Mostrando entradas con la etiqueta finanzas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta finanzas. Mostrar todas las entradas

TRES RAPIDINES

Noviembre 06, 2009

¡Ay Calderoncito!
Austeridad
Mauricio Fernández


1. Felipe Calderón ha declarado el fin de la recesión. No haré ningún comentario al respecto, tengan por seguro que todo lo que ustedes piensen mientras leen estas líneas será lo mismo que pensamos todos los mexicanos.


2. Los gobernadores tuvieron una reunión con la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. Todos ellos piden que el presupuesto de sus respectivos estados no se vea mermado por aquello de la “austeridad.”

Por cierto, permítanme contarles que la reunioncita nos va a costar un dineral. Los mugrosos mantenidos se dignaron a comer platillos carísimos que, como bien han de saber, al pueblo mexicano nos son inalcanzables, y si no lo eran, les prometo que a partir de que entren en vigor las nuevas reformas de recaudación, lo van a ser.

Entre el salmón y las bebidas importadas se les fue la tarde, eso sí, todos quedaron muy satisfechos con el banquetazo, aunque, como de costumbre, no llegaron a ningún acuerdo.


3. Mauricio Fernández, el presidente municipal de San Pedro Garza García, declaró recientemente que él ya está harto de la delincuencia, dijo que se haría cargo de eliminar a los delincuentes, aun tomando decisiones que estuvieran por encima del poder de la autoridad que representa. En pocas palabras, dio a entender que va a encabezar un grupo de “limpieza”.

Muchos le aplauden y lo llaman valiente, pero yo creo que, para nuestra mala suerte, la violencia no puede combatirse con violencia. Entiendo el coraje y la frustración de las víctimas al ver pasear a su maldito plagiario por las calles en un carrazo, fruto de sus delitos, pero eso es el más claro reflejo del sistema judicial tan asqueroso y malhechote que tenemos en el país.

Algunos piensan que “acabar con ellos” es la solución, ojalá lo fuera. La realidad es que si no se logra erradicar la corrupción, no importa cuántos bastardos como ese mueran, las calles se seguirán llenando de gente dispuesta a matar, ya sea por dinero o por “justicia”.

Montserrat Alquicira
- Reportera

LO QUE VIENE EN EL 2010

• Reacciones al paquete aprobado
• Números malditos
• ¿Por qué estamos acostumbrados?


Lamento seguir tocando el tema y continuar clavando el cuchillo en la misma yaga, pero déjenme contarles que después de la cacareada y prevista aprobación de impuestos por parte del Senado las reacciones no se han hecho esperar.

Era obvio que el pueblo iba a estar muy inconforme con la decisión de los dueños de los huesos nacionales después de que decidieron elevar el IVA a 16% y el ya estratosférico Impuesto Sobre la Renta al 30%.

Ahora, ya haciendo números, consideremos que el mexicano que tenga “la suerte” de ganar más de $10,300 va a regalar a esta bendita nación más del 40% de su sueldo.

Según Carlos Cárdenas, socio director de la Práctica de Consultoría en Impuestos de Ernst & Young la cifra perdida en dichos impuestos por una persona que gane $12,000 será del 41.20%

Eso sí, sin tener contemplados los nuevos impuestos de ochenta centavos de aquí a cuatro años para los tabacos, el aumento del gravamen de la cerveza, el de los juegos y sorteos que pasó del 20% al 30% y el descarado incremento a las telecomunicaciones cuya tarifa en nuestra patria, de por sí, es una de las más altas a nivel mundial.

En pocas palabras, los mexicanos estamos trabajando como esclavos para un gobierno fallido que, sin pena ni recato, ha decidido ponernos la situación más difícil.

Lectores, ¿saben ustedes qué es lo que más me molesta?... que no vamos a hacer nada para remediar la situación, que, para variar, nos vamos a cruzar de brazos, vamos a agachar los hombros y, seguramente, diremos que no nos queda más que aguantarnos.

A partir del 2010, todos nos vamos a “acostumbrar” a tener menos dinero que antes, vamos a dejar de hablar por teléfono con nuestros seres queridos porque, en México, la comunicación es un lujo, pero en serio ¿alguien sabe por que los mexicanos aceptamos que nuestros gobiernos cometan idiotez tras idiotez sin siquiera protestar?

Probablemente es el vestigio casi imperceptible de nuestra sangre azteca la que nos hace aguantadores y resistentes, o, quizás tenemos memoria de teflón y olvidamos las faltas que se han hecho en nuestra contra. ¿Por qué nos encanta distraernos con el mediocre fútbol nacional o con alguna cortinota de humo en lugar de tan siquiera intentar remediar nuestra situación?

¿Cómo le hacen los medios para lograr, con rotundo éxito, que olvidemos las acciones gubernamentales que nos perjudican?, ¡¿es que nadie se acuerda de nada?!

Espero recuerden que, hace no mucho, aumentaron las tarifas de los peseros de ciertas rutas de $2.50 a $3.00. Para nuestra buena suerte, cincuenta centavos no son nada, pero únicamente en el transcurso de esa semana se transmitieron y publicaron reportajes donde las personas contaban que, tristemente, esos $.50 marcaban la diferencia entre poder ir o no a su trabajo, mientras que otras afirmaban que tendrían que caminar a sus destinos.

No pretendo que la noticia del nuevo paquete sea “asimilada” tan rápido como la del ejemplo anterior porque, como era de esperarse, se están colgando los diversos actores políticos dando declaraciones, según ellos, importantes. Ahora resulta que todos creen que fue una mala idea subir los impuestos; los que no votaron por la reforma dicen “ya ven, si por eso los priístas nos abstuvimos”, y los que sí declaran que no es suficiente “el cambio aparente” y que está mal planteada la reforma, es más, hasta el desaparecido Fox ya se quejó…

Montserrat Alquicira
- Reportera

GOBIERNO CELEBRA 100 AÑOS DE ESTUPIDEZ

El Banco de México confundió la historia del país e imprimió billetes con la leyenda "Sufragio electivo y no reelección".

Aprovechando la semana de estupidez humana, recientemente se hizo notar el error que contenían los billetes de 100 pesos, donde el Banco de México confundió el lema de Madero de “Sufragio efectivo no reelección” por “Sufragio electivo no reelección”, que en lugar de conmemorar los 100 años de la revolución conmemoran 100 años de incapacidad de hacer las cosas bien.

Revisados con la misma precaución con la que seguramente son redactadas las leyes de este país, los billetes de 100 pesos fueron puestos en circulación para celebrar un hecho que en 100 años aún no se ha consumado, los ricos siguen siendo más ricos, la línea de la clase media va adelgazando cada vez más y los pobres somos más pobres.

Se preguntarán si con este error de impresión los billetes de 100 pesos, que probablemente ya están revisando, dejarán de tener valor alguno, la respuesta es no, el error cometido por el Banco de México no afecta el valor de nuestros billetes, esto está confirmado por Guillermo Ortiz. Gobernador del Banco de México; aunque sólo eso hubiera faltado, que el error nos costara a nosotros también (cosa que no me sorprendería).

Aunque aparentemente el error es poco nocivo, el hecho de evidenciar nuestra poca memoria con respecto a nuestra historia, el suceso dejará aún más marcados los errores y tropiezos de este sexenio.

Sólo nos falta ver a quién le van a echar la culpa (porque seguramente queremos ver rodar cabezas) y esperar a la próxima hazaña de nuestro actual gobierno, que al parecer el hecho de hacerles ver que no pueden ser más estúpidos se lo toman como reto personal.

Juan José González
- Reportero

CARSTENS FRENTE AL SENADO

Hacienda al rescate de su paquete fiscal

Carstens comparece
No convenció a nadie
Las mejores frases del encuentro
Sábado a media noche, el límite

Carstens, compareció el día de hoy ante comisiones del Senado. Llegó muy puntual a la cita vistiendo un traje negro con rayas verticales grises, ya saben, por aquello de que adelgazan.

Declaró, en numerosas ocasiones, que no es justo que la ciudadanía piense que el paquete fiscal es un “error” de la presente administración Calderonista, según él, el Presidente de la República está haciendo un acto poco menos que heroico por intentar rescatar a millones de mexicanos de la pobreza extrema.

En tono de “estamos chupando tranquilos”, trató de convencernos de que el petróleo está por terminarse y, por lo mismo, tenemos que aprender a vivir y a sostener el país de manera diferente, o sea, la única solución es que todos los mexicanos, ya amolados, terminemos dando más dinero a nuestros honestos y honrados funcionarios, siempre confiando en que, como de costumbre, lo sabrán administrar.

Oigan, lectores, ¿ustedes saben si Carstens conoce los beneficios del turismo? Digo, hay otros lugares del mundo donde sí saben explotar sus bellezas naturales en lugar de a los contribuyentes, pero como siempre, la solución más fácil es matar de hambre a los clasemedieros, total, de todas maneras estamos destinados a desaparecer.

Para que no nos quedara duda alguna de su ineptitud se atrevió a declarar: “la principal fuente de crecimiento (sostenido de un Estado) es su estructura y aparato productivo, y para eso se requieren reformas de fondo y estructurales”.

El pobrecito no se da cuenta de que mientras más caro le cuesten los productos a la gente menos va a consumir, si la gente deja de consumir baja el número de artículos producidos por una empresa, por lo que se necesitarán menos empleados para cubrir la demanda, habrá más desempleo… Eso podría llevarnos a una recesión nunca antes vista.

Otra de las declaraciones polémicas es la siguiente: antes de opinar de un país que no conocen, que vean los datos. Algunos de ellos son mis profesores, pero sí me atrevo hacerles esa recomendación.

Esto lo hizo al referirse a los premios Nobel de Economía que lo han criticado. Bueno, él es, evidentemente, más inteligente que todos ellos juntos, ¿no se acuerdan que dijo que era sólo un catarrito la crisis mundial que, más bien, nos pegó peor que pulmonía? Estoy convencida de que el que no conoce el país es él.

Entre preguntas y comentarios tontos del famoso gordinfón, se declaró un receso obligatorio, al ver que nada más no pudieron ponerse de acuerdo los asistentes.

Saliendo de la sesión, dijeron algunos priístas que se van a oponer tajantemente a la propuesta enviada por los diputados. De ser así, el PAN no va a tener de otra más que votar en bloque y hacer un esfuerzo por acaparar a algunos votantes fortuitos para que, si quiera, tengan una probabilidad de que el paquete fiscal salga victorioso.

La estrategia más que evidente del PRI es lograr que la gente diga “los panistas fueron los bastardos que nos aumentaron los impuestos, mientras que los priístas se negaron desde un principio.”

Es obvio que todos los partidos saben muy bien el costo político en el que incurre el aumentar impuestos.

En fin, estos días se van a poner muy buenos, recuerden que los Senadores tienen como límite hasta la media noche del sábado, como la Cenicienta. El problema es que todo el paquete económico se convirtió en calabaza desde que fue creado.


Montserrat Alquicira
- Reportera

HEMOS ACORDADO ESTAR EN DESACUERDO

Los diputados, para variar, no concuerdan


  • El domingo: no hay acuerdo
  • El martes: no hay acuerdo
  • Los actores, tampoco están de acuerdo

Este relato comienza con una bola de diputados priístas reunidos “por el bien de la sociedad”.


El pueblo sabía que no iban a llegar a ningún acuerdo desde antes de que los ilustres funcionarios decidieran abrir sesión la mañana del domingo pasado.


Los primeros que salían del recinto ponían cara de satisfacción y declaraban que era muy probable que, el Partido Revolucionario Institucional, tuviera una posición firme ante el inminente caos que ha provocado el paquetito fiscal del atlético Secretario de Hacienda y del primer ministro.


Se podía ver que la desesperación iba en aumento en los rostros de los diputados que abandonaban el lugar después de las 5 horas de haber comenzado la sesión. Después de un total de7 horotas, Paredes y Beltrones, llegaron a la conclusión de que no iban a llegar a ningún acuerdo, y, como ya les había caído la noche, decidieron ir a deprimirse a sus respectivos hogares.


Ayer, lunes, se declaró sesión permanente para que tuviera lugar la aprobación de las minutas de dicho paquete económico.


Hoy, martes 27, se aprobó, en lo general, la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). En lo particular, todavía les falta decidir si se aumentará el bendito 3% a las telecomunicaciones.


El punto anterior es muy controversial ya que, hasta los diputados, pueden darse cuenta de que eso afectaría a la mayoría de la población. Los que sí fueron aprobados son los impuestos a los juegos y sorteos, cerveza y tabaco.


Quedaron algunas dudas acerca de las opciones que tiene la bancada para resolver la supuesta falta de ingresos, pero el día de mañana comparecerá Carstens ante las comisiones del Senado para aclararlas.


Hoy, en el marco de la discusión del ya mencionado y mentado paquete, se reunieron varios artistas con algunos Senadores para hacerles notar los numerosísimos beneficios de no recortar el presupuesto al Fidecine y Foprocine.


Diego Luna dijo: “es importante retomar los esquemas de incentivos fiscales de países como España, Francia, Brasil y Argentina para impulsar al cine mexicano, generador de turismo, fuentes de trabajo e ingresos y que propicia el desarrollo de la cultura nacional.”


Unos instantes después, tomó la palabra Daniel Giménez Cacho, quien declaró “una sociedad sin cultura no va a ningún lado.”


Los actores y productores tienen razón, y es que no puedo ni imaginarme qué sería de mi vida si no hubiera visto las porquerías financiadas por dichas empresas, como “Así del Precipicio”, “El Brassier de Ema” y “Paradas Continuas”.


Mi relato termina con la expectativa del mañana. Sí, acuérdense que mañana Carstens tiene muchas declaraciones de peso por hacer.


Montserrat Alquicira

-Reportera

CRÓNICA DE UNA IMPUESTIZA ANUNCIADA

21 de octubre de 2009

¿Circo en el Pleno o pleno circo?
Reacciones de los partidos
Y nos dieron la 1 y las 2 y las 3…
Nuevos impuestos
¡Nos lo merecemos!

Queridos lectores, con mucha tristeza les informo que los distinguidísimos diputados y diputadas han aprobado el paquetito económico de “el flaco, Carstens” y de “Calderón, el inteligente”.

Como era de esperarse, la propuesta presentada por este par de ilustres personajes no fue aprobada en su totalidad. Los diputados decidieron hacer algunos cambios que les explicaré a detalle más adelante.

Primero, déjenme contarles el circo que se armó en el pleno:

Los representantes del PT y algunos del PRD, tomaron la tribuna con carteles con leyendas como: “No más impuestos”, “Calderón, eres el verdadero peligro para México”, “No protejamos a los que más tienen”… así que no le quedó de otra al presidente de la mesa directiva, Francisco Ramírez Acuña, que abrir un primer receso. Eran las tres de la tarde.

A partir de esa hora, los diputados siguieron montados en la tribuna, hubo varios intentos por reanudar la sesión, pero era tal el ambiente de verdulería que era imposible. ¡Imagínense! ¡Les dieron las once de la noche y no podían ni ponerse de acuerdo!

La mayoría de los diputados parecían leones en jaula, caminaban de aquí para allá, hablaban por celular, jugaban y bromeaban entre ellos…claro, como a ellos un miserable punto porcentual no les significa nada, pues qué les importa.

Los del PAN, desde sus curules, rezaban a su Dios todo poderoso porque la gente les volviera a creer y por que se reanudara la sesión, algunos del PRD, a gritos y sombrerazos les pedían a sus compañeros que dejaran continuar con la sesión porque ya se querían ir y, como ya les habían cerrado el metro, iban a tener que pagar taxi; los del PRI, como niños chiquitos, decían “nosotros no somos los del relajo”.

A las 11:08 hubo otro intento, pero quisieron abrir la votación electrónica y no pudieron ya que, para que eso pase, los diputados tienen que estar sentaditos en sus curules, luego dijeron que mejor levantaran la mano para que, a ojo de buen cubero, se calcularan los votos. Pero no, ni la primera ni la segunda opción sirvieron, ya que era tanto el ruido que Ramírez Acuña declaró otro receso, aplicando la figura de “reloj parlamentario”.

Así fue que, en la madrugada de hoy, los nenes terminaron de ponerse de acuerdo y resolvieron lo siguiente:

El Impuesto al Valor Agregado pasa del 15% al 16%. Para que no digamos que los mequetrefes estos nos la aplicaron con un 2% al consumo general.

El Impuesto Sobre la Renta se va del 28% al 30%, y, con afán de que no pensemos que los únicos amolados seremos, para variar, la clase media y los que pagamos impuestos a tiempo, el Impuesto a Depósitos en Efectivo será aplicado a partir de los $15,000.00 y aumentó del 2% al 3%.

El techo de endeudamiento para el DF es de cinco mil millones de pesitos. Los diputados juran que sin esa cantidad, las obras del metro y el mantenimiento a las redes de agua potable serían imposibles. Y, nada más para que vean la eficiencia de nuestros gobernantes: ¡esto lo aprobaron casi a las 5:30 de la mañana! Espero que no nos cobren las horas extras.

Los juegos y sorteos tendrán un impuesto del 30%, antes era del 20%. La telefonía se va a ver afectada con un 3% extra, así como la cerveza, que pasa del 25% al 26.5%, y los cigarros suben ochenta centavos por cajetilla.

Calderón siempre recalcó que el paquete fiscal que él había propuesto, había de darles mayor calidad de vida a los mexicanos, honestamente, no me puedo ni imaginar cómo. Supongo que los 10, 20, 30 o 40 años que nos faltan por vivir los viviremos, cada día, más amolados, y como no vamos a poder apostar, tomar, o fumar, se nos van a hacer eternos.

Recuerden el dicho popular: “cada pueblo tiene el gobernante que se merece”. Es momento de hacer un verdadero análisis de por qué nosotros somos los que propiciamos estas situaciones votando por el “menos peor”. Ya basta ¿no creen?

Montserrat Alquicira
-Reportera

DIARIO DE UN BORRACHO...

México, D.F. Octubre 20, 2009.- Mientras nos partimos el cobre a causa del impuesto del 2% sugerido por “El señor Presidente y su pandilla”, los diputados nos comen el mandado dándole libre paso a algo igual de importante que los alimentos y las medicinas: Internet y cable pagarán 3% adicional de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS); 26.5% a la cerveza; 170.9%, a los tabacos, así como tres pesos por litro de bebidas alcohólicas, lo cual, por ende, subirá los precios de éstos servicios y productos.

De parte de muchísimos alcohólicos, cheleros de estadio, bellezas de cantinas, ebrios de la mesa del rincón, compadres de una noche, mala copas y demás; con lágrimas en los ojos les digo:

¡CHINGUEN A SU PUTA MADRE… MAL NACIDOS!

por Juan Mendoza

- Jefe de información


¡SE ACABAN LAS OLIMPIADAS EN QUERÉTARO!


  • Adiós tenencia
  • Los números
  • Cómo recuperar lo perdido
  • ¿Pasará en el DF?

Efectivamente, queridos lectores, el impuesto que se implantó en la década de los sesentas con el supuesto fin de ayudar a recaudar fondos para la realización de las olimpiadas ha llegado a su fin.

Ayer, viernes 16 de octubre, fue enviada la propuesta al Congreso del estado en cuestión que propone, por fin, eliminar la tenencia vehicular a partir del próximo año.

El gobernador de la entidad, el priísta José Eduardo Calzada Rovirosa, ha limitado el bienvenido beneficio a las personas que cumplan con los siguientes requisitos:

  1. Su vehículo deberá tener un valor inferior a los $400,000.00, pues afirman que cualquier coche que sobrepase dicho valor es todo un lujo.
  2. Deberá de ser únicamente para personas físicas.
  3. Los pagos de todas y cada una de las tenencias anteriores deberán de estar cubiertos por completo.

Ustedes se preguntarán: ¿y como cuánta lana va a dejar de percibir el gobierno queretano?, pues resulta que bastante; se calcula que las pérdidas serán de 300 millones de pesos al año, calculados a ojo de buen cubero y contando únicamente a aquellos que pagaban puntualmente.

Y, aunque ustedes no lo crean, pretenden compensar la falta de ingresos ¡con austeridad! Dicen que cien millones de pesos, aproximadamente, se van a obtener de las reducciones de los salarios y viáticos de los funcionarios de primer nivel.

Otros 108 millones, los van a seguir recibiendo de aquellos que no cumplen con los requisitos (listados anteriormente) para ser candidatos a obtener el beneficio del programa “Querétaro, cerca de tu economía familiar”.

También calculan acumular 94 millones de pesos, sólo durante el primer año, gracias a los pagos atrasados de los morosos redimidos.

Si ya están planeando el día y la hora en los que irán a dar de alta a sus vehículos en Querétaro: olvídenlo. Ni ninguna otra persona que posea placas de algún otro estado estará incluida en dicho programa. La única manera de hacerlo, aún con placas fuereñas, será si pueden demostrar que llevan más de seis meses viviendo en la entidad.

Y, como si el hecho en sí no fuera suficiente ataque al partido en el poder, el gobernador del Estado declaró: “no pretendemos imponer (nuevos) impuestos, sino cobrar bien los existentes, para que los gobiernos estatal y municipales cuenten con recursos suficientes para hacer obra pública y atender los programas sociales.”

Como era de esperarse, la mitad de los 18 ayuntamientos existentes en Querétaro exigieron apoyos económicos, adelantándose a la “futura crisis” que les provocará la aprobación del nuevo programa.

Ah, nada más para tirarles todas sus esperanzas, Marcelo ha declarado que el erradicar el pago de tenencia en el Distrito Federal sería una total locura, o sea, ni crean que eso va a pasar aquí.

Honestamente, yo creo que todo suena muy bonito para ser verdad. Como toda persona que comparta mi nacionalidad mexicana, estoy acostumbrada a andar en una constante histeria por saber las verdaderas intenciones detrás de las acciones de los políticos.

Si son únicamente tretas proselitistas o si lo está haciendo para, en un futuro mediato, tener cara para apoyar el despiadado 2% no lo sé. Sólo sé que, cualquiera de las dos opciones, podrían funcionarle muy bien. La tercera opción es que en serio haga esto para ayudar a su gente, pero, considerando que es político, la verdad: lo dudo.

Montserrat Alquicira

- Reportera

PINOCHO CALDERÓN

México D.F , octubre del 2009

Sus ocurrencias

Más mentiras
Un escalón más arriba…que felicidad
Calderón, defendiendo a capa y espada
Su México y el nuestro
Plegaria mexicana

Dicen que si dices una mentira muchas veces, la gente creerá que es una verdad. Me imagino que esto es lo que espera Calderón, ya que aprovecha todas y cada una de las oportunidades que se le presentan para apoyar y ensalzar su porquería de paquete fiscal.

Era de suponerse, que no dejara de declarar los beneficios de la impuestiza que pretende dicho paquete en la presentación del Informe Global sobre Desarrollo Humano, donde, para beneplácito de todos, escalamos un puesto.

Somos el país 53 de 182 y el séptimo de América Latina, colocándonos por debajo de Chile, Cuba y Uruguay. Por favor, tengan en cuenta que los informes realizados para enumerar a los países en cuestión, fueron hechos antes de la crisis por la que pasa el mundo.

Así es, queridos lectores, el autonombrado presidente del empleo, el mismo que nos prometió erradicar la tenencia, declaró: "No se vale decir: que no haya más ingreso público, que no haya más recaudación, pero a mí sí denme más presupuesto para mi estado o para mi programa".

El jefe del ejecutivo no puede dejar de apelar al buen juicio de los encargados de aprobar su reforma fiscal y, cada declaración que hace, está cargada de un cursi, ridículo, actuado y superfluo nacionalismo que nos quiere vender, sin éxito, evidentemente.

"Es un paquete fiscal difícil. Sí, sí lo es. Sí lo es porque la situación económica es difícil, pero a la vez no nos vamos a escudar en la situación económica para abandonar a los más pobres de México a su suerte, para dejar que a ellos los siga empobreciendo la crisis (…) y sé que en este esfuerzo para el combate a la pobreza, la sociedad mexicana, todos en su conjunto, sabremos estar a la altura de lo que nuestro querido México está demandando.”

Yo no tengo manera de saber exactamente qué es lo que su querido México demanda, pero lo que el México del pueblo, lo que el México nuestro quiere, no tiene nada, pero absolutamente nada que ver, con aumentar impuestos a diestra y siniestra.

Súmenle a esto que, el querido México en el que vive el presidente del Estado fallido, quiere robar los fondos de ahorro para el retiro de sus habitantes.

¿Cómo ven? Hace unos cuantos días, Felipe tuvo otra de sus grandes ocurrencias por las que pasará a la historia, indudablemente.

Despertó en su cama y dijo: “¿y si les quitamos a todos los trabajadores lo que ya se ganaron para que se invierta en carreteritas y cosas así?, ¿no sería genial?, podríamos decirles que las Afores dan bien poquito de rendimiento, estoy seguro de que, haciendo uso de mis encantos, podría convencerlos de que a todos les conviene.”

Calderón, como siempre, ha dicho que el dinero que se les robaría, perdón, tomaría prestado, a los trabajadores sería invertido con transparencia y con seguridad. Nunca le pasó por su brillante cabecita que de quebrar las empresas constructoras a las que se les daría el billete, la gente perdería cada centavo por el que trabajo tantos años.

¡Ya basta de querer vernos la cara, basta de pendejadas!...Dios, si en verdad existes, haz que se lo lleve la chingada.

por Montserrat Alquicira
- Reportera

CARSTENS HACE EL OSO EN SAN LAZARO

Crónica de un fracaso anunciado

Estallan las risas
Inconformidades de las bancadas
Declaraciones “de peso”
La daga en la herida


México DF, septiembre del 2009.- El 15 de septiembre, Agustín Carstens, defendió, de manera muy fallida, el paquete fiscal propuesto para el 2010.

Nuestro sobrealimentado Secretario de Hacienda comenzó con el pie izquierdo, más bien, con la mano izquierda, cuando tuvo que protestar tres veces a decir verdad; en la primera no sabía ni para dónde voltear y le dio la espalda al pleno; la segunda levantó la mano izquierda; a la tercera entendió que era con la derecha, aunque sea uno zurdo.

Sus errores dieron pié a la risa de todos los ahí presentes, pero minutos después, el ambiente se tornó pesado y hostil, y ¿cómo no? si el único propósito de la visita de Carstens era el defender sus disparatadas ocurrencias económicas.

Era evidente el rechazo de todas las bancadas, excepto la de PAN obviamente, por lo que cada vez que el Secretario de Hacienda abría la boca para explicar el paquete económico se escuchaban murmullos de descontento y burla.

“No queremos cobrar impuestos a los pobres, sino usar la capacidad del Estado para redistribuir los recursos a favor de ellos.” Declaró. También insistió en numerosas ocasiones en que el Estado garantizará el uso correcto de cada centavo recaudado gracias al nuevo gravamen del 2% al consumo.

Con respecto a la desaparición de las tres secretarías y al despido de los diez mil empleados que las conformaban dijo:
“Es algo que lamento mucho, pero no podemos pretender vivir en una ficción en la que se le exija al gobierno reducir su tamaño sin que haya pérdida de empleos” ¿Qué no Calderón prometió en campaña que iba a ser el presidente del empleo? ¿Qué no dijo que no sólo quería crear empleos, si no las condiciones necesarias para conservarlos? Lógicamente esto lo pudo haber logrado de haber llevado una administración más o menos decente y medianamente organizada.

Mientras más palabras salían de la regordeta boca de Agustín Carstens, más pancartas se leían en las bancadas opositoras con leyendas alusivas al rechazo del 2% en alimentos y medicinas.

El descontento estalló cuando, refiriéndose al aumento del 4% en tarifas a todas las telecomunicaciones dijo: “tiene capacidad de aguantar una carga tributaria y no será un inhibidor a su crecimiento, dada la demanda inelástica que tiene y dada la tasa baja que se propone”. De acuerdo a ésta declaración, los frijoles, huevos, y demás productos de la canasta básica tampoco se verán inhibidos en consumo después de aumentar el 2%, debido a la demanda que tienen, o sea, por que la gente tiene la mala costumbre de comer todos los días.

Recalcó que por cada peso que se recaude por medio de los nuevos impuestos, los mexicanos veremos reflejados diez en programas de apoyo social, y que hasta tiene encuestas que sostienen que la mayoría de los compatriotas están dispuestos a ser “solidarios” con los que menos tienen y que no les importaría pagar el 2% al consumo.

No sé ustedes, pero yo, sin duda, no fui una de las encuestadas.

Ya para finalizar el evento, los líderes de las diferentes bancadas pudieron pasar al micrófono y dar su punto de vista. El más cruel fue el del priísta Lerdo de Tejada: “La elección del 5 de julio fue clara: la gente confía más en nosotros que en el Presidente y su partido.”

Su comentario provocó los aplausos de unos y los chiflidos de otros, pero sin duda alguna, la daga hubiera llegado al corazón de Carstens, de no ser por las numerosas capas de grasa que lo rodean.



Montserrat Alquicira
- Reportera