Mostrando entradas con la etiqueta juan. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta juan. Mostrar todas las entradas

ENTRE LEYES Y CAMOTES...

9 de Noviembre, 2009.- Ya sólo se espera el aval del jurídico del gobierno del Distrito Federal y llevar a cabo las reformas constitutivas que darán paso a la libre unión entre personas del mismo sexo. Sin embargo, no todo es color de rosa (o multicolor).

Obviamente se convierte en tema principal la apertura que demuestra, según el diputado local David Razú (que por si no lo saben, proviene del Partido de la Revolución Democrática), el brindar los mismos derechos que cualquier otra persona puede a nivel constitucional, es decir, no es llevado a cabo por “berrinches” de la comunidad gay. Cierto es que, constitucionalmente hablando, cualquier mexicano tiene el derecho a contratos matrimoniales. No sé que piensen ustedes pero, para mí, las personas independientemente de su preferencia sexual, siguen siendo personas.

A pesar de todo esto, los culeros agachados del Partido Azul (PAN) piensan promover A TODA COSTA reformas para regresar la iniciativa. A pesar de esto, virtualmente la iniciativa del matrimonio libre está casi aprobada.

Nos dice Sergio Eguren, diputado local del PAN, que se hará todo lo posible por frenarla o, cuando menos, limitarle, pues dicen, es “el principio del fin”.

-El paso que sigue- Dijo Eguren a Milenio y a Dios nuestro señor - es la libre adopción de niños por parte de matrimonios gay, lo cual deformaría el concepto de unificación familiar y se convertiría en una producción en serie de familias disfuncionales- O sea… no quiere que adopten niños, dicho de una forma menos despectiva.

El pleito seguirá mientras los perredistas tachan de agachados, chatos de mente y lame botas de la Iglesia (cosa que nadie niega) a los panistas mientras estos refutan que la iniciativa, más que ser una reforma cívica a los derechos humanos, es una muestra de populismo barato con miras a futuras elecciones.

Sea cual sea, pues eso jamás ha interesado, la posición de los políticos ante tal fenómeno, el conflicto está en la determinación de brindar o no derechos constitucionales a personas con diferentes afinidades sexuales (cosa que no tendría relevancia) y, por otro lado, cuestionarnos acerca de la capacidad mental de la gente mexicana, hablando estrictamente cómo sociedad, para sobrellevar casos tan específicos como la adopción para matrimonios gay.

Eso es, aún, un misterio.

ESTÚPIDOS EN LA RED...

Señoras y señores, es bien visto por muchos de nosotros la increíble afinidad a burlarnos de la gente estúpida. Gracias a la magia de la tecnología es posible visualizar, escuchar y presenciar muchísimos efectos de la estupidez humana aplicada a las actividades diarias.
Es claro que el estúpido agrada por demostrarnos lo que no se debe hacer en esta vida. Un ejemplo relevante se presenta en el siguiente video. La falta de memoria, o ausencia de conocimientos es un factor evidente de estupidez:


En el deporte. La habilidad hace a un jugador más que un simple futbolista; sin embargo la falta de talento también hace que dejes de ser un simple futbolista y te conviertas en un hombre estúpido.


Es la red el escaparate para muchísimos de nuestros actos estúpidos preferidos. Por otra parte es la ventana por la cual se puede observar el nivel de nuestra cultura, y el gobierno que merecemos.


Un saludo a Doña Elba. Y que se vaya al Diablo.

Hay que reírnos de los estúpidos, pues, aunque sea, sirven de mal ejemplo.

Juan Mendoza
- Jefe de Información

EDITORIAL: LA ESTUPIDEZ HUMANA

Según Carlos M. Cipolla (historiador Italiano), existen cinco leyes fundamentales de la estupidez humana, es decir, cinco puntos que determinan si alguien es estúpido o no.

A continuación las analizaremos:

Primera Ley Fundamental:

Siempre e inevitablemente todos subestiman el número de individuos estúpidos en circulación.

Oh sí. Existen muchísimos estúpidos a tu alrededor, tantos, que ni siquiera te das cuenta: “Ahí viene la plaga… le gusta bailar…” Y sí amigo, es contagiosa.

Segunda Ley Fundamental:

La probabilidad de que cierta persona sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de esa persona.

No importa si eres presidente, diputado, supervisor, gerente de banco. Es más, no importa si eres chaparro, o pelón y usas anteojos. Eso no tiene que ver, incluso siendo todo lo contrario puedes seguir siendo estúpido (alto, bigotón, y de voz grave).

Tercera Ley Fundamental (o de Oro):

Una persona estúpida es aquella que causa pérdidas a otra persona o grupo de personas sin obtener ninguna ganancia para sí mismo e incluso incurriendo en pérdidas.

Un estúpido hace perder a los demás... Un saludo a nuestro querido Hugo Sanchez.

Cuarta Ley Fundamental:

Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento, lugar y circunstancia, tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error.

Es ahí cuando nos preguntamos: ¿Porqué el país está tan mal?

Quinta Ley Fundamental:

La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe.
Cuando veas a un estúpido, aléjate y cuéntaselo a quien más confianza le tengas, claro está, si no se trata de un estúpido también (descarta la policía y el gobierno).

(Agregada por mí) Sexta Ley Fundamental:

No hay más estúpido, que aquel que cree que los demás son estúpidos y que él jamás caerá en la estupidez.

Es hora amigo lector, de darnos un paseo por los mundos estúpidos que nos presenta la realidad. Es hora de exhibir a aquellos estúpidos que coquetean con la imbecilidad. Aquellos monstruos contemporáneos. Sólo aquí, en Praxis Blog.

Juan Mendoza
-Jefe de Información

Un saludo a:
*Felipe Calderón
* Vicente Fox
* Fabiruchis
* Paty Chapoy
* George Bush
* Tony Balardi…

DIARIO DE UN BORRACHO...

México, D.F. Octubre 20, 2009.- Mientras nos partimos el cobre a causa del impuesto del 2% sugerido por “El señor Presidente y su pandilla”, los diputados nos comen el mandado dándole libre paso a algo igual de importante que los alimentos y las medicinas: Internet y cable pagarán 3% adicional de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS); 26.5% a la cerveza; 170.9%, a los tabacos, así como tres pesos por litro de bebidas alcohólicas, lo cual, por ende, subirá los precios de éstos servicios y productos.

De parte de muchísimos alcohólicos, cheleros de estadio, bellezas de cantinas, ebrios de la mesa del rincón, compadres de una noche, mala copas y demás; con lágrimas en los ojos les digo:

¡CHINGUEN A SU PUTA MADRE… MAL NACIDOS!

por Juan Mendoza

- Jefe de información


QUE EL MALDITO PRESIDENTE DEL TRABAJO SEA LIQUIDADO

México D.F; 13 de octubre, 2009.- El día de hoy pedí entrar y hablar con el señor Marcelino Flores, dirigente primario, planilla 2 de la comisión en Luz y Fuerza del Centro en la colonia Santa Isabel Tola para saber su opinión acerca de la situación actual del país.

Por obvias razones el licenciado Marcelino Flores no se encontraba con su comitiva el día de hoy. El vigilante me dijo que si quería alguna entrevista, Flores, se encontraba dispuesto a hablar con cualquiera que lo requiriera. Me sorprendí ante tal disposición y llamé al teléfono móvil que me brindaron, sin éxito. La cuarta vez me contestó una señorita y me recibió el recado. Poco después llamó Rigoberto Arriaga al teléfono de la oficina, donde trabaja su servilleta, preguntando por Juan Mendoza, me dijo que el licenciado Flores no podía atenderme pero que le diera un correo electrónico para brindarme información.

En este momento, casi catorce de octubre, en punto de las cero horas recibí en mi email un comunicado lleno de furia y rencor, que ahora comparto con ustedes.

Estimado Sr. Mendoza, agradezco su interés y ruego, de la manera más atenta haga circular el siguiente mensaje a la comunidad por el medio que le sea de su alcance.

Al pueblo de México:

¿Existe en México, un autentico estado de derecho?

En un autentico sabadazo y a hurtadillas como actúan los delincuentes, el gobierno federal ocupo las instalaciones de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) con efectivos de la Policía Federal Preventiva PFP). Con lujo de violencia y agrediendo a los trabajadores, tomaron posesión de una empresa que es propiedad colectiva y social de todos los mexicanos y NO del gobierno. Este gravísimo atentado a las conquistas históricas del pueblo mexicano, demuestra palmariamente, la actuación de facto como lo hacen los militares golpistas de cualquier partido del mundo. Eso se llama FASCISMO, así "gobernaban" Hitler, Mussolini, Pinochet y Díaz Ordaz.


De pasar este inconstitucional e ilegal "decreto" NADIE en este país, podrá vivir en libertad, ni aspirar a obtener mejores condiciones de vida y de trabajo. La derecha fracasada en todos los órdenes de gobierno, ahora arremete contra los trabajadores y el pueblo, DEBEMOS DETENERLOS, empujan al país a una polarización social de proporciones monumentales. La paz social de los mexicanos, se encuentra en peligro debido a la ceguera y a los compromisos de la Banca Internacional, de parte de estos funcionarios ilegítimos.


Demandamos de manera urgente al gobierno federal a: derogar el "decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro; y la salida inmediata de la PFP y devolución de nuestras instalaciones a los trabajadores e instalación de una mesa de negociación para establecer acuerdos de carácter financiero y técnico, que restablezca la Legalidad constitucional en Luz y Fuerza del Centro.
Entre tanto, hacemos totalmente responsable al gobierno federal, de cualquier desperfecto, interrupción o disturbio en nuestras instalaciones, conocimiento del cual carecen los invasores.
Llamamos al pueblo de México a lo mejor de sus trabajadores, a los hijos de esta lacerada patria, a solidarizarse con estas justas demandas y con el Sindicato Mexicano de Electricistas. El patrimonio
Nacional debe ser defendido, cueste lo que cueste, como nos costó a todos construirlo. ¡No permitamos que nos arrebaten lo que es nuestro!


¡Todos en defensa de Luz y Fuerza del Centro y de la Industria Eléctrica Nacionalizada!


¡Respeto a los derechos y conquistas de la Clase Trabajadora y del pueblo trabajador!

¡Viva la unidad de TODO EL PUEBLO alrededor del Sindicato Mexicano de Electricistas!

Asiste a la marcha-mitin, de repudio al atraco monumental que pretende perpetrar el gobierno federal contra LyFC y el SME, este JUEVES 15 de octubre a las 16hrs del Ángel de la independencia al zócalo.

Nota: quitaran el subsidio y se subirá considerablemente el costo de la luz.

De donde piensan sacar el dinero para liquidar a 44 mil trabajadores en activo y 20 mil jubilados agrupados... ¿¿¿Qué no se supone que ni siquiera había dinero para las vacunas de la influenza??? ¿¿¿Será que para quedar a mano ahora sí aumentaran el 2% a los impuestos???

QUE EL MALDITO PRESIDENTE DEL TRABAJO SEA EL LIQUIDADO, YA QUE NO ES PRODUCTIVO Y SIGUE DEJANDO AL PUEBLO SIN TRABAJO.

Trabajadores, Luz y Fuerza del Centro.

Serán tiempos difíciles, mientras México se debate entre la lucha de poder y las patadas de ahogado del gobierno mexicano. Espero, DE TODO CORAZÓN, que este pleito entre conflictos de poderes, sirva para como detonante para que la vista de las mentes que, de verdad valen la pena en este pinche país, se levanten exigiendo lo que necesitan; no sólo nuevos gobernantes, no sólo nuevas instituciones, no sólo un nuevo sistema de gobierno. Hay que pedir… un nuevo país, libre de pendejos.

por Juan Mendoza

-Jefe de Información

EDITORIAL: SIGUIENTE ESTACIÓN

Es, entonces, el momento de leer a Oscar Hahn:


Desventurados los que divisaron
a una muchacha en el Metro
y se enamoraron de golpe
y la siguieron enloquecidos
y la perdieron para siempre entre la multitud
Porque ellos serán condenados
a vagar sin rumbo por la estaciones
y a llorar con las canciones de amor
que los músicos ambulantes entonan en los túneles
Y quizás el amor no es más que eso:
una mujer o un hombre que desciende de un carro
en cualquier estación del Metro
y resplandece unos segundos
y se pierde en la noche sin nombre.


Es aquél gusano naranja, el monstruo subterráneo, quien dicta los estilos de vida y las situaciones más peculiares en un mundo distinto al de la superficie. Un mundo donde la estabilidad emocional se frunce a causa de las faltas de respeto y los apretujones de sudorosos cuerpos, un mundo en el que la sexualidad es mero instinto, un trámite forzoso para delimitar las exageraciones de la inhibición, un tren del pecado… un transbordador del placer.

Mirando los cientos de rostros cruzando y danzando frente aquellas marmoleadas paredes, los pisos grises y mugrosos de los campos de concentración mexicanos donde mujeres, niños, ancianos y demás ser humano son capaces de romper las reglas de la física y fundirse en sudor y lágrimas junto a decenas de cuerpos en dos o tres metros cuadrados.

Gire su cabeza, apreciable lector, observe entre aquellos tubos de aluminio y asientos verde limón; critique un mundo tan usual como espeluznante; grite, ría, llore y enfurézcase con las vidas redundantes al metropolitano. Siguiente estación… Praxis Blog.


Juan Mendoza
-Jefe de Información

MANO LARGA EN EL METRO...

México, D.F. 5 de Octubre, 2009.- En punto de las once cuarenta y cinco comencé mi investigación con respecto a quién mete, usa, levanta y se lava las manos. El último metro con dirección a Indios Verdes arriba al metro Hospital General en punto de la una de la mañana. El concierto de Depeche Mode terminó en punto de las once treinta. ¿Por qué tardé tanto en llegar a esa estación?

La respuesta es simple. Subí a la línea nueve junto a la mayoría de la gente que salía de “El Foro Sol” gracias a Depeche Mode. Según Juan Luna, vendedor de tacos del metro Indios Verdes, su hermano Alberto Luna es encargado de seguridad del metro por parte de la policía bancaria y uno de los argumentos clave dentro de los módulos de vigilancia son los clásicos y míticos carteristas. Alberto Luna ha comentado a su hermano (amigo cercano de mi padre) acerca de los vínculos entre estos ampones y los miembros de seguridad. Un punto clave de ataque de estos es precisamente la línea nueve. Su objetivo: Aquellas personas que abordan el metro después de ir a los conciertos. SÍ, CUIDADO CUANDO SALGAN DE LOS CONCIERTOS, USTEDES SON LA PRESA.

Estuve alrededor de media hora buscando a alguien sospechoso. Después de muchas vueltas me di con un regordete señor de baja estatura, con bigote y gorra blanca. El mismo tipo había bajado del metro en la misma estación tres veces. Para la cuarta lo seguí hasta el vagón del fondo, repletamente lleno, quedando yo una puerta antes de la multitud, aun así podía ver sus movimientos claramente. El tipo me veía de reojo y al darme cuenta de encontrarse enterado de mi persecución traté de acercarme y pedirle una entrevista. El objetivo de dicha entrevista era, en un principio, preguntarle acerca de “el manoseo” a las mujeres, pensé sería un buen prospecto; sin embargo, me llevé una sorpresa. Levanté mi celular y tomé una foto que salió movida a causa de lo que pasaría después.

Antes de acercarme más de dos metros a empujones para alcanzarlo el tipo me miró y salió corriendo golpeando a la gente mientras un joven de aproximadamente veintiocho años corrió tras el golpeando a más personas y gritándole: “¡Párate hijo de tu puta madre!”. Después de él salió una joven obesa y un hombre más alto y de mayor edad corriendo tras aquel gordo de gorra blanca. Yo los perseguí, pues suponía que éste último había faltado al respeto a aquella gordita.

Dos policías de guardia tomaron por la playera al hombre aquel lanzando la gorra blanca por los aires. Otro más del brazo al flaco y a mí. El tercer tipo, el alto de mayor edad, nos siguió mientras caminaba y se escuchaba al policía decir: “Ya calmados, no mamen. ¿Qué chingados pasa?”

Resultó ser que nuestro querido amigo gordo sacó, de una manera no tan sutil, la cartera de Rafael (el único nombre que escuché) y este corrió para huir. Nos detuvieron en el módulo de seguridad de la estación Centro Médico. Ahí estuvimos veinte minutos mientras el bigotón ratero me mentaba la madre. Pensaba que yo había avisado a Rafael del robo.

Nos tomaron los datos, yo fui el segundo. El “pase de salida” era nuestro boleto para Depeche Mode. El señor de playera blanca que acompañaba a Rafael y salió en su auxilio dijo: “Este pendejo viene a robar, si no que enseñe el boleto…”

Me admiré de cómo aquellos crédulos policías al aceptar la forma de juzgar la inocencia de los cuatro tipos apañados. La obesa señorita, que vestía como cualquier emo de quinta por cierto, ya se encontraba afuera esperando seguramente a Rafael.

Como si se encontrara libre de culpa o acostumbrado ya, aquel gordo, mientras seguía mentando madres, lanzó la cartera contra los monitores de las cámaras de vigilancia que se encontraban apagados. “Cálmate pinche Tarolo (o Marolo o Carolo, no se escuchó bien), bájale de huevos… Ya puede irse joven” Me decían mentras me jalaban bruscamente del brazo y me sacaban del módulo a hacerle compañía a la gorda emo.

Las líneas 1, 2 y 3 del Metro, que corren de Pantitlán a Observatorio, Cuatro Caminos a Taxqueña y Universidad a Indios Verdes, respectivamente, concentran 60% de delitos cometidos dentro del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, según revela el Análisis de la Incidencia Delictiva en el STC Metro.

En la estación Hospital General ya me hacía sobre el último tren. EN punto de la una de la mañana. Ahora formo parte del archivo de nombres del metro al igual que Rafael, Tarolo y aquel desconocido que salió a combatir a aquella rata.

Aproximadamente ocurren 50 robos en el metro cada día. No pude conseguir una entrevista con un ratero carterista, aún así, estuve lo más cerca de la acción para corroborar la ineptitud que aún presenta este gusano gigante en cuanto a seguridad se trata.

Y después nos preguntamos ¿Por qué hay locos que balacean en las estaciones? Simple. Porque es una de las fallas de aquella matrix, de ese mundo llamado Metro.



por Juan Mendoza

- Jefe de Información

SE LE ABRIÓ AL TOCAYO...

(POR FAVOR ENCIENDE TUS BOCINAS, DALE PLAY Y ESCUCHA MIENTRAS LEES)

México, D.F. Septiembre 29, 2009. Nuestro querido tocayo para muchos, el famosísimo Juanito al quien no habíamos dedicado siquiera unas líneas en este blog, dio el brazo a torcer, declarando abiertamente que cederá el paso a Clara Brugada como monarca de Iztapalacra.

Nuestro queridísimo Juanito o, bien llamado en los barrios bajos, Rafael Acosta, quien tuviera como personajes emblemáticos y de ejemplo particular a Hugo Chávez y Fidel Castro, cedió ante la presión, la cartera, la conciencia o la razón comunicándonos a todos su retorno al mundo real para pedir licencia y darle paso a la señora Brugada pa’ que se encargue del changarro.

Después de entrevistarse con el efetivo de Chilangolandia, Marcelo Ebrard, eso sí, a puerta cerrada, Juanito dijo a los medios que pedirá licencia por 56 días, con motivos principalmente de salud – Pues me he sentido muy mal del corazón… no sé si sea por la presión – y no siendo coacción a cualquier figura política, dirigente, partido o peje lagarto. Al mismo tiempo, gente residente de Iztapalapa entonaba el grito: Juanito, Juanito… pórtate hombrecito, como reclamo a la tan popular grilla desatada en torno a este nuevo símbolo nacional en lugar de atender de forma efectiva las exigencias del pueblo tales como la problemática de la falta de agua en tal delegación.

¿Era Juanito el próximo mesías? ¿Era, tal vez, el cambio que México necesitaba? O, viéndolo desde otro punto de vista ¿Era un peligro para México? Supongo que depende del cristal – del partido- con que se mire. ¿Es tan imbécil Juanito? Es que su ser bonachón y pobretón ¿causaba una verdadera identificación con el pueblo? Iztapalapa, al igual que todo México, necesita de dirigentes reales, de gente con huevos que se parta el hocico por su gente y no por arrancarse el hueso peleándose hasta con los de su mismo partido. Clara Brugada, Rafael Acosta, Demetrio Sodi o el mismísimo Batman pueden ser los delegados que le cambien la cara a cualquiera de nuestras delegaciones, ciudades o pueblos, si de manera honesta y leal lo hicieran. El punto crítico es saber si personajes como el tal Juanito, bobos, nobles y analfabetas tienen gran diferencia con los políticos encargados de conducir el país por un sendero mejor.

Si me dieran a escoger entre Juanito, El Peje, Calderón, el clásico diputado dormido a media asamblea, el senador con sus incalculables gastos, el secretario del IFE con su sueldo de miles y miles de pesos y Gustavo Adolfo Infante, a alguien para dirigir mi colonia, mi delegación, mi ciudad o mi país, preferiría quedarme de brazos cruzados escuchando por siempre, como castigo eterno, esta mierda de rola de El Tri… Seguramente Chuck Berry, donde quiera que esté se estará rebolcando de odio mientras vomita al escuchar una nueva versión de Johnny Be Good.

¿Cuándo México? ¿Cuándo?

Juan Mendoza

-Jefe de Información

EDITORIAL: DEDEANDO LA NOTICIA

Con temor a otro ataque de cualquier loco al Metro Balderas la noche de ayer, me dispuse a regresar a mi casa en el gusano naranja. Bajé las escaleras de la Glorieta de Insurgentes, abordé aquel tren y transbordé en Balderas. Por obvias razones el metro estaba - ¿Cómo decirlo de una forma no muy ofensiva? - ¡Hasta su puta madre! Es increíble como pueden caber treinta personas en sólo tres metros cuadrados.


No podía moverme, para cuidarme de alguna especie de robo coloqué mi mochila frente a mí, cubriéndome. Un tipo gordo y gigantesco se colocó delante de mí, sudado y barbado con muy poco cabello en su cabeza, de playera verde, de esas que gracias a la panza cuelgan como manteles de cocina. A su lado (y al mío también, por ende), un chavito, de aproximadamente unos dieciocho años, delgado, vestido de jeans y camisa, “carita”, como diríamos algunos, con miedo a aceptar que es guapo. Para no hacérselas larga… o tal vez sí, el tipo gordo bajó su mano, y comenzó a tocar la entrepierna del chamaco (ahí perdí de vista lo que hacía pues mi mochila estaba justo enfrente). El chavito evitó mi mochila y se acercó por completo a aquel mastodonte, como abriéndose paso entre la marea y llegando a recargar su mejilla en lo que parecía una “teta” de aquel obeso hombre. Me hice hacia atrás hasta que quedé encerrado entre su acto y la puerta del metro. Las manos del delgado hombrecillo universitario desaparecieron también, mientras el barbudo hombre de cuarenta se agachaba de forma sutil hacia la oreja del primero.


Al llegar a la estación La Raza, bajaron juntos al igual que el ochenta por ciento de toda la gente dentro del vagón. El sudado hombre verde tomó del brazo al joven diciéndole: “¿Para dónde vas?” mientras se perdían camino a “El Túnel de la Ciencia”.


Es el sexo, visto como fenómeno prohibido lo que incita a tipos guapos a dejarse “toquetear” por obesos sudados, lo que mueve a las colegialas a grabarse frente a su webcam, lo que provoca a los niños de diez u once años tener sexo anal en el baño de la escuela, lo que hizo nacer a la imaginación en el sexo telefónico, el sentimiento aunado al poder en una violación; es el poder al penetrar a un niño de cinco años volviéndose un monstruo; es el placer, el negocio, lo prohibido, el pecado, la puerta a la muerte y la culminación de un acto diabólico, es, en algunos casos, el utópico amor.


En ésta edición, Praxis Blog se vuelca a las variantes o evoluciones de este fenómeno. Puntos de vista distintos, la percepción desde sus entrañas y algunas locuras de nuestros redactores.


Dejad que sus ojos tengan sexo con nuestros textos.


Juan Mendoza
- Jefe de Información

VOY... A APAGAR LA LUZ... PARA PENSAR EN TI

Ni pensar en vacaciones.

México D.F. 23 de septiembre de 2009. Mi tío “El Gordo” se encuentra parado en el camión que se dirige a Cuernavaca. Me comenta no poder pasar debido a un bloqueo de personas que reclaman: Luz.


El día de hoy, mi tío “El Gordo” se encuentra en la carretera que va de “El Defectuoso” a Cuernavaca, la cual en este momento se encuentra bloqueada por, aproximadamente 50 vecinos de Tlalpan que reclaman (de una manera no muy comprensible) la falta de servicio de energía eléctrica. A partir de las ocho de la mañana se colocaron a lo ancho de la carretera México-Cuernavaca en el kilómetro veinte, provocando caos vial sobre todo en la entrada a la Carretera Federal que da el acceso a Tlalpan.

Mi tío y una caravana de automóviles tratan de salir a vuelta de rueda del bloqueo que, hasta ahora, parece no tener fin.

Las quejas han sido bastantes debido a la problemática creada por el bloqueo. Sin embargo, vayamos más allá: ¿Es justo que a estos muchachos carezcan de electricidad desde hace más de quince días? O podríamos discutir si acaso ¿Es justo que mi tío, “El Gordo”, y decenas de autos estén varados en la carretera por algunos vecinos disgustados?

A mi parecer la pregunta ideal sería: ¿Hay justicia en este país?

Suerte tío. Disfruta tu cuernavacazo.

Juan Mendoza
- Jefe de Información.

MARCELO Y LUIS

México, D.F. a 19 de Septiembre del 2009. El vertiginoso par de días que sacudieron, de formas distintas a la ciudad. Las dos muestras de lamentación. Le contaré, amable lector, la historia de dos personas que pueden, o no, ser diferentes entre sí:


Marcelo [17 de Septiembre 2009]

Marcelo se despierta bastante temprano, pide a sus auxiliares que lustren de modo eficaz sus zapatos, traigan el mejor saco ya que es el día perfecto para enfrentarse a aquellos bastardos, eso sí, con sus mejores galas. Da un beso a su esposa y se encamina a la ducha. Una leve sonrisa brota de su boca, diciéndose: “estás preparado”.


Luis [18 de Septiembre 2009]

Luis se despertó el día de hoy muy temprano. Camina hacia el taburete y prepara la camisa color vino que era de su padre; usualmente la utiliza para pedir trabajo, pero no más. Se ajusta el cinturón del pantalón, revisa y huele sus axilas pues no hay agua, ni fría ni caliente, para bañarse desde hace una semana. “Hace un chingo de frio” se dice a sí mismo, recoge el suéter gris de todos los días y lo cuelga, enrollándolo en el tirante de su pequeño morral. Mete su mano al cajón del buró y elije algunos instrumentos de trabajo, coge algunas servilletas que llevan como destino el fondo del morral. Se suena la nariz y arroja la servilleta al suelo. Se persigna y sale, no sin antes darle un trago al poco “New Mix” que aún quedaba en la lata que parecía adornar su ropero.


Marcelo [17 de Septiembre 2009]

“El tráfico es una mierda… en todos sus sentidos” se dice Marcelo mientras revisa que su traje esté presentable. Pregunta a su asistente acerca de la papelería, el pago a los contribuyentes, la popularidad de “El Guapo del Tricolor”, la llamada a Encinitas y su cita con Ortega. Alista el celular para llamar a su esposa y pregunta con un tono suave: “¿Estás crudita amor?”. Su chofer se pitorrea de él. El auto se estaciona cerca de Palacio Nacional, a lo lejos se escucha una mentada de madre al más puro estilo de un indigente. Su asistente le entrega una copia de la agenda y Marcelo la arroja en el asiento trasero de su auto. La olvida y baja de su auto; acompañado de tres tipos, entra al edificio de trabajo donde esperará varias horas, oculto como rata, pensando, lamiéndose los bigotes, mirando el contador del elevador y tocándole una nalga a su asistente.


Luis [18 de Septiembre 2009]

Sentado junto al Monumento a la Revolución con un periódico en su mano derecha y la izquierda dentro de la mochila, Luis se ve perdido tal como su mirada. A Luis le emputa ver policías caminando y observándolo como chango en circo. “Ese pinche puto, si me sigue viendo así, le voy a partir su puta madre…” piensa mientras observa a Don Justino, el guardia del edificio de Teletech. Se pone de pie, mete el periódico a la mochila y camina hacia el Metro Revolución, vomitando intolerancia ante los ofrecimientos de comida corrida de las fondas.


Marcelo [17 de Septiembre 2009]

El auto vuelve a arrancar, Marcelo pide escuchar música clásica, así que grita al chofer: “Ponte algo de Il Divo”, su chofer obedece la orden. Marcelo se recuesta en el asiento y trata de dormitar. Minutos más tarde se encuentra estacionado frente al recinto de la asamblea legislativa. Por supuesto, primeramente, envía a su asistente y sus tres miembros de seguridad para quitar un vendedor de fruta en vasitos, pues le da mal aspecto a su salida frente a las cámaras.


Luis [18 de Septiembre 2009]

Luis compra dos boletos del metro. Transborda en la estación Pino Suarez y baja en Salto del Agua. Media hora después regresa a la misma estación, mentando madres y lleno de furia. Se vuelve a persignar. Golpea con su hombro a un tipo de lentes y chaleco, ambos se miran fijamente hasta que el segundo desiste y sigue su camino con dirección Pantitlan.


Marcelo [17 de Septiembre 2009]

Marcelo sube al estrado, seguro ante las miradas retadoras de la audiencia…

(Video: RadioTreceVideo)


Luis [18 de Septiembre 2009]

Luis está sofocado. Transborda en Balderas, sus dientes rechinan ante la presión, mienta madres por última vez golpeando su cabeza con la pared, abre su mochila y saca un plumón negro con el que se dispone a rayar aquel débil muro…


(Video: Cinta de Video Seguridad STC Metro)



¿Cuánto más faltará para que, de verdad, se abran los ojos? ¿Cuánto faltará para que nos demos cuenta de como la ciudad y el país se han convertido en una batalla campal, una lluvia de balazos, una feria de locos religiosos con razón justa o no, según el punto de vista?... ¿Cuándo reclamaremos a los que les compete, que este tipo de sucesos no vuelvan a suceder jamás?... ¿Cuándo México?... ¿Cuándo?...

Juan Mendoza
- Jefe de Información

LA TELEVISION SEGÚN RIGO TOVAR


La negra de 34 pulgadas.

La TV: mi amiga
La TV: mi esposa
La TV: mi amante

México, D.F. 5 de Septiembre.- El mexicano promedio pasa, mínimo, tres horas diarias frente al televisor; en promedio observa ocho programas distintos a la semana; mira alrededor de seis películas y tres telenovelas. El mexicano promedio es un amante, un amigo de la televisión, incluso algunos hasta hacen el amor con ella. ¿Cómo no aprovecharnos de éste tan desapercibido fenómeno? Por cierto, el mexicano lee un promedio de dos libros al año. Sólo como dato informativo.

Mi amiga

“Hoy mis papás no fueron a trabajar; creo que es por esa cosa que se celebra en septiembre, por lo que hacemos los honores a la bandera. Mi papá se sentó en el sillón y trató de cambiarle de canal a la tele, yo no lo dejé, era hora de ver el capítulo final de Ben 10 Fuerza Alienígena, todavía no empezaba porque estaban pasando Naruto. Ayer mi tío me compró un muñequito oficial de la caricatura, así que no debo perdérmelo. Me molesta que traten de cambiarle a la tele, así que mejor no fui a la mesa a comer… que tal que me ganaban el control. ¡Como sea! Lo que me molestó ayer fue no poder ver Dragon Ball. ¡Lo quitaron! ¿Qué voy a hacer si no veo si matan a Gokú o no? Mañana les pediré a mis papás que vendan ese balón que me acaban de regalar por esa playera de Pokemon que vi en la escuela. ¡Ah! Por cierto… mi mamá también estaba ahí ayer...”

Para los mexicanos (y muchas personas en el mundo) la televisión representa una parte más importante que incluso aspectos relevantes de su vida. La televisión no es, en la actualidad, el simple aparato de entretenimiento que era hace más de 50 años, revolucionario, místico y hasta mágico; parecido a las sorprendentes herramientas ”futuristas” como los tostadores de pan y el teléfono. Actualmente la televisión es una forma de vida, un mundo bizarro que reta a cualquiera a quedarse fuera de un mundo consumista y atascado de impulsos mediáticos. Es el monstruo de la sala. Un monstruo que, por ejemplo, en España hace que los menores de entre 4 y 12 años dediquen 990 horas anuales a ver la televisión frente a las 960 que se destinan al colegio y los estudios según el Consejo Audiovisual de Cataluña o que las horas anuales que un joven mexicano pasa en la escuela sean 900 a comparación de las que pasa frente al televisor: 1.023.

Mi esposa

Ayer mi viejo me hizo enojar. Es un güebón q
ue no sirve más que para ver el futbol y las viejas esas casi encueradas “quesque” luchando… ¡Las gringas esas! Ya me sentía María, la de la comedia de las ocho, toda descuidada y triste. Bueno, yo no perdí a mi chamaquito como ella. No me imagino lo que ha de haber sufrido la María buscando por cielo, mar y tierra a su hijo perdido. Dios bendito nos ampare y no nos suceda lo que a esa pobre muchacha… Sí, ya sé, que todo es “fitsión”, pero es que una se ve ahí en la tele, con ganas de decirle: “No seas mensa muchacha, Luis Alfonso no te engañó, lucha por él”. Pero se queda uno con las ganas. Por eso, ahora sí que disculparán las palabras, este pinche flojo de mi marido no hace nada desde que mi hija la Yaquelin se fue con el escuincle de la tienda de Don Chucho. Pero a ver si así aprenden, uno por güebón y la otra por piruja...”

En una investigación publicada por la revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, se menciona que el tiempo que dedicamos al televisor durante la juventud está muy relacionado con la calidad de nuestra dieta en la edad adulta. ¿Podríamos relacionar más que eso? La personalidad, los hábitos de consumo, de lenguaje y la cultura. La televisión transforma y moldea distintos rubros de la sociedad, convirtiéndose en, tal vez, el líder de opinión más importante para la familia mexicana. Genera tabúes, crea modas, destruye paradigmas, concibe consumidores potenciales y acentúa el posicionamiento de controles de opinión pública. Seríamos, como personas de negocios, unos tontos si dejáramos pasar la oportunidad de sacarle jugo a esta máquina de billetes, de pensamientos y de consumidores.

Mi amante

“Tengo por fin la casa sola. Mis padres se fueron con la tía a Querétaro y la señora del aseo no viene hoy. ¿Qué más podría yo hacer si no es ver los canales prohibidos del Cablevisión? Acomodo el sillón frente a la pantalla LCD que acaba de comprar mi papá. Porno en HD, el éxtasis de la imagen. Tenía mi Philips de treinta y cuatro pulgadas, pero no es lo mismo. En ésta belleza, la piel parece de verdad. Me costó todo el sueldo del mes, pero la neta, vale la pena. Cambio de canal al 980, me acerco a la pantalla y quedo casi de frente. En definitiva, la pantalla fue de las mejores ideas que pudo tener mi papá. Qué bueno que la compró antes de ver mi boleta…”

La televisión es como el fantasma que siempre está presente y nos sigue a todos lados. Caminando por la calle en los aparadores de las viejas “Elektra” veo televisores, al taquero de la esquina con otra más, e incluso mis piernas se ponen a temblar cuando me percato que los auto-estéreos de los microbuses traen televisor. Productos, complementos, antenas, programación por cable etc. Son parte del mundo que gira en torno a “la caja negra”, tal vez, el mejor invento en pro del negocio. Según el diario electrónico “El Mundo” la cantidad de anuncios televisivos de comida basura emitidos durante 4 horas de dibujos animados un día cualquiera de la semana por la tarde es 202.

La televisión es la puerta al universo de las apariencias, donde la perfección se encuentra al alcance del control remoto, es la niñera de nuestros hijos, el testigo de nuestras chaquetas, el monstruo de la sala, la droga del pueblo, pero sobre todo: Un excelente negocio. Cuidado, un primo lejano llamado Internet viene en camino y al parecer es más feroz y mucho más letal. Eso sí, los mexicanos le describimos a nuestro querido aparato de entretenimiento con aquella vieja canción que hiciera exitosa nuestro ciego amigo (irónico) Rigo: “Quiero que seas para mí… mi amiga, mi esposa y mi amante…”

Por Juan Mendoza
- Jefe de Información

¡A CONSTRUIR UN ARCA!

  • Dios y el agua
  • Super Marcelo
  • Al ritmo de Pedrito
México D.F. 08 de Septiembre del 2009.- Es cierto, el pueblo necesita agua y comida. Ahora solo falta la comida. El “Defectuoso” ha sido azotado por una lluvia… que digo lluvia, diluvio y la gente toma las pocas medidas de precaución que están a su alcance. La ciudad se encuentra aún bajo alerta y el gobierno deberá tomar medidas drásticas para garantizar la protección de los chilangos.

Dios y el agua

Un zócalo repleto de autos a su alrededor, el patio del reclusorio norte inundado (no podrán salir a jugar “Las Trais” nuestros querubines), estaciones del sistema de transporte colectivo metro cerradas y muchos, pero muchos incidentes más exhiben el mal estado de tuberías y sistemas de drenaje en La Ciudad de la Esperanza. La lluvia cae como si Dios respondiera nuestra gran necesidad de agua diciendo: “¿No que querían agua? Shes chilangos…”

Desgraciadamente y a pesar de la buena intención del barbón de allá arriba, nuestro querido sistema hidrológico de Cutzamala fue completamente desaprovechado, pues toda aquella agua de lluvia, que bien pudo aprovecharse de manera excelente, fue a dar directito al caño (podemos decir que esta lluvia es la representación perfecta de nuestro gobierno). Y es que, claro está, aunque Dios y los ángeles traten de demostrar que quieren echarnos una manita, nosotros nos empeñamos en simplemente comprar la veladorcita a la virgen en lugar de reclamar los servicios que la capitalita merece, sobretodo con los exorbitantes sueldos de diputados y senadores. A mi se me hace que ya le dieron su mordidita al supremo (no, no al Chapo. Al de más arriba).

Súper Marcelo

Entre las colonias más afectadas por la lluvia se encuentran Cuautepec, Barrio Alto y Barrio Bajo, Del Bosque, zona escolar y Valle de Madero en la delegación Gustavo A. Madero, así como Unión, Guadalupe Chalma y Santa Cecilia en el municipio mexiquense de Tlalnepantla. Así es señores, y se los digo porque por estos “lares” tienen su humilde casa. Pero no se preocupen… aquí viene: SUPER MARCELO.

A voz del secretario de Finanzas del Distrito Federal, Mario Delgado, se dio el anuncio acerca de un apoyo a 400 mil familias que resultaron afectadas por las inundaciones, eso si, todavía se desconoce la cantidad monetaria. Lo anterior (“aprovechando vea”), dijo el Secretario, es consecuencia del ahorro de más de 300 millones de pesos que se derivó de el ajuste de honorarios que se llevó acabo en el gobierno de Chilangolandia.
Ya saben ustedes que hay que aprovechar cualquier momento para hacer campaña, aunque el crecimiento en infraestructura del Defectuoso haya sido mínima en los últimos años, según la secretaría, debido a la Ley de Austeridad.

Al ritmo de Pedrito

Pero muy a nuestro pesar, el de Dios y el de Súper Marcelo, la ciudad y la zona metropolitana se encuentran estacionadas en un gigantesco charco. Obviamente no nos referimos al que han provocado las lluvias estos días, sino el que se ha venido formando a causa de mala distribución de recursos públicos para el mantenimiento de muchos sistemas de servicios públicos en esta ciudad.


La alerta por las lluvias seguirá, dijo Marcelo. Las carreteras aledañas seguirán quietas con cientos de autos sobre ellas que van a vuelta de rueda (como la de Querétaro [Ver imagen] que ayudó a la gente a tardarse más de 8 horas para entrar a la Capital), seguirán los discursos monótonos sobre la forma en la que el gobierno respalda a los ciudadanos, seguirá mucha gente poniéndole más atención al reportero de TV Azteca, que cae de forma ridícula en las aguas negras, en lugar de exigir a las autoridades medidas efectivas… Así que prefiero irme cantando al ritmo de Pedrito: “Parece que va a llover, el cielo se está nublando. Parece que va a llover, ¡Ay! Mamá me estoy…Glup, Glup, Glup, Glup…”

Juan Mendoza

Jefe de Información

EL TRABAJO IDEAL


Y las pruebas que confirman su existencia.
¿De verdad existe?
Sueños guajiros del empleado promedio
El trabajo ideal del mexicano.

México D.F. 28 de Agosto del 2009. Actualmente los empleos son escasos, son monótonos pero mucho peor, no son los que esperamos. Encontrar el trabajo ideal en México es cuestión de perseverancia, ingenio y valentía. ¿Existe? Muchos podrían jurar que sí, a pesar de muchos mexicanos que tratan constantemente de luchar contra la corriente. La verdad es que el mexicano sueña y vive tratando de encontrarlo, algunos aún perdidos en el espacio laboral.

¿De verdad existe?

“México lindo y querido, si muero lejos de ti…” A decir de los expertos, la situación laboral para los chavos en México se deteriora poco a poco. La idea de “El Trabajo Ideal” se desvanece día con día, pues no se trata simplemente de elegir el empleo que cumpla nuestras necesidades económicas y personales. Esto ha cambiado a simplemente encontrar trabajo.

Nuestros queridos amigos de Monster.com se dieron a la tarea de realizar un estudio mundial en torno a la percepción de la gente respecto a “su trabajo ideal”, en éste estudio, para analizar si de verdad existe o no el trabajo ideal, se encuestaron a más de 50.000 personas en todo el mundo. Esto nos arroja datos tan interesantes como bizarros, con unos alemanes escépticos diciéndonos que la idea del trabajo perfecto no existe por parte de un 30% de encuestados en Alemania; unos españoles disgustados, pues casi el 80% de los encuestados reclaman no ser felices con su trabajo. Pero no, no se preocupen, no todo es pesimismo en el mundo, ya que en Italia el 70% de los encuestados dice estar en su puesto ideal. Junto con ellos, los más positivos son los húngaros, los holandeses y estadounidenses. ¿Por qué será?

México se encuentra con un muy claro descontento, pues solo el 3% cree que está en su trabajo ideal, y para seguir con las estadísticas y vernos menos pesimistas, el 77% cree que si existe. Sin embargo, esto nos demuestra también, que para el mexicano el trabajo ideal es una especie de fenómeno parecido a los OVNI’s o a los fantasmas: Nunca lo han visto, pero saben que está ahí… en alguna parte del mundo. Perdido en algún callejón.

Sueños guajiros del empleado mexicano

“Porque yo: no quiero trabajar, no quiero ir a estudiar, no me quiero casar…” Es irónico, hablando específicamente del tema del trabajo, que la gran mayoría de los mexicanos promedio tienen en mente como su trabajo ideal el no trabajar y recibir un pago a cambio.

Sin embargo, algunas mentecillas trabajadoras poseen el concepto de trabajo ideal como aquel que pueden desempeñar con gusto, la actividad que puede realizarse sin caer en lo aburrido y también ser recompensada. Haciendo referencia al gordo bigotón que mira a las bailarinas revoloteando en el tubo, mientras es el encargado de asear las mesas de todos aquellos que gastan dinero por ello. Al sastre que vive aún “dentro del closet” y puede toquetear sin razón los traseros de sus clientes. Al cadenero que demuestra su oculto y fanfarrón ser, creyéndose luchador sacando borrachos y mal vivientes de su sagrado lugar de trabajo. O al profesor que disfruta el conflicto que sostienen sus alumnos al discutir sobre sus actividades académicas y, demostrando aquel sentimiento, suelta una sonrisa malvada y burlona… eso sí, a pesar de ello demuestra su calidad. Todo depende del cristal con que se mire, diría mi abuelita.

El trabajo ideal mexicano

“A que le tiras cuando sueñas mexicano…” El trabajo ideal es una fantasía. No mayor a disfrazar a la vecina de caperucita roja, atrapar un extraterrestre o capturar de la mano de Carlos Trejo al fantasma de Chico Ché. El presidente del empleo muestra que, en efecto, se trata de un cambio para la funcionalidad del país. Presidente del empleo perdido, tal vez, 735 mil desempleados en 2009 hasta el momento, según las estadísticas, lo que nos hace pensar ¿Cuál sería el objetivo común de los estudiantes universitarios (y no tan universitarios): encontrar el trabajo ideal o simplemente encontrar trabajo?

Las condiciones para “Las promesas del futuro” en México se vuelven poco alentadoras. Hay demasiados egresados. Punto bueno. Pero desgraciadamente no existen empleos donde los jóvenes puedan ejercer su profesión, aumentando el ya gran número de taxistas, cajeros, meseros, taqueros y muchos “eros” más, que poco tienen que ver con el erotismo y en realidad se basan en la frustración.

Las condiciones económicas no son las ideales, tampoco las políticas y tampoco las culturales, para que en nuestro país se tenga, o por lo menos se vea a una persona con el trabajo ideal. Sin embargo, existen algunos cuantos que agotan y aprovechan todos los recursos a su alcance para poder sobresalir, pero usted y ellos, podrían asegurarme que en definitiva ése no es su trabajo ideal. La búsqueda puede ser tan larga como cada uno de nosotros elija. ¿Qué tan lejos estamos dispuestos, la mayoría de los mexicanos, a llegar por conseguir el trabajo ideal a pesar de que el entorno no lo permita? Es una pregunta que sólo cada uno puede resolver.

Juan Mendoza
-Reportero