ALGUNAS SUGERENCIAS PARA PREVENIR LA DEPRESION




Licda. Jeannery Alcántara


San Cristóbal. A propósito de la celebración del Día de las Enfermeras, el pasado 12 de mayo, estuvimos compartiendo con ellas en el Hospital Juan Pablo Pina sobre el tema de la depresión y cómo prevenirla y queremos compartir con ustedes las reflexiones que hicimos en esa actividad.

La depresión es un estado de ánimo intenso que involucra tristeza, desánimo, desesperanza o desesperación; que dura semanas, meses o incluso más, y que afecta la capacidad de la persona de realizar sus actividades habituales. Afecta los pensamientos, la perspectiva y el comportamiento de la persona, así como su estado de ánimo. Se presentan al menos dos de los siguientes síntomas durante al menos dos semanas: tristeza, pérdida de interés y fatigabilidad (disminución de la vitalidad). Y al menos dos de los siguientes: disminución de atención y concentración, pérdida de confianza en sí mismo y sentimientos de inferioridad, ideas de culpa y de ser inútil, perspectiva sombría del futuro, pensamientos de autoagresiones o actos suicidas, trastorno del sueño, pérdida de apetito e irritabilidad o enojo.

Es bueno destacar la frecuencia con que en la consulta clínica nos encontramos con jóvenes adultos, en especial del sexo femenino, con síntomas de depresión, y algunos elementos en común que he ido observando a lo largo de mi trayectoria es que, las mujeres a menudo se sobrecargan, asumen más responsabilidades y compromisos de lo que “humanamente” pudieran cargar, así como el orden de prioridades que le dan a las distintas áreas en su vida, hacen que sus necesidades queden en último lugar y finalmente, no queda espacio para participar en actividades formativas y recreativas que le permitan canalizar su stress de modo apropiado. Esto sumado, a las tantas dificultades que por historia personal, naturaleza y cultura nos afectan como mujeres. Es por eso que debemos insistir en la importancia del “autocuidado”, de la “autogestión”, con el propósito único de sentirnos saludables y alegres, para ser más felices y hacer más felices a quienes nos rodean.

Algunas de las sugerencias para prevenir la depresión son:


Debemos reducir los factores de riesgo “modificables”, tales como adquirir técnicas más adecuadas de manejo del estrés, aprender a contar hasta 10, relajarnos cuando estamos tensos, organizarnos en sentido general, etc.

Promoción de redes de apoyo social: participando en grupos de diversa índole, donde podamos compartir y beneficiarnos al mismo tiempo.


Provisión de apoyo que podría ser una “relación personal íntima”, capaz de aportar una relación cálida y empática, en la que el individuo se sienta escuchado, comprendido y ayudado.

Fortalecer la autoestima del individuo: Aceptarse a uno mismo. No compararse con otras personas que considera favorecidas. Considera tus puntos fuertes, tus dones y lo afortunado que eres en algunos aspectos.
Tener pensamientos positivos, un lenguaje optimista y un accionar positivo también. Primero puedes concentrarte en ver una cosa positiva, luego intenta buscar otra más.

Cuidar la salud física: buena alimentación o dieta equilibrada, hacer ejercicio físico, practicar algún deporte, etc.

Aprender a reconocer y expresar las emociones, que nos permitirá mejorar nuestra relación con los demás y con nosotros mismos.

Ejercitar la imaginación (pintando, dibujando, haciendo garabatos, cosiendo, escribiendo, bailando, componiendo música, etc.) con lo que no sólo podrás mantener tus creatividad fluyendo sino que tal vez te ayude a experimentar emociones positiva.



Dedicar tiempo a jugar con un amigo o con tu mascota o haz algo divertido a solas. Encuentra algo de qué reírte —tal vez una comedia, un chiste. La risa ayuda a levantar el ánimo.



Y lo más importante de todo, cultiva la paz espiritual, conéctate con la fuerza superior creadora del universo, con Dios, con el Creador y fortalece tu vínculo con él, dedicándole un espacio de tu día para comunicarte con él y así fortalecer tu ser espiritual. Y como dice Desiderata: “Y sea que te resulte claro o no, indudablemente el universo marcha como debiera”. Sé feliz.