Personaje del Arte y la Cultura Sancristobalense: ELIAS MARTINEZ


ELIAS MARTINEZ. Nace en San Cristóbal (1947-2005). Profesor de matemáticas. Miembro fundador del grupo poesía coreada Calíope que dirige el Profesor Sergio Uribe. Realizo estudios de Dibujo, técnicas del Color. Dibujo artístico y Dibujo humorístico en Artes Modern Schools.

Desde temprana edad sitio inclinación por las Artes Plásticas, pero no es hasta su tercera edad en que se decide incursionar activamente en las mismas. Como miembro de la Asociación de Artistas Pasticos de San Cristóbal, ha participado en la mayoría de las exposiciones colectivas de dicha institución. Sus obras se encuentran en colecciones privadas en Suiza, Italia, Estados Unidos, Puerto Rico, Santo domingo y en el salón de la rectoría del Instituto Politécnico Loyola de San Cristóbal.

Su obra ha sido reseñada en las publicaciones: la opinión del Sur en la columna “La página de Lucrecia” del escritor Orlando Alcántara quien expresa: “Elías Domínguez es un pintor comprometido con el arte y siempre exige lo mejor de si mismo”. (2001) El Nacional donde reseña la Mención de Honor en Dibujo que le otorgo la Escuela De artes de la Modern School (2002) y la revista Mas donde s catalogado como un autentico pintor (2003).

ELIAS MARTINEZ Y EL HUEVO DE LA SERPIENTE

Diógenes Valdez

Como si hubiese sido un huevo prehistórico incubándose en el vientre milenario de una serpiente, el arte pictórico de Elías Martínez ha eclosionado de manera tardía en este pequeño centro urbano que es la ciudad de San Cristóbal, su metrópolis natal (y también la mia), pero esta tardanza ha sido a todas luces beneficiosa porque le ha permitido a dicho artista realizar una depuración rigurosa, para que solamente salgan a luz publica aquellos cuadros con la calidad suficiente para que sirvan de aval al expositor en esta , su primera muestra individual.

Elías Martínez es un arista autodidacta que deja por sus venas y su cerebro circule la intuición. No estaría demás aclarar que su temática es el abstraccionismo y que desde este punto de vista, lo volitivo tiene mucho que ver con su obra. Tomando en consideración lo antes dicho, resulta una agradable sorpresa constatar que entre los cuadros expuestos, alguno pudieran considerarse autenticas realizaciones dentro del arte pictórico.

Llama poderosamente la atención la armónica sobriedad de su paleta. Los colores no desentonan cuando dentro de la abstracción construyen una idea o un sentimiento, cuando la noción de que junto al mundo conocido, construye un universo paralelo que es solamente suyo, rico en colores y que el, en un acto de suprema condescendencia, nos permite disfrutarlo, dejando dentro de nuestro subconsciente, una sensación de gratitud.

¡Saludamos esta primera muestra individual de Elías Martínez y lo exhortamos a continuar trabajando la materia pictórica, con la seguridad de que el tiempo recompensara todos los esfuerzos realizados!

¡Éxitos!



EL RITUAL DEL ARTISTA

Marcial Báez

Cuando el artista va madurando en su expresión creativa, ya sea por el crecimiento vivencial de su personalidad, ya por las características que van asomando en la abstracción de su entorno tras la búsqueda de su identidad pictórica, inicia el ritual que lo llevará a presentar su impronta a la consideración de los demás.

Elías Martínez en esta oportunidad se coloca el traje de artista con buenos augurios, apoyado por la Asociación de Artistas Plásticos de San Cristóbal, cumpliendo una de sus directrices, la motivar a uno de sus miembros a consumar la satisfacción de entrar en la etapa de las exposiciones individuales.

La obra pictórica de Elías Martínez estructurada y creada con una equilibrada composición gestual, matizada con la difícil tarea de combinar colores adaptándolos a lo conceptual, nos transporta a la esperanza de ver más allá de su “Ventana Mística”, lo que lo mantiene abrazado a continuar dándose la oportunidad de convertir su esfuerzo en verdaderas obras de arte.

EL LLAMADO DEL ARTE

José Pelletier

La vocación artística, o actitud que inclina al ser a mostrar cierta facilidad y gusto por una determinada manifestación en el arte, muchas veces se manifiesta de una forma curiosa y repentina. En el caso de la pintura, más que una expresión del intelecto, es una manifestación del sub-conciente. que ejerce su llamado a cualquiera edad, sin importar cual sea la condición del ser humano, que en muchos de los casos no siempre puede desarrollar la verdadera actitud o talento innato del cual es dotado por la naturaleza por razones que todos conocemos, ahora bien, siendo esta necesidad que viene a llenar muchas veces grandes vacios existenciales en el individuo, tendríamos a tomar en cuenta esto como tal, y no buscar justificaciones a la hora de ver una obra, y más cuando la expresión del artista es una necesidad esencialmente interior, y para mi este es el caso de Elías Martínez quien ha legado a tempo al llamado del arte.