Y de nuevo… ¡Gracias USA!

Tras meses de lo que parecían infinitas marchas y manifestaciones, el gobierno interino y depuesto de Honduras, Micheletti y Zelaya, logar un acuerdo para finalizar la crisis política de su país, estableciendo que será el Congreso Nacional - con una previa opinión de la Corte Suprema de Justicia, que cabe destacar en su momento apoyó el golpe - quien decida el regreso de Zelaya como solución, en un gobierno compartido.

El día viernes, fue Zelaya, quien anunciaba a una radiodifusora local, que se firmaría el plan de restauración de la democracia; sin embargo, Michelletti pide acciones y posteriormente la firma, ya que ha perdido la confianza en el presidente depuesto, argumentando que cada una de sus promesas han sido incumplidas.

El acuerdo apoya la creación de un gobierno de unidad y reconciliación nacional, la renuncia a convocar una Constituyente o reformar la Constitución en artículos irreformables, reconocer y apoyar las elecciones del 29 de noviembre y el traspaso de gobierno, la creación de una comisión de la verdad que investigue los hechos antes y después del 28 de junio y la solicitud a la comunidad internacional de la normalización de las relaciones con Honduras.
En verdad no entiendo el punto de haber pasado todos estos meses en agonía política para ver suceder lo que se esperaba, volver a la normalidad y tener un gobierno que no se centre en la búsqueda de la continuidad del poder. Me parece increíble que la vicecanciller interina de Honduras, Martha Lorena Alvarado, agradezca a Estados Unidos y aclare que si hubieran ido antes, el problema ya estaría resulto. ¿De verdad era necesario, que de nueva cuenta, llegará en gran superhéroe – Estados Unidos – a salvar el mundo y la comunidad hondureña?

Hay quienes dicen que hay un pacto entre los estadounidenses y el Congreso de Honduras que dice que Manuel Zelaya debe ser restituido el 10 de noviembre, habrá que esperar para ver si este pacto no escrito es real. Se dice que esta negociación fue entre Shannon y el candidato Lobo. Lo que podría ser posible, ya que hay un sinfín de pretextos por lo que aún no existe fecha alguna para la reunión del Congreso para la discusión de la restitución del depuesto presidente, incluyendo que se encuentran en campaña. Sin embargo el líder derrocado lucha por una resolución antes del jueves 5 del presente, fecha en la que, según el Acuerdo Tegucigalpa-San José, debe estar conformado un gobierno de unidad nacional.
El día sábado, pudimos ver a la recién atacada, Hilary Clinton, festejando la resolución de los gobiernos de Honduras desde Pakistán, donde ante medios de comunicación felicitó al “presidente Zelaya y al señor Micheletti”.


Habrá que esperar a ver el ajuste de detalles para regresar a Zelaya al poder en estos últimos meses de su periodo presidencial antes de su entrega del mando al próximo mandatario el 27 de enero de 2010.

Gabriela de la O
- Jefe de Redacción