La Marcha de LyFC

El Jueves 15 de octubre la ciudad de México vivió lo que ya es costumbre vivir, una gran movilización, ahora les tocó a los electricistas.

Todo comenzó a las 4 de la tarde, el contingente salió del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo, trabajadores de la exista dependencia de Luz y Fuerza del Centro, marcharon por las calles de Reforma para exigir que se cumplan sus derechos y que se derogue la decisión presidencial sobre la liquidación de Luz y Fuerza del Centro.

A la marcha acudieron estudiantes, maestros, civiles y hasta políticos como Andrés Manuel López Obrador y algunos del Partido del Trabajo, indígenas, y otros sindicatos, como la Unión de Trabajadores, todo esto en apoyo al Sindicato Mexicano de Electricistas.

La presidencia intenta justificar su decisión de liquidar Luz y Fuerza del Centro porque dice que el organismo recibía miles de millones de pesos y esto contribuía a un endeudamiento que era imposible sostener con la actual crisis económica, así como pasó con dependencias también extintas , también aseguró que el monto que recibía Luz y Fuerza del Centro, era equivalente al programa de oportunidades, lo que no dijo es que dicho programa que se supone ayuda a combatir la pobreza, no lo ha hecho y al contrario, la pobreza en este sexenio a aumentado de forma alarmante.

En la marcha también se leían pancarta con leyendas en contra del gobierno, y sobretodo en contra de Calderón, mostrando su repudio en contra de sus decisiones, que lejos de ayudar al país lo están hundiendo cada vez mas, el llamado presidente del empleo, lo único que está haciendo, es dejar a más mexicanos en la pobreza y sin la oportunidad de tener un empleo que los ayude a salir adelante.

Un aspecto importante es que a pesar de que fue una gran marcha, no se registraron disturbios en ningunos de los inmuebles, hubo un operativo de resguardo a la ciudadanía para garantizar su seguridad y en todo momento helicópteros acompañaron la marcha.

Una vez en el Zócalo, los discursos no se hicieron esperar, Andrés Manuel López Obrador, tomó la palabra y mostro su apoyo al Sindicato Mexicano de Electricistas, otros políticos del Partido del Trabajo también mostraron su apoyo y dijeron estar con ellos, también hubo cantos de los sindicatos presentes, la presencia de indígenas fue numerosa.

Al final todos lo contingentes se retiraron en paz y muy ordenados, esto gracias a la gran organización, que siempre estuvo presente, fue una de las mejores marchas que se han registrado, entendiendo que el pueblo no tiene la culpa, si no el gobierno por tomar este tipo de decisiones y no pensar en los demás.

Israel Maya

- Reportero