NEGLIGENCIA MÉDICA

Ojalá nunca nos enfermemos


México DF a 28 de septiembre del 2009


Errores y desinterés
Los números en México
Demandar a un médico: casi imposible
En otros países…


Dicen que no hay profesión más noble que la del doctor, ya que, día a día, trata con personas que se debaten entre la vida y la muerte. Es un hecho que los doctores también son seres humanos y, como cualquiera, están sujetos a cometer errores.


Si ustedes, al igual que yo, han tenido la mala suerte de tener que pararse en el área de urgencias de cualquier clínica pública, sabrán que una cosa son los errores que puedan cometer los doctores, y otra es el poco interés que muestran por los pacientes que necesitan su ayuda, y es que no exagero al decir que necesitas llegar con un cuchillo enterrado para que, aunque sea, la enfermera te pase al área de camillas.


La negligencia médica es el acto u omisión que deriva, en casos extremos, en la muerte del paciente.


De acuerdo a datos de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), en nuestro país, se presentan alrededor de 1,700 casos de negligencia médica anualmente, de los cuales, sólo entre el 25 y 26% pertenecen a instituciones médicas privadas, dejando la gran mayoría de casos a las instituciones públicas.


Cabe destacar que, nada más el 3% de la población mexicana, tiene contratado algún tipo de seguro de gastos médicos mayores, por el que paga una fuerte cantidad al año a una aseguradora privada, lo que convierte a la salud en un lujo.


De los 1,700 casos mencionados, únicamente el 4 o 5% se resuelven a favor del paciente afectado.


Parte del problema es que, para demandar a un doctor, el paciente, en éste caso la víctima, tiene que enfrentarse a la burocracia institucional, y para colmo, necesita testigos de que el doctor no hizo adecuadamente su trabajo, o sea, debe de presentar la declaración de alguna otra persona que haya estado en el quirófano en el momento del error del cirujano.


Dichos testigos son casi imposibles de conseguir debido a que, por lo regular, el cirujano es el doctor de más alto rango dentro de un quirófano, y si comete un error, los enfermeros, anestesistas y demás estarán más que dispuestos a confirmar la versión del doctor y no la del paciente.


Aunque nos suene casi inimaginable, hay países en los que el seguro médico es gratuito para toda la población, sin importar si cotizan al seguro o no. En México, necesitas tener un trabajo, que no sea por honorarios, para que te permita tener derecho a la temida atención médica gratuita.


Montserrat Alquicira
- Reportera