ANFETAMINAS

México D.F. 5 de Agosto del 2009.- Las anfetaminas o drogas sintéticas, como algunos las conocen, son realizadas o fabricadas a base de sustancias sintéticas. Las cuales tiene un efecto estimulante, relajan y sensibiliza los sentidos, es parte muy estimulante del sistema nervioso central, al igual que la cocaína, el mate o el café. Se utilizaron mucho en la segunda guerra mundial para lograr un mejor desempeño de las tropas en combate; en la década de los 50 y 60 fueron más utilizadas para suprimir el apetito y el tratamiento de depresiones, es decir, como pastillas para adelgazar.

Las características de las pastillas o de las anfetaminas tienen mucho que ver con tus características personales: personalidad, peso, edad, estado de salud y de ánimo, así como tu experiencia pasada.

Los efectos generales más inmediatos y extraños o diferentes de estas sustancias o medicinas, si así lo quieren ver, son: el aumento del estado de alerta, la energía, la autoconfianza, y la reducción del hambre, cansancio y aburrimiento.

El uso de sustancias psicotrópicas para enfrentar problemas de salud o conflictos de los hombres de las sociedades capitalistas es una tendencia en crecimiento. El cuerpo médico aplica o receta cada vez más productos psicofarmacéuticos que atenúan la fatiga psíquica y física de las masas laborantes, provocada por procesos de trabajo semiautomatizados del capitalismo tardío. El uso de los psicofármacos por los trabajadores aumenta su rendimiento en el trabajo, al tiempo que desarrollan las tareas con aceptación, con placer (Alejandro Gálvez).

De acuerdo con la agencia EFE, los cárteles internacionales obtienen anualmente 64.339 millones de dólares por las ventas a los consumidores en Estados Unidos.

¿Qué más sabemos de estas sustancias?, que son dañinas para la salud o por otro lado son benéficas dependiendo de la postura del consumidor; sólo concluiremos diciendo que este mercado de medicinas artificiales es demasiado extenso en algunos lugares o regiones de este enorme planeta, hay gente que consume este tipo de medicinas sólo para inhibir esas situaciones de soledad, de excesos de energía, de insatisfacción por diversas situaciones que pueden ser ajenas al consumo de ciertas sustancias.

¿Qué nos dicen de estas reuniones dónde los mejores especialistas de la conducta humana hacen o crean nuevas enfermedades? y crean nuevas sustancias y “medicinas artificiales “ para este nuevo trastorno inventado por esos súper genios que sólo recetan medicamentos sin hacer análisis más profundos que los conductuales, ¿por qué no hacer análisis sanguíneos, o de alergias, en lugar de decidir qué nueva droga puede usar un “ paciente” de este sistema que se expone a este tipo de tratamientos?; pero en fin solo hay que mirar al pasado para darnos cuenta que estas enfermedades son nuevas, creadas ¿Para qué? ¿Con qué fin?

Juan Carlos Pérez M.
- Reportero