azules. Me querían comprar. ‘Güerita, güerita’, me decían, aquí sí pegué, incluso más que mi hermana, como que yo tenía más pegue. Esto desde luego me hizo sentir mucho agradecimiento por México, porque de repente me sentí más segura de mí misma ¿no?".

Montserrat Alquicira
- Reportera

RACISMO: UNA FORMA DE CONTROL

La apertura que existe en la actualidad hacia nuevas formas de pensar y de ser han incluido a muchos grupos subculturales en la sociedad. Sin embargo, éste antecedente no nos indica una apertura social en contra del racismo, contrario a esto, está la división cultural, que ha provocado ruptura social. Los distintos enfoques de la realidad en cada subcultura, han creado violencia, desigualdad, discriminación y racismo.

Los medios de comunicación amparan a los estereotipos que provienen de otros países, ahí, por ejemplo, se empiezan a difundir ideologías globalizadas y a su vez comienza la distorsión. Una forma de pensar distinta se vuelve moda, no filosofía de vida si no en apariencia: sea ropa, tatuajes, modo de hablar, piercing, etc.

Si nosotros no tenemos una cultura firme, al traer ideologías de otro lugar ubicamos el problema, pues las raíces que fundamentaron al movimiento, no las encontramos entonces, es difícil que esa ideología se comprenda a fondo y no sólo se siga por moda.

Al no estar bien fundamentadas las bases ideológicas, los habitantes de esas tribus, traída de fuera, se vuelven intolerantes ante las demás. Es aquí cuando nos encontramos con el racismo, que va mas allá del color de piel situándolo ahora, en el color de la marca o en el ritmo de la música entre otras cosas.

Lo que se tendría que entender realmente es que cada cultura crea un movimiento por problemas inherentes a su lugar de raíz. Esto al gobierno le conviene porque al tener a un pueblo dividido y racista, enfocado únicamente en problemáticas de moda, deja los problemas de raíz, los problemas que conciernen a todos a un lado.

Diego Juárez
- Reportero