Mostrando entradas con la etiqueta la raza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta la raza. Mostrar todas las entradas

VIVA LA RAZA

México, DF. Octubre 11 del 2009. El estereotipo mundial de esta frase siempre se ha adjudicado a los mexicanos, sobre todo por aquellos paisanos que se van a trabajar al extranjero y usan este lema para decir que están orgullosos de su descendencia mexicana. Pero realmente “La raza” no es exclusiva de México, de hecho es un termino utilizado en toda Iberoamérica y se refiere al mestizaje que hubo en América cuando llegaron los españoles, por eso se conmemora el 12 de octubre.

Ahora el termino ha evolucionado hasta llevarlo a “el día de la hispanidad”, lo que me lleva a la siguiente pregunta ¿realmente éramos una raza o es otra forma de decirle al mundo “aquí estamos”? Al final de cuentas nuestra historia dice que somos una mezcla de todo, un buen ejemplo del poder de la globalización.

De la raza al hecho.

Si en México realmente quisiéramos hablar de una raza, miraríamos más atrás de la llegada de los españoles, alabaríamos a nuestros pueblos indígenas y dejaríamos de usar como estandarte de la raza a la Virgen de Guadalupe que refleja los intereses de los evangelizadores españoles sobre el pueblo indígena, le pese a quien le pese y con mucho respeto a los creyentes y religiosos.

Acompáñanos a explorar y desmentir muchos aspectos que giran alrededor de este término de La Raza en esta edición de Praxis Blog.

Por mi raza hablará el espíritu (U.N.A.M.), pero por mí hablará Praxis Blog.

Bryan Montes
- Reportero

SOY MESTIZO O NO

En el Museo Nacional de Antropología e Historia se hizo una investigación acerca del mestizaje, algo que nos dejará algo un poco más claro de lo que nosotros sabemos de nuestra historia así que le hicimos unas preguntas al historiador Fernando Velazco acerca de cómo empezó el mestizaje en nuestro país y esto fue lo que respondió.

¿Sabes cómo fue el proceso de mestizaje y fusión racial en nuestro país?

El mestizaje comenzó con el naufragio de la tripulación de Grijalva de ahí caen al mar Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero, estos dos personajes eran españoles, y caen en el área de Yucatán mientras que Gonzalo Guerrero muestra virtudes de guerrero de ahí los grupos mayas lo convierten en guerrero y lo cazan con la hija del cacique maya de ahí empieza con Gonzalo guerrero con sus hijos el primer mestizaje español con maya, mientras tanto Jerónimo de Aguilar se convierte en esclavo y lo hacen esclavo. De ahí empiezan los viajes de Cortés. 7 años después Gonzalo se entera que hay naves españolas arribando al lugar y el se escapa de los grupos mayas para logra ponerse en contacto con los españoles Hernán Cortés cuando lo ve le dice a Gonzalo Guerrero vente con nosotros pero el contesta que no, ya que el estaba todo tatuado y con perforaciones en las orejas y el le contesta, sabes pues yo ya no soy español ya soy maya, esa es la primera mezcolanza que se hace en México.

¿Conoces tú la cantidad de grupos indígenas que hay en nuestro país y que importancia le das a las tradiciones y lenguas que manejan?

Exactamente no te puedo decir cuantas hay pero por ejemplo la principal es la náhuatl, zapoteca, maya, mixteco, totonaco, purépechas, etc.… algunos siguen con sus tradiciones y se han mantenido pero, faltó comentarte algo, el mestizaje también fue algo cultural muchas de las prácticas indígenas que se tenían antes de la conquista eran radicadas al ser transformadas fue como vaciar un casillero y meter cosas nuevas como son la religión pero al llegar el catolicismo se cambiaron los nombres de los dioses, los tipos de ofrendas, y sus fiestas, pero sigue habiendo algunos pueblos que continúan con sus tradiciones; a lo mejor la que más suena es la de día de muertos, que esa es la que tiene menos onda prehispánica en realidad es mas europea, pero por ejemplo cada pueblo tiene sus fiestas principales, cada pueblo tiene hasta tres fiestas al año pero una de ellas es la más grande.

Respecto a la lengua, sí se ha estado perdiendo, acabo de leer un estudio de que en Juárez que predominan el náhuatl y totonacos el coyamel, que es como el mestizo allá, el que no es indígena tiene una mejor situación económica, entonces los hijos de indígenas prefieren superarse y hablar la lengua española ya que son discriminados y pues de esta forma tener más oportunidades, además prefieren trabajar en algún lugar que les deje un porvenir económico y estable que estar en las costumbres de su pueblo como cultivando, haciendo artesanía entre otras cosas que son la mano factura.

¿Crees que tenemos rasgos españoles e indígenas aún?

Fíjate que yo siempre he tenido esa onda, ósea cuando de repente ya te imaginaras conoces a todo tipo de gente y escuchas que nosotros, y nosotros referente a nuestros antepasados indígenas, sí hay gente que me pregunta: bueno pues tu qué tienes de indígena, obvio no soy del todo súper güero pero pues tampoco tan moreno pero si tengo rasgos mestizos y así se ha ido dando una depuración genética de muchas generaciones de mas de 500 años de que algunos han prevalecidos y otros no; como por ejemplo a mi abuelo se le nota un poco más que a mi papá y hacia atrás un poco más, pero por ejemplo el hecho de nacer aquí a algunos nos da el derecho de sentirnos mexicanos, pero bueno en general la población lamentablemente el mexicano es un indígena con costumbres europeas ya globalizadas nuestra mayoría de influencia ya no es española ya es más globalizada, en algunos lugares ya parecemos más gringos por costumbres.

¿Crees que siga teniendo impacto para algunos la conquista en nuestro país?

Creo que culturalmente en la idiosincrasia sí, creo que el haber perdido esta batalla y al haber sufrido por tantos años como se sufrió no fue propiamente una conquista como las conquistas europeas, nuestra conquista fue muy humillante destructiva y quedó muy marcada en la idiosincrasia del mexicano. Ya que podemos ver al indígena que era de sangre pura y que ahora lo vemos vendiendo chicles en el semáforo de la esquina, es el mismo de hace años nada más que lamentablemente, no con las virtudes u oportunidades que se pudo haber llevado si se hubiera conquistado de otra manera.

¿Tú crees que un criollo tenga más oportunidades que una persona de tés morena?

Si, pero eso no tiene que ver con la genética, tiene que ver con la historia, no es por capacidades intelectuales es por capacidades monetarias; es mucho más fácil que un criollo por la vía de la historia tenga la capacidad de entrar a estudiar, de tener una vida social cómoda que un indígena. La tradición no logró, o no pudo un sistema económico que le permitiera adquirir todos estos bienes materiales e intelectuales entre otros, que si tiene los criollos no es una capacidad genética, te repito, pero también allí están unos casos de gentes indígenas que son verdaderamente indígenas que la han sabido hacer y que han hechos su negocios y que les va muy bien.

Pero por ejemplo aquí en México la situación es que la discriminación está por delante, digamos que alguien que va a pedir trabajo en relaciones publicas, pero si no eres el güero de ojo verde o morena con rasgos europeos pues no te dan el trabajo ya que es una imagen para la empresa, ya no se fijan en que tanto sabes sino en como te ves físicamente, pero esto ya es entrar en otros rollos más extensos.

Israel Maya
- Reportero

NO MAMES QUE SOMOS IGUALES

Octubre 15 de 2009.- México es un país que busca igualdad entre su población, pero desafortunadamente está lejos de conseguirlo, el racismo o la discriminación es muy notoria entre ciertos grupos y clases sociales.

No basta con el racismo que sufren, los putos, los emos, los gordos y cualquier tribu mal vista, además de las diferentes clases sociales. La diferencia entre estas clases no es sólo social, económica, también es educativa y una gran parte por la actitud de la gente.
Como diría un refrán “estás viendo que el perro es huevon y le pones tapete “ y con esto me refiero a que también hay diferencias por la actitud con la que la gente encara la vida, digo el que nace rico, tendrá varo toda su vida, que puta suerte, pero los demás tenemos que esforzarnos y conseguir poco a poco nuestros objetivos y obtener recursos económicos ,no sólo para intentar vivir y cubrir necesidades básicas y educarse, en fin, creo que las diferencias se acortarían demasiado, si la gente de verdad quiere TRABAJAR y hacerse RESPONSABLE.

La discriminación entre clases sociales se vive día con día, basta ver en el periódico oportunidades de trabajo que además de pedir conocimientos intelectuales, piden pertenencias como vehículos para poder trabajar, o sea que si no tienes nave te chingas y que poca madre, para eso buscas trabajo para mejorar tu situación, pero la diferencia entre clases es más entre los jóvenes, que encasillan a la gente como naca, pobre y fresa dependiendo el nivel de varo que manejes y dependiendo de tu varo perteneces a una clase social.

Por eso creo que si nuestro modelo educativo fuera diferente y no la mamada que tenemos hoy, mejoraría nuestra educación y así se recortarían las distancias entre las clases, si todos tenemos oportunidades de educación todos tendríamos las mismas oportunidades de superarnos, a pesar de todo la educación es la misma para todos y dependerá de cada quien realizar su trabajo.

Así que no mames que somos iguales.

Allan García
- Reportero

RACISMO POSITIVO

¿Qué tan bueno será?

Definición
Supuestas ventajas
Discriminación disfrazada
Malinchismo


El racismo positivo es, en pocas palabras, dar mejores oportunidades y tratos preferenciales a minorías raciales sólo por el hecho de serlo, es decir, favorecer a los históricamente oprimidos.

Por si no les queda claro, les pondré un ejemplo: un gran amigo mío es salvadoreño, él decidió irse a estudiar a Estados Unidos, ya saben, para mejorar sus oportunidades de empleo y su nivel de vida. Resulta que es un niño de clase alta, de hecho, es uno de los más adinerados de su país. Al inscribirse en una de las universidades públicas más grandes de nuestro país vecino le dieron una beca que consistía en pagarle por estudiar de tiempo completo.

Así es, sólo por el hecho de venir de uno de los países menos desarrollados del continente americano, los gringos mensos lo tomaron por “indito muerto de hambre” y le dieron la beca de los sueños de cualquier estudiante. Cabe mencionar que mi cuate no es una de las personas más brillantes que he conocido, es más, sin afán de ofender, es bastante bruto.

Aunque muchas personas crean verse beneficiadas por los resultados “favorecedores” que puede tener el racismo, según yo, sigue siendo discriminatorio, y por lo tanto, representa una ofensa.

No puedo pensar en un día que me moleste más que aquel que es ampliamente publicitado como “el Día de la Mujer”. Honestamente no puedo evitar sentir que únicamente nos corresponden 24 míseras horas a las féminas, mientras que a los hombrecitos les tocan los 364 días restantes del año.

Es igual o hasta más racista mostrar “preferencias” por personas que consideras desprotegidas, al hacerlo, aunque no sea tu intención, los estas señalando y, consecuentemente, marginando.

Un caso clarísimo es el del Presidente Obama, cuyo color lo ha llevado hasta a ganarse un Nobel de la Paz, siendo que aún tiene tropas representantes de su país en algunos lugares del mundo.

Cuando éste personaje estaba en campaña electoral, todo el mundo pedía que se le escuchara como si fuera blanco, sin que se hicieran distinciones, él, supuestamente, nunca quiso llevar la atención hacia su origen racial.

La verdad de las cosas es otra. Fue muy evidente que la mayoría de los votantes no vieron su color como algo malo, todo lo contrario, probablemente, el simple hecho de ser negro lo impulsó a ganar la presidencia.


A todo esto, no puedo explicarme porque a nosotros, los mexicanos, nos encanta pensar que las personas de otras razas son lo mejor que existe… que si las negras y los negros están grandotes (as) y buenísimos (as), que si los ojos verdes son sexys y románticos… en fin, nos hace felices el alabar “cualidades” que a nosotros, por simple genética, no nos han de ocurrir.
El malinchismo tan arraigado que nos caracteriza es mundialmente conocido, así que, para terminar, les dejo una cita del libro autobiográfico “Me lo dijo Elena Poniatowska” :

"Al llegar a México a los nueve años, tuve una impresión muy grande porque en Francia yo siempre sentía que nadie me pelaba, no me hacían caso. A lo mejor sí me hacían, pero París estaba lleno de güeritas de ojos azules y aquí yo era de las pocas güeritas de ojos azules. Me querían comprar. ‘Güerita, güerita’, me decían, aquí sí pegué, incluso más que mi hermana, como que yo tenía más pegue. Esto desde luego me hizo sentir mucho agradecimiento por México, porque de repente me sentí más segura de mí misma ¿no?".

Montserrat Alquicira
- Reportera

MALINCHISMO

El malinchismo viene desde la conquista, gracias a la Malinche, quien traicionó a su pueblo. El término de malinchismo, se refiere a la actitud que tenemos ante lo nacional, ya sean producto, formas de actuar, modas, música…

Antiguamente había un cierto rechazo a lo nacional, muchas personas creían que si era extranjero era mejor y que lo mexicano era chafa, también a los indígenas no los querían y había mucho desprecio hacia ellos, ser indígena era algo malo, algo que no tenía lugar en la sociedad moderna.

Octavio Paz decía en su libro Laberinto de la Soledad, que todos somos hijos de la chingada, la chingada es la Malinche y tenemos un cierto apego a la madre, por eso cuando nos la mientan, nos enojamos mucho y la veneramos mucho, pero como nuestra “madre” Malinche nos traicionó, tendemos a creer que todo lo nacional no sirve, que no sabemos hacer las cosas, pero no es así.

Gracias a la globalización esta mentalidad está cambiando, la industria mexicana se ha desarrollado mucho y hemos aprendido que lo nacional sí es de buena calidad, también gracias a las campañas publicitarias y al reconocimiento a nivel mundial, nos hemos dado cuenta que tenemos que apoyar lo nuestro, a nuestra gente y no renegar de nuestra cultura porque es muy importante y rica.

Es irónico que en otros países aprecien más nuestra cultura que nosotros mismos. Un ejemplo de esto es Europa, allá les fascina todo lo mexicano: arquitectura, comida, música, ropa, artesanías… los vuelve locos, adoran México, su gente, tradiciones… ¿cómo es posible que nosotros no lo veamos; que nos hagamos menos y no apreciemos lo que tenemos? Tenemos un gran sentimiento de solidaridad y unidad, esto se ha visto reflejado en el sismo del 85 y en otras tragedias como las inundaciones…

Hoy más que nunca debemos estar unidos ante las diferentes crisis que nos está tocando vivir, sólo así podremos salir adelante, aceptando nuestras tradiciones, y apoyando nuestras industrias, prefiriendo lo que es nacional ante lo extranjero, conociendo nuestra historia, ayudando a nuestros indígenas, exportando más México que importando Estados Unidos, que sí influye mucho pero no por eso debemos perder nuestra identidad.

Recordemos que el próximo año se cumplen 200 años de nuestra Independencia y debemos estar orgullosos de esto, ya que no ha sido fácil, pero siempre hemos salido adelante de las dificultades y problemas que se nos han presentado porque somos un pueblo de guerreros, no por nada los aztecas eran una de las culturas más dominantes e importantes.

Una forma de ayudar a México es respetando las leyes, viviendo en armonía, exigiendo que nuestros gobernantes hagan su trabajo y no nos quieran ver la cara, apoyando lo nacional, no rendirnos ni tomar la indiferencia como forma de actuar, no permitir que México se vuelva un país donde no pasa nada y mientras unos pelean, otros dan la espalda; esto es malinchismo moderno y no podemos ni debemos permitirlo.

México es un gran país, los mexicanos debemos serlo también.

Mariana Magaña
-Reportera