COSAS PARA PENSAR / RAFAEL NINA VASQUEZ



Lo nuevo para un mundo nuevo

Geraldo Martínez

Director Recursos Humanos

Instituto Cultural Dominico-Americano

Su santidad el papa Juan Pablo convocó en el Vaticano a as mentes mas privilegiadas del mundo en todas las áreas con una sola idea en lamente o mejor dicho, una sola pregunta… es el fin del segundo milenio y el subsecuente tercer milenio un mero cambio de fechas en el calendario o por el contrario se trata de algo mas profundo ¿un “cambio epocal”?

La respuesta de consenso entre filósofos, teológicos, físicos cuánticos, ingenieros genéticos, economistas muy realmente contundente: estamos ante un verdadero cambio “epocal” o de paradigmas.

Este cambio epocal está ya desde sus albores implicando nuevos estilos de vida, nuevos problemas en el campo de las ciencias como en el de la ética, implica también una nueva percepción para tratar de entender este mundo viejo y nuevo.

Es por esto que me siento particularmente feliz de poder participar del alumbramiento de este nuevo sueño… “Cosas para pensar” de Rafael Nina.

Este esfuerzo es un genero relativamente “nuevo” para esta generación pues las “Cosas para pensar se han escrito en formas de Epístolas.

En Epístola (Viva Horacio, viva Pablo) Rafael Nina puede hacer para el lector un “scanner” de su alma compartiendo sus “reflexiones frente a un espejo” o “cartas a la vida””.

Sera fácil para el lector compartir sin pretensiones, sin ambigüedades; sus anhelos, sus sueños y sus temores.

Sentiremos su necesidad de “calma” y nos pondremos nostálgicos con sus añoranzas al tiempo de caer en los brazos de la “mujer que amo”.

En fin, podremos disfrutar de un concepto inusual, sencillo y puro.

Estoy seguro de que el joven que todos tenemos o deberíamos tener dentro se identificara con estas paginas y se complacerá ante la imposibilidad de permanecer inerte y no meditar en cosas para pensar de Rafael Nina Vásquez.



Rafael Nina Vásquez nació en santo domingo el día 31 de octubre del 1975, licenciado en derecho, egresado de la UASD en el año de 1997. Ha vivido toda su viuda en la ciudad de San Cristóbal, República Dominicana. Su cosmovisión d ela vida le ha llevado a estudiar ciencias de la naturaleza muy disimiles como la agronomía, la psicología (ésta la estudió en Estados Unidos siendo apenas un adolescente), el derecho y los idiomas. Profesor de ingles en el Instituto Cultural Dominico Americano, fue por un tiempo profesor de traducción jurídica en la Universidad Eugenio María e Hostos y de ambas asignaturas (ingles y francés elemental) en el colegio Mahatma Gandhi de Santo Domingo. Ejerce la profesión de abogado en su propia oficina.

Como organizar una sociedad perfecta

Rafael Nina Vásquez

Creo que lo primero y esto lo digo con mi modesto parecer y con mi escasa formación política i social, es cambiar la mente de cada uno de sus miembros, llegando por lo menos que la mayoría lo consiga, el logro será pleno. El campesino no piensa en el campo y el empresario únicamente piensa en como amasar fortunas mientras que los profesionales libres tienen el objetivo del prestigio y de la fama. Los niños quieren (y en verdad viendo los ejemplos actuales lo son) ser adultos a destiempo y los adultos quieren aparentar que ya no son adultos. Los pobres se muere mor ser rico y los ricos por presumir frente a los pobres. De nada valen los buenos líderes ni los buenos gobiernos si al conglomerado que se dirigen es un barco a la deriva. Los intelectuales, que normalmente son aquellos que tienen más principios, no hacen política mientras que los brutos y oportunistas presumen de tener buena fe y dar todo por el pueblo. Es un asunto de conciencia: nadie procura el bien común sino el propio. El trabajo nuestro como miembros activos de la sociedad es procurar entre los hombres mas probos aquellos cuyos elevados sentimientos les hagan sentir la satisfacción propia en el trabajar por la comunidad.