DE SALUD Y OTRAS COSAS


César Mella (cesarm2@codetel.net.do)

La seguridad interna de la Universidad del Estado no debe permitir que encapuchados se manifiesten en su campus, pues no hay forma de discriminar si son estudiantes o delincuentes comunes.

2

No es necesario disparar con armas de guerra para disolver manifestaciones públicas. El agua, los gases lacrimógenos y hasta las balas de goma se han usado en otros países.

3

La carga de ocultamientos, mentiras, distorsiones y complicidades que emergen al diagnosticar las causas del déficit fiscal y que se le venden al pueblo, ha generado que la gente decente se tire a las calles a protestar llena de enojo y a veces de desesperanza.

4

Uno de los campos más contaminados del ejercicio privado de la medicina lo constituye la cirugía plástica y reconstructiva. ¿Por qué la sociedad que agrupa a estos profesionales y el Colegio Médico no publican un listado de los médicos acreditados para corregir las mamas, hacer liposucciones del abdomen y varias travesuras que han llevado al cementerio a decenas de damas que se niegan a aceptar las realidades corporales?

Lo ideal es examinarlos (recertificación) todos los años para evaluar sus competencias y someter sus papeles (post grado) ante la lupa de un tribunal de académicos de reconocida solvencia y que esto se haga con todos los “especialistas” en todas las áreas.

5

¿Por qué no se revisa de forma seria y confiable el conjunto de requisitos para porte y tenencia de armas de fuego? y sobre todo la participación de profesionales de la salud mental que cobran por certificar que “fulano o mengano con un arma de fuego no ofrece peligros para la sociedad”.

6

Entiendo que hay que hacer un esfuerzo para compensar el sufrimiento que por vía de los ajustes van a padecer muchos dominicanos.

Dos ideas tontas: En salud, gratuidad completa a la gente que va a hospitales públicos en procura de los medicamentos para la diabetes y la hipertensión. Los portadores de estos dos quebrantos son casi un millón de dominicanos.

Segunda: Gratuidad completa de transporte y todos los libros de texto para los estudiantes de los planteles públicos, además del deficiente desayuno escolar.

En algunos países los ciudadanos mayores de 60 años obtienen un descuento considerable en las farmacias y se benefician de gratuidad en el transporte público.

7

En la ciudad de santo domingo cuando llueve se inunda, los vehículos se afectan y los impuntuales se regodean en este hábito que tanto daño hace a los puntuales.

8

Los abusos que comete impuestos internos con profesionales liberales que hacen su trabajo con sudor y dedicación de vida dista mucho del trato a evasores profesionales y prestidigitadores (magos) conocidos.

9

¿Cuánta gente honorable no se roba y paga su consumo de energía eléctrica? Pues a esos se les trata con un látigo y desprecio en las oficinas de las EDES. Sin embargo a los que se roban la luz los condecoran y aplauden.

10

Es bueno recordar que República Dominicana aún es un país en que supuestamente convivimos en el marco de una democracia y un estado de derechos y que cuando se abusa de la rosca ella termina corriéndose o rompiéndose.

Los INDIGNADOS SOMOS MUCHOS. ORGANICEMOS NUESTRO DISGUSTO.

elnacional.com.do. / Noviembre 2012.