A UNA LLUVIA DEL DESASTRE

México DF 12 de octubre 2009.- Después de la toma de LFC comienza a mostrarse la incapacidad de CFE ante la infraestructura con la que se manejaba la ya extinta compañía eléctrica; se reportan quejas en Atizapán, Naucalpan, en la delegación Miguel Hidalgo y un municipio en Puebla, por más de 48 hora se mantiene sin funcionamiento la presa de Nuevo Necaxa que abastece a varios puntos del DF, principalmente Coyoacán y Tlalpan. Más allá de preocuparnos por las fallas eléctricas que se harán más presentes en los días siguientes, habrá que ver lo que implica dejar sin funcionamiento una presa de tal magnitud, con el 95 % de su capacidad ocupada, pues la presión que se acumula pronostica posibles tragedias principalmente en Tecolutla, Veracruz debido a futuras inundaciones por la irregular salida de agua que se mantenía en equilibrio con su funcionamiento ante la mano operativa del ex organismo Luz y Fuerza del Centro.

Por cierto ante la demanda laboral, se ofrecen 10 vacantes a los desempleados de LFC en las instalaciones de lo que ahora le pertenece a CFE en Nuevo Necaxa.

por Octavio Zamitiz
- Reportero