SAN CRISTOBAL Y SU HISTORIA (1994) / ALBERTO DESPRADEL


PRESENTACION (Fragmento)

Mario Redad Vittini

Desde los primeros momentos de la Colonización de la Hispaniola, comenzaba en el segundo viaje del Gran Almirante, Don Cristóbal Colón, en 1943, San Cristóbal ha tenido una presencia y participación determinadas, tanto en los procesos históricos que se desarrollaron durante lasa etapas iníciales de la exploración de la República Dominicana.

Sus tierras ubérrimas, sus abundantes maderas, los yacimientos mineros, el extraordinario sistema fluvial y su proximidad a la ciudad de Santo Domingo, primer establecimiento urbano de importancia permanentemente en el Nuevo Mundo, convirtieron a San Cristóbal en base de grandes explotación agrícolas, mineras y ganaderas, así como de las primeras y mayores plantaciones de caña y de sus correspondientes Ingenios Azucareros, que dieron a los españoles una idea aproximada de la enrome riqueza potencia que les ofrecía América, a la vez que es sirvieron para tener recursos y abastecimientos para sus extraordinarias empresas.

… el Banco Central de la República Dominicana aprecia el loable esfuerzo realizado por el historiador y distinguido diplomático sancristobalense, Alberto Despradel C., para recopilar los escritos que hoy se publican en este volumen.

Las obras del Ing. H Tomasset, Abelardo R, Nanita, Pablo Barinas Medina Félix Reyes que aquí se recogen, en un justo intento de rescatarlas de una inmerecida desaparición, presentan distintos aspectos del San Cristóbal de ayer, que pueden constituir el núcleo de una investigación mas amplia y mas profunda, que nos de una perspectiva mas clara de lo que fue, de lo que puede y deber ser su importante papel en el contexto económico, político, social y cultural de la república Dominicana.

Como un reconocimiento a esa trayectoria de San Cristóbal, en la historia y en la sustentación material de lo s mas importantes proyectos de la Conquista y Colonización de América y en las luchas por el mantenimiento de nuestra identidad nacional, de nuestra independencia y de nuestra particular idiosincrasia, el banco Centra de la República Dominicana patrocina a publicación de este volumen, con motivo de las fiestas patronales de San Cristóbal en el año mil novecientos noventa y cuatro (1994), a los quinientos años de su primera mención como punto geográfico de la Hispaniola.







NOTICIA SOBRE LA COMUN DE SAN CRISTOBAL DE SANTO DOMINGO, REPUBLICA DOMINICANA. (1888). Fragmento:

H. Tomassett

La común de San Cristóbal de la cual nos ocupamos, se halla situada al O. de la capital y en la provincia de santo domingo. Su cabecera está 32 kilómetros de esta capital.

El territorio que forma parte d esta común esta limitado al N. y al E. por el rio Jaina; al S. por el mar de las antias, y al O. por el rio Nizao; y el perímetro se cierra por la cadena de montañas que corre de las fuentes de Nizao a la de Jaina, cuyo punto culminante es el banilejo, como se ve en la carta que acompaña esta noticia.

Hemos citado ya dos grandes ríos; el Nizao y e Jaina: hay otro que corre entre ambos y es el rio Nigua. Estos son los tres grandes ríos de esta común que conservan sus nombres hasta mar. El Jaina recorre cerca de 90 kilómetros; el Nizao 80 y el Nigua 60.

CABECERA

El pueblo de San Cristóbal no esta situado en el centro geométrico de la común, pero se halla en un punto especial donde concurren la salida y paso de la mayor parte de sus valles. lo cual, teniendo en cuenta el relieve del suelo, forma un centro muy importante para recibir los productos de los terrenos circunvecinos.

El pueblo cuenta cerca de 300 casas y 1, 500 habitantes reunidos sobre la misma llanura, en la orilla derecha del Nigua.com a 12 kilómetros del mar, más arriba de la embocadura de este rio, y a 50 metros sobre el nivel del mar.

PLATANOS

San Cristóbal puede dar frutos estimados por su sabor; sus terrenos, su fácil cultivo, el abrigo que le dan las colinas contra los vientos, son otras tantas ventajas que favorecen al agricultor.

TABACO

El tabaco tiene dos localidades de predilección en esta común y sobre el Guayabal y el Caobal: La primera de estas localidades está cerca de Villegas y de Fundación: la segunda mucho más la Norte, sobre las orillas del rio Mana.

LA TOMA

A veinte minutos al norte del pueblo y sobre la orilla derecha del Nigua, se encuentra la poderosa caída de que antes hablamos y que se llama la toma, es decir., presa de agua.

Ahora,¿ para que servía realmente esa enorme obra? Moreau de Saint Mery habla de ella de una modo vago en su obra sobre esta país (Philadelphia 1796)). Dice entre otras cosas, que la mampostería de la represa estaba rota cuando la visitó y completamente abandonada. El trabajo se remonta con certeza al siglo 16.

GRUTAS DEL POMIE

A media hora al N.O. de la Toma se encuentran las grandes rutas del Pomié, Estas grutas naturales y de enormes dimensiones son muy curiosas para el visitante. Es probable que sirvieran de refugio a los indios cuando huían de los duros trabajos de las minas, a que los condenaban los españoles.

Remontando el curso del Nigua, que a partir de Manomatuey es muy encajonado, se presenta otro viaje muy agradable que hacer durante la estación seca. Las gargantas del Tablazo y la caída del Nigua atraerán ciertamente al turista una vea conocido el lugar.

UN PROCER DE SAN CRISTOBAL. (1945). Fragmento:

Abelardo R. Nanita

El señor Hostos, que a la par que un sabio, fue un gran soñador, describiendo al San Cristóbal de 1882… “Así vista desde la plaza-continua diciendo el señor Hostos- la población es tanto mas agradable, cuanto que, además de insinuarse en el espíritu la idea de independencia de que goza en su cas el orador, se presenta cada bohío en medio de un arbolado, o limitado, detrás y delante, de cerca y de lejos, por arboles que resistieron e desmonte primitivo. Y que arbolado! Tan eminente, que parece la elevación de una montaña; tan estúpido, que a vista no puede penetrar en su interior; tan armonioso en la casual agrupación de los mil vegetales distintos que concurren a formarlo, que recuerda a la mente reflexiva aquellas sociedades vigorosas en donde los hijos de mil suelos se han reunido para presentar en todos sus tipos y en todas sus aptitudes a la madre humanidad”.

…”Allí, entre aquella gente, sonriendo con sus sencilleces, encaminando sus inocentes malicias por la vida recta del derecho, estimulando sus excelentes tendencias, induciéndola a mejor utilizar su ponderable actividad, vivir seria tal vez sacrificar demasiado en las aras de la poesía bucólica; pero veranear será siempre un encanto.- Y pensar que un día vendrá el ferrocarril a disipar el dulce encanto…”

…San Cristóbal siguió abandonado a su destino, desdeñado por todos los gobiernos no obstante haber sido la cuna de nuestra constitución, suido en la apatía, viviendo una campechana, vegetaría y estacionaria, hasta que medio siglo mas tarde, uno de sus hijos, el Generalísimo Trujillo, le infundio nueva vida, promovió su riqueza e hizo surgir, como por obra de milagro, el San Cristóbal de hoy.



SAN CRISTOBAL AL TRAVES DE LA HISTORIA. (1948). Fragmento:

Pablo Barinas Medina

En 1508, don Gonzalo de Velosa, quien tenia ya, desde hacia unos tres años una hacienda de caña en la Vega, fomenta en Nigua la primera hacienda de caña que registran los anales de esta porción de la Colonia, hacienda que fue la primera hacienda de caña que se registran los anales de esta porción de la colonia, hacienda que fue la primera que en América produjo azúcar, i la primera que la exporto a España.

El caserío de la hacienda de Nigua fue el primero en sobresalir, i la razón filosófica que ahora en pro de su preponderancia en primer turno, radica en la doble circunstancia de haber sido el primero en surgir a la vida como en toda colectiva, i a su para entonces privilegiada posición geográfica. Esa preponderancia sirvió de base para que se eligiera una ermita, la ermita de San Gregorio.

A este caserío siguió el de Yaguate, en virtud, sin duda alguna, a haber sido el de la hacienda acaso mas extensa de las fomentadas entre los ríos Jaina i Nizao.

El tercero fue el que llevaba como nombre San Cristóbal.

DESCRIPCION HISTORICA DE LAS ANTIGUAS HACENDAS, ESTANCIAS Y HATOS, QUE DURANTE LA ERA COLONIAL ESPAÑOLA, EXISTIERON EN EL PARTIDO DE LOSINGENIOS DE MIGUA, HOY SAN CRISTOBAL.(1950). Fragmento:

Félix Reyes

LA ANTIGUA HACIENDA DE SAN CRISTOBAL

Y ya que hablamos del sitio que llamaron Pueblo Nuevo, y cono ya erróneamente que fue el ilustre Padre Juan de Jesús Fabián Ayala y García, el fundador del pueblo de San Cristóbal, es bueno que aprovechemos el momento para aclarar que con la fabricación de dicha iglesia, fue únicamente el fundador del referido pueblo Nuevo, y no de la población total de San Cristóbal, la cual como se ve en el presente libro, dependió del caserío o batey, de antigua hacienda de San Cristóbal, que fue fundada más de dos siglos antes de verificarse el nacimiento del Padre Juan de Jesús Ayala y García.

En cuanto a la palabra Resoli, podemos decir que es una palabra castellanizada, porque su verdadero nombre que viene de francés, es Resolu, que quiere decir Resuelto, por lo que el general Juan Bautista Richet, tenia resuelto levantar una guerra de casta, cuyo propósito no se le dio, porque descubierto a tiempo por el Gobierno haitiano, fue hecho prisionero y destituido de su cargo, siendo enviado a Haití, donde largo tiempo después de haber sido puesto en libertad, fue Presidente de la República.

La vieja iglesia de San Cristóbal, fue bendecida por el Padre Juan de Jesús Fabián Ayala y García, el día 6 de Octubre de dicho año 1838, y no el día 7 del mismo mes y año, como error figura en la misma iglesia, en una tabla de caoba. El día de la bendición de dicha iglesia publicó el padre Juan de Jesús Ayala y García, la novena del Patrón San Cristóbal.